Semana de 23/09/07

Querido DiãlogoEcolñgico: Quiero dar mi bebé alimentos frescos, orgãnicos, pero no tengo tiempo de hacer sus comidas especiales. éQué opciones existen actualmente?

—Marie L., véa correo electrñnico

Los bebés merecen el mejor comienzo posible en la vida, asé que dandoles alimento nutritivo es un deber, no sñlo para su mejor salud si no para establecer también buenos hãbitos de comer lo mãs pronto posible.

Segün la Uniñn de Consumidores (CU, Consumers Union), editor de la revista Consumer Reports (Informes a los Consumidores), muchas comidas para bebés comerciales, que son hechos de frutas y verduras condensadas, pueden contener concentraciones altas de residuos de pesticida. “Muchos estos pesticidas son tñxicos al cerebro,” dice Philip Landrigan, un profesor de pediatréa y medicina preventiva con la Escuela de Medicina Mount Sinai en la Ciudad de Nueva York. Citando estudios que han ligado la circunferencia mãs pequeña de cabeza e inteligencia reducida en bebés con exposiciñn en el utero a pesticidas consumidos por sus madres, Landrigan dice que es mejor no apostar cuando se trata de la comida de bebés.

Si usted no sirve ya comida orgãnica para bebés, CU sugiere hacer el cambio tan pronto como sea posible. Un estudio de 2005 ordenado por la Agencia de Protecciñn Ambiental (EPA) midiñ los niveles de pesticida en la orina de 23 niños en el estado de Washington antes y después de cambiarse a una dieta orgãnica. Después de cinco déas seguidos en la dieta, las medidas de pesticida cayeron a niveles indetectables y quedaron a ese nivel hasta que se restauraron las dietas convencionales. El estudio concluyñ: “Una dieta orgãnica proporciona un efecto protector dramãtico e inmediato ” contra la exposiciñn a pesticidas.

Afortunadamente para padres concernidos la industria de alimentos orgãnicos estã creciendo rãpidamente, y un resultado de esto es la disponibilidad de un amplio surtido de comidas para bebés orgãnicas en tanto tiendas naturales de alimento y supermercados convencionales. Algünas opciones prominentes en frasco o caja vienen de Gerber Earth's Best, Homemade Baby y otros. Y comidas congeladas de Happy Baby, Plum Organics, Bobo Baby y otros entrantes recientes al mercado, mezclan el sabor e ingredientes buenos, sanos y frescos con la conveniencia. Mediante la utilizaciñn del poder de las temperaturas fréas para mantener sus alimentos frescos permite a estas compañéas evitar el uso de conservantes tradicionales.

Las comidas congeladas de Happy Baby vienen en cubos individuales en sabores como “Bebé Dahl" y "Mama Grain" (Grano de Mamã), una mezcla orgãnica de plãtanos, frijoles y quinoa negros. La quinoa es rica en proteénas de granos integrales y es considerada una proteéna completa porque contiene todos los ocho aminoãcidos esenciales.

Plum Organics ofrece comidas orgãnicas nutritivas instantãneamente congeladas que vienen en tacitas reutilizables de cuatro-onzas en variedades como “Super Verde” (guisantes, espinaca y habichuelas) y “Vegetariano de Lenteja Roja” (papas, zanahorias, maéz y lentejas rojas). El Bobo Baby se especializa en comidas orgãnicas, kosher y sin alérgenicos, congeladas instãntaneamente.

Para padres que prefieren cocinar en vez de abrir frascos o usar microondas, preparar comida para bebés a base de ingredientes orgãnicos frescos no tiene que ser complicado o requerir demasiado tiempo. Fresh Baby vende juegos de cocina, libros de cocina y bandejitas de alimentos para ayudar a los padres a confeccionar y servir comidas de bebés que sean mãs frescas y sanas en sus propias cocinas.

CONTACTOS: Earth Best; Homemade Baby; Happy Baby; Bobo Baby; Plum Organics; Fresh Baby


Querido DiãlogoEcolñgico: éCuãles son las ramificaciones para los litorales alrededor del mundo si se hacen realidad las predicciones acerca de crecientes niveles de mar debido al calentamiento global?

—James Florino, Palm Beach, FL

La crecida del nivel del mar, y la pérdida consecuente de zonas costeras, promete ser uno de los resultados mãs devastadores del calentamiento global. Un informe reciente del Panel Intergubernamental Sobre Cambio de Clima, un grupo de distinguidos cientéficos atmosféricos, pronostica una subida global de nivel del mar entre siete y 23 pulgadas para el año 2100. Ellos preven estos cambios debido a los gases de invernadero que nosotros ya hemos inyectado en la atmñsfera—incluso si empezaramos a reducir esta prãctica ahora. Tales predicciones horribles pero realésticas son basadas en los modelos de computadora que tienen en cuenta el calentamiento y expansiñn del océano, el descongelamiento de capas polares de hielo, y oleadas borrascosas que pueden causar mareas de un pie o mãs.

éQué significa esto para las costas alrededor del mundo? Simplemente que los litorales, especialmente en ãreas bajas, serãn sumergidos—una subida de nivel de mar de menos de media pulgada puede causar una pérdida de costa de mãs de cuatro pies—forzando a los habitantes a cambiar sus hogares, negocios y estilos de vida. Quizãs el ejemplo mãs destacado de este tipo de trastorno estã ya en marcha en Bangladesh, un paés bajo de 140 millones de personas. Segün el Banco Mundial, una agencia internacional de desarrollo y préstamos, la subida de nivel de mar probablemente inundarã hasta un 20 por ciento de la tierra habitable del paés, afectando unos 30 millones de personas que ya viven al borde de la sobrevivencia. Asé también se perderã un tercio de la cosecha de arroz del paés serã, y tesoros naturales como el bosque de mangle de Sundarbans, los que serãn reducidos a apenas una memoria.

Con cerca de un tercio de la poblaciñn mundial residiendo dentro de 60 millas de la costa, y con13 de las 20 ciudades mãs grandes del mundo localizadas en el litoral, la gente se estã preparando para lo peor, mãs allã de lo que podréa acaecer en Bangladesh. Los cientéficos temen esa subida de nivel del mar, especialmente cuando se combina con tempestades intensas, lo que podréa dar un golpe aplastante a ãreas ya devastadas por el tsunami del Océano Indico de 2004. Se espera que China, India y Egipto también experimenten inundaciones serias. Un resultado posible podréa ser una crisis humanitaria con millones de “refugiados del clima” en busca de suelos mãs altos, quizãs a través de fronteras nacionales donde no seréan bienvenidos.

Aqué en los EUA. los cientéficos temen niveles de mar crecientes que podréan poner una rescatada Nueva Orleans bajo agua nuecamente, pero esta vez permanentemente. En Nueva York, hurac

anes mãs fuertes y mãs frecuentes, también gracias al calentamiento global, podréan combinarse con niveles oceãnicos crecientes para poner esencialmente la mayor parte de Manhattan y ãreas de su periferia bajo agua, infligiendo caos inaudito a millones de personas en toda la regiñn. Y en el Area de la Bahéa de San Francisco, segün un informe de la Comisiñn de Desarrollo y Conservaciñn de la Bahéa y resumido en un artéculo en el San Francisco Chronicle en febrero 2007, la instalaciñn de tratamiento de agua residual de San Francisco en Islais Creek y tanto los aeropuertos de San Francisco y Oakland podréan terminar bajo agua.

Con los cientéficos inciertos acerca de la magnitud de la anticipada subida del nivel del mar, los funcionarios municipales trabajan para preparar sus ciudades en diversas maneras, inclusive playas “nutritivas” con arena adicional y la construcciñn de capas superpuestas de diques y malecones. Pero los ingenieros advierten que los presupuestos municipales ya estirados al mãximo no tienen espacio para los costos asombrosos que representaréa reforzar ciudades enteras contra la subida del nivel del mar, asé es que los planificadores estarãn obligados a escoger para idealmente evitar el desastre. Para el resto de nosotros, quizãs sea el momento ideal para vender la propiedad de vaciones situada a orillas del mar, que ha crecido tanto en valor en los ültimos años.

CONTACTOS: Intergovernmental Panel on Climate Change; World Bank-Bangladesh