Semana de 5/9/10

Querido DiãlogoEcolñgico: éCuãl es la diferencia entre el salmñn cultivado y el salmñn salvaje cuando se trata de la salud ambiental y humana?

—Greg Diamond, Nashville, TN

La agricultura del salmñn, que implica salmñn cultivado en contenedores colocados bajo agua cerca de la costa, empezñ en Noruega unos 50 años atrãs y desde entonces se ha popularizado en EEUU, Irlanda, Canadã, Chile y el Reino Unido. Debido a la caéda dramãtica de las poblaciones de peces salvajes debido a la sobrepesca, muchos expertos ven la agricultura del salmñn y otros peces como el futuro de la industria. Por otro lado, muchos defensores de los oceãnos y biñlogos marinos temen tal futuro, citando implicaciones serias de salud y ecolñgicas con la llamada “piscicultura”.

George Mateljan, el fundador de Health Valley Foods, dice que el pez cultivado es “bastante inferior” a sus contrapartes salvajes. “A pesar de ser un pez mucho mãs adiposo el cultivado proporciona menos grasas omega 3 beneficiosas que el pez salvaje,” dice. En efecto, el Departamento de Agricultura de EEUU confirma que el contenido de materia grasa del salmñn cultivado estã en el 30-35 por ciento por peso, mientras que el contenido de materia grasa de los salmones salvajes es un 20 por ciento mãs bajo, aunque con un contenido proteénico aproximadamente 20 por ciento mãs alto. Y los peces cultivados contienen cantidades mãs altas de grasas omega 6, que estimulan inflamaciones en vez de la preponderancia de omega 3s mãs sanas que se ven en los peces salvajes.

“Debido a las condiciones de los corrales de engorde de la piscicultura, los peces cultivados son empapados en antibiñticos y expuestos a pesticidas mãs concentrados que sus parientes salvajes,” reportea Mateljan. Agrega que el salmñn cultivado recibe un tinte de color salmñn en su comida “sin el cual su carne seréa de un color gris poco apetitoso”.

Defensores de los oceános querrían ver el fin de las piscicultura y en vez de eso dedicar recursos a revivir las poblaciones de peces salvajes. FOTO: Una operación de acuacultura en Chile.
© Sam Beebe, EcoTrust

Algunos defensores de la acuacultura afirman que la piscicultura alivia presiones sobre las poblaciones de peces salvajes, pero la mayoréa de los defensores de los océanos no estãn de acuerdo. A saber, un estudio de la Academia Nacional de Ciencias encontrñ que piojos de mar de las operaciones de piscicultura mataron hasta un 95 por ciento de los salmones salvajes juveniles que pasaron cerca de ellos durante su migraciñn. Y dos otros estudios—uno en Canadã occidental y el otro en Inglaterra—encontrñ que el salmñn cultivado acumula mãs PCBs y dioxinas cancerégenas que el salmñn salvaje debido a pesticidas que circulan en el océano y que son absorbidos por las sardinas, anchoas y otro pescados que son molidos y servidos como comida en las piscifactoréas. Una inspecciñn reciente de mercados de EEUU encontrñ que el salmñn cultivado contiene tépicamente 16 veces las PCBs encontrados en el salmñn salvaje; otros estudios en Canadã, Irlanda y Gran Bretaña llegaron a conclusiones semejantes.

Otro problema con piscifactoréas es el uso liberal de drogas y antibiñticos para controlar estallidos bacterianos y parãsitos. Estas sustancias quémicas principalmente sintéticas se esparcen por los ecosistemas marinos sñlo mediante las columnas de agua asé como las heces de peces. Ademãs, millones de peces cultivados se escapan anualmente alrededor del mundo y se mezclan con poblaciones salvajes, esparciendo asé contaminantes y enfermedades.

Los protectores del océano querréan terminar la piscicultura y en su lugar asignar recursos a la revitalizaciñn de poblaciones de peces salvajes. Pero dado el tamaño de la industria, mejorar las condiciones actuales seréan un comienzo. El distinguido ecologista canadiense David Suzuki dice que las operaciones de acuacultura podréan utilizar sistemas completamente encerrados que atrapan los desecho y no permiten el escape de peces cultivados al océano virgen. En cuanto a lo que los consumidores pueden hacer, Suzuki recomienda comprar sñlo salmñn salvaje y otros peces. Whole Foods y otras cadenas de alimentos y tiendas naturales, asé como restaurantes preocupados por el tema, almacenarãn salmñn salvaje de Alaska y de otras partes.

CONTACTOS: Health Valley Foods; USDA; David Suzuki Foundation.


Querido DiãlogoEcolñgico: He estado oyendo mucho acerca del gran kilometraje de los Volkswagens que utilizan gasñleo. Pero, ées mejor para el ambiente utilizar diesel o gasolina sin plomo?

—K. Cronk, Bay City, MI

En el pasado, el gasóleo fue siempre considerado más sucio que la gasolina. Pero nuevas normas que regulan el contenido de azufre y tecnología perfeccionada en motores diesel han hecho al diesel más favorable al ambiente. IMAGEN: Un Volkswagen Jetta 2009 RDI Clean Diesel.
© Chris Luckhardt, courtesy Flickr

En el pasado, el gasñleo siempre fue considerado mãs sucio que la gasolina. Pero nuevos estãndares que regulan el contenido de azufre y la tecnologéa perfeccionada en los motores diesel han hecho al diesel un poco mãs bondadoso con el ambiente. Muchos ecologistas ahora recomiendan a los diesels como una alternativa viable y preferible a la gasolina sin plomo regular.

Dñnde el gasñleo realmente se distingue con respecto a la gasolina es en su mejor economéa de combustible gracias a su “densidad mãs alta de energéa”: El diesel contiene mãs potencia por litro que la gasolina. Los motores diesel de hoy tienen entre 20-40 por ciento mejor economéa de combustible que sus contrapartes de gasolina, lo que algunos dicen mãs que compensa el hecho que ellos también producen aproximadamente 15 por ciento mãs gases invernaderos. Esta eficiencia mayor significa que los motores diesel emiten menos monñxido de carbono y biñxido de carbono y menos hidrocarburos que los motores de gasolina.

La desventaja del diesel es que emite cantidades mãs grandes de compuestos de nitrñgeno y particulados (hollén) que pueden causar problemas respiratorios e incluso cãncer. La California Air Resources Board (CARB) [Direcciñn de Recursos del Aire de California] atribuye 70 por ciento de riesgo del cãncer de ese estado a toxinas suspendidas en el aire y al hollén de coches y camiones diesel. A través del paés, diversos estudios han mostrado un aumento en mortalidad de un 26 por ciento para los que residen en ãreas contaminadas con hollén.

Pero el lado problemãtico de los diesel se estã aligerando gracias a nuevas tecnologéas como el sistema sistema BlueTEC de Mercedes-Benz (ahora utilizado en muchos VW, Audi y modelos diesel de Chrysler) que filtra partéculas y mejora el rendimiento del motor. The Diesel Technology Forum (DTF) [El Foro Sobre Tecnologéa Diesel], una asociaciñn comercial de fabricantes de coches, constructores de motores y distribuidores de petrñleo, reporta que las tecnologéas ahora comünmente en uso en los nuevos motores diesel reducen el escape de particulados por el tubo de escape hasta un 90 por ciento, y los ñxidos de nitrñgeno por en un 50 por ciento comparado con los motores diesel usados sñlo una década atrãs.

“La industria ha dado grandes pasos para desarrollar en los ültimos años sistemas diesel qu

e son mãs limpios y mãs eficientes que nunca,” informa DTF. “Gracias a motores modernos, gracias a combustibles que se queman mãs limpios, gracias a sistemas efectivos de control de emisiones, y gracias a los adelantos en el sistema de inyecciñn, tomaréa 60 camiones vendidos hoy para igualar las emisiones de hollén de solamente uno en 1988”. Los datos de la Agencia de Protecciñn del Medio Ambiente de EEUU (EPA) demuestran que los niveles de particulados diesel en suspensiñn cayeron mãs de 37 por ciento durante los años noventa.

Mientras tanto, mejorando continuamente los estãndares de eficiencia de combustible en la Uniñn Europea (donde la mayoréa de los nuevos coches comprados en muchos paéses miembros utilizan gasñleo) fuerzan a los fabricantes de coches alrededor del mundo a diseñar vehéculos menos contaminantes y de combustible mãs eficiente. Después de todo, no tiene sentido perfeccionar motores para una regiñn con estãndares altos y otro para ãreas con reglamentos menos rigurosos. Otro beneficio ecolñgico de los motores diesel es su capacidad de funcionar con biodiesel derivado de plantas en vez de diesel basado en petrñleo. Y en el futuro prñximo los consumidores podrãn examinar los nuevos coches hébridos dieseleléctricos que estãn ahora en los tableros de diseño de muchos fabricantes de automñviles prominentes alrededor del mundo. Por ahora, los consumidores interesados en comprar un coche nuevo o usado—diesel o no—pueden ver como se perfilan diferentes modelos en lo que respecta a eficiencia y emisiones en el sitio web FuelEconomy.gov, un esfuerzo conjunto de la EPA y el Departamento de Energéa de EEUU.

CONTACTOS: CARB; Mercedes-Benz" BlueTEC; Diesel Technology Forum; FuelEconomy.gov.

DiãlogoEcolñgico (EarthTalk) es ahora un libro! Mãs detalles e informaciñn en: www.emagazine.com/earthtalkbook.