Semana del 04/03/2007

Querido DiãlogoEcolñgico: Las fuentes alternativas de energéa como el viento, hidrñgeno y los biocombustibles estãn atrayendo un montñn de atenciñn en estos momentos, pero que hay de los intentos de generar electricidad de las olas marinas?

—Tina Cook, Naples, FL

Como lo sabe cualquier surfista, las corrientes marinas oceãnicas tienen enorme poderéo. De modo que épor qué no tendréa sentido aprovechar toda esa formidable energéa, que no es muy diferente de la fluvial que potencializa las presas hidroeléctricas o del viento que impulsa las turbinas de viento, para conseguir electricidad?

El concepto es simple, indica John Lienhard, un profesor de energéa mecãnica con la Universidad de Houston: "Todos los déas la atracciñn gravitacional de la luna lanza innumerables toneladas de agua dentro, digamos, del East River o la Bay of Fundy. Cuando el agua se retira de nuevo al oceano, su energéa se disipa y, si no la utilizamos, sencillamente se pierde". Segün Energy Quest, una website educacional de la Comisiñn de Electricidad de California, la energéa oceãnica puede ser aprovechada en tres maneras bãsicas: usando energéa de ondas; usando energéa de mareas; y usando variaciones de la temperatura del agua oceãnica en un proceso llamado "conversiñn de energéa térmica oceãnica" (OTEC, por sus siglas en inglés).

Aprovechando el potencial de las olas y ondas marinas, se puede utilizar el movimiento de vaivén y de arriba a abajo, por ejemplo, para forzar aire adentro y afuera de una cãmara para empujar un pistñn o hacer girar una turbina que puede potenciar un generador. Algunos sistemas en operaciñn actual producen electricidad para faros pequeños y boyas de alerta. Aprovechando la energéa de las mareas, por otro lado, involucra atrapar el agua en marea alta, captando su energéa a medida que cambia a marea baja. Esto es parecido a la manera en que el agua hace funcionar las presas hidroeléctricas. En estos momentos, algunas instalaciones grandes en Canadã y Francia generan electricidad suficiente para proveer energéa a miles de residencias.

Un sistema tipo OTEC usa diferencias de temperatura entre las aguas profundas y de la superficie para extraer energéa del flujo de calor entre las dos. Una estaciñn experimental en Hawaii espera desarrollar la tecnologéa y algün déa producir grandes cantidades de electricidad comparables en costo a las tecnologéas convencionales de producciñn de electricidad.

Los proponentes señalan que la energéa oceãnica es pereferible al viento porque las mareas son constantes y predicibles y que la densidad natural del agua requiere menos turbinas que las requeridas para producir la misma cantidad de energéa eñlica. Sin embargo, dada la dificultad y costo de construir colectores de mareas en el mar mismo y de transferir la energéa a tierra firme, las tecnologéas oceãnicas son todavéa jñvenes y en gran parte experimentales. Pero a medida que la industria madura, los costos caerãn y algunos expertos opinan que el océano podréa suministrar casi dos por ciento de las necesidades energéticas de los EUA.

Varias compañéas trabajan en la actualidad en las tecnologéas mãs avanzadas de energéa oceãnica. La Ocean Power Delivery Ltd. de Escocia, tiene un sistema de ondas marinas llamado Pelamis que espera instalar en aguas del litoral de California en la costa central del estado que es azotada fuertemente por olas. Y la Aqua Energy de Seattle, Washington, tiene instalaciones en el litoral de Oregñn, Washington y Columbia Britãnica, y estã en conversaciones con compañéas de electricidad para proveer cientos de megavatios de energéa oceãnica en la prñxima década.

Algunos pioneros de energéa mareãtica estãn también trabajando duro en la costa oriental de EUA. La New Hampshire Tidal Energy Company estã desarrollando energéa de mareas en el Réo Piscataqua entre New Hampshire y Maine. Y una compañéa llamada Verdant Power provee Long Island City, New York con electricidad mediante turbinas mareãticas fluviales y ha comenzado la instalaciñn de sistemas de energéa mareãtica en el Réo Este de la ciudad de Nueva York.

CONTACTOS: Ocean Power Delivery Ltd; Aqua Energy (Finavera Renewables); Verdant Power


Querido DiãlogoEcolñgico: Se ha prestado mucha atenciñn al diseño de autos "ecolñgicos" pero, ése ha hecho lo mismo con las embarcaciones de placer?

—Brita B., via e-mail

Los EUA han regulado la economéa de combustible y emisiones en automñviles y camiones por décadas pero empezñ tarde a atender problemas similares en relaciñn a navéos de placer y transporte ligero. En 1996, sin embargo, reconociendo el problema creciente de la poluciñn causada por motores marinos, la Agencia de Protecciñn Ambiental (EPA) aprobñ nuevos reglamentos para "crear una nueva generaciñn de motores marinos con tecnologéa mãs limpia y ofreciendo mejor rendimiento a los dueños de embarcaciones".

Incluso pequeñas cantidades de combustible y gases de escape emitidos por los botes pueden perturbar el equilibrio de los nutrientes, oxégeno y agua pura en tanto ecosistemas marinos como de agua dulce. De hecho, el efecto acumulado de millones de embarcaciones a motor ineficientes en nuestras véas acuãticas ha sido horrorosamente destructivo de la vida marina y de los suministros de agua. Bajo las nuevas ordenanzas de la EPA, a ser puestas en efecto en los prñximos 30 años (!) los nuevos motores marinos quemarãn bencina en forma mucho mãs eficiente y generarãn mucha menos contaminaciñn que la mayoréa de los modelos en circulaciñn actual.

Segün la EPA, los motores tradicionales marinos de dos tiempos desperdician sustanciales cantidades de gasolina y petrñleo, despilfarrando hasta un 30 por ciento de su combustible en el agua y aire ya sea como combustible no quemado o parcialmente quemado. En el agua, los hidrocarburos no quemados aumentan la concentraciñn de bencinas, éter de metilo terciãrico butélico (MBTE) y otras sustancias tñxicas que ensucian los ecosistemas acuãticos. En el aire, ayudan a formar smog, el que causa una serie de problems de salud y perturba la visibilidad en todas partes de las ciudades a nuestros parques nacionales.

Los interesados en comprar un bote hoy deberéan elegir uno de cuatro tiempos o de dos tiempos con inyecciñn de alimentaciñn directa (DFI). Estos polucionan alrededor de 75 por ciento menos que sus predecesores tradicionales y usan hasta 50 por ciento menos en gasolina y aceite. Cuestan mãs que los motores tardicionales de dos tiempos, pero los dueños pronto recuperan la diferencia en ahorros de combustible y aceites. También son mãs fãciles de arrancar y hacen menos r

uido.

También nuevas generaciones de motores eléctricos estãn apareciendo en el mercado, las que prometen reducir la poluciñn en forma dramãtica si se adoptan en forma generalizada. Botes de madera de recreaciñn y deportes estãn ahora disponibles con motores eléctricos que son bastante comparables a los motores tradicionales en rendimiento y apariencia. También no polucionan, son silenciosos y pueden operar donde no se permite motores a gasolina. Algunos de los principales fabricantes incluyen Beckman, Budsin, Cobalt Marine, Electric Launch, Duffy, Electracraft, Griffin Leisure, Pender Harbour y Spincraft.

El ünico problema es que la energéa de las bateréas de los botes eléctricos probablemente proviene de una planta de electricidad a carbñn que vomita mercurio, diñxido de carbono y otros contaminantes a los cielos y véas acuãticas. Un puñado de fabricantes—tales como Australia's Solar Sailor y Tamarack Lake de Canadã—ahora hacen embarcaciones eléctricas a energéa solar, o con apoyo de paneles solares para ayudar a sobrepasar los obstãculos ambientales.

Desde luego, la fuente fundamental de energéa para cualquier actividad recreacional es el esfuerzo corporal. Pero para os que necesitan mãs que una canoa o un kayak para andar por ahé, los botes hébridos de Nauticraft emplean pedaleo humano para aumentar la potencia de sus pequeños motores eléctricos. Y la "Bicicleta Trasbordadora" italiana pone un nuevo cariz en los botes a pedal: Los dueños pueden pegar dos pontones inflables a sus biciletas de montaña y a continuaciñn pueden pedalear por todos lados en sus lagos locales o bahéas.

CONTACTOS: EPA: Shipshape Shores and Waters: A Handbook for Marina Operators and Recreational Boaters