Semana del 08/06/2008

Querido DiãlogoEcolñgico: “Fotos recientes de NASA han mostrado la apertura del Paso del Noroeste y que un tercio del hielo marino del ãrtico se ha derretido en décadas recientes.”éEs que por consiguiente los niveles del mar estãn comenzando ya a levantarse, y en la afirmativa, qué efectos podemos esperar?

—Dudley Robinson, Irlanda

Los investigadores se asombraron cuando, en el otoño de 2007, descubrieron que los bancos de hielos flotantes a lo largo del Océano ãrtico habéan perdido un 20 por ciento de su masa en apenas dos años, fijando un nuevo récord de pérdidas desde que las imãgenes basadas en satélites comenzaron a documentar la regiñn en 1978. Sin ninguna acciñn para detener los efectos del cambio climãtico, algunos cientéficos creen que, a ese paso, todo el hielo permanente del ãrtico se podréa derretir para el año 2030.

Esta reducciñn masiva ha permitido que se abra una pista sin hielo a través del Paso del Noroeste legendario a lo largo de Canadã, Alaska y Groenlandia septentrional. Aunque la industria naviera—que ahora tiene acceso mãs fãcil por el norte entre el oceãno Atlãntico y Pacéfico—puede estar celebrando este fenñmeno "natural", los cientéficos estãn preocupados acerca del impacto que la subida resultante del nivel del mar tendrã en todo el mundo.

“Segün el Panel Intergubernamental Sobre el Cambio de Clima, compuesto de distinguidos cientéficos dedicados al clima, los niveles del mar han crecido unos 3,1 milémetros por año desde 1993. Y el Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente predice que, para el año 2010, un 80 por ciento de la gente vivirã dentro de 100 kilñmetros de la costa, con aproximadamente un 40 por ciento dentro de 60 km del litoral.”

Un iceberg en el litoral antártico. Según Robin Bell del Instituto Geológico de la Universidad de Columbia, si desapareciera la capa de hielo de la Antártica Occidental, el nivel del mar se alzaría casi 7 metros; el hielo en las capas congeladas de Groenlandia podría añadir 8 metros a eso; y las capas de hielo de la Antártica Oriental podrían agregar otros 55 metros al nivel de los oceános.
© Getty Images

El World Wildlife Fund (WWF) informa, por su parte, que las naciones isleñas de baja topograféa, especialmente en regiones ecuatoriales, han sido golpeadas extremadamente fuerte por este fenñmeno, y algunas se ven amenazadas con la desapariciñn total. Los mares crecidos ya se han tragado dos islas deshabitadas en el Pacéfico central. En Samoa, millares de residentes se han trasladado a tierras mãs altas a medida que la playa se ha retirado hasta 55 metros. Y los isleños en Tuvalu estãn luchando para encontrar nuevos hogares pues la intrusiñn del agua salada ha hecho su agua subterrãnea no bebible mientras que los huracanes cada vez mãs fuertes y las grandes mareas del océano han devastado estructuras a lo largo de la costa.

El WWF dice que los mares en alza a través de las regiones tropicales y subtropicales del mundo han inundado los ecosistemas costeros, diezmando las plantas y fauna locales. En Bangladesh y Tailandia, los bosques de manglares costeros—importantes defensas contra tormentas y mareas fuertes—estãn dando paso al océano.

Desafortunadamente, incluso si contuviésemos las emisiones del calentamiento del planeta hoy mismo, es probable que estos problemas empeorasen aun mãs antes de que mejorase la situaciñn. Segün el geofésico marino Robin Bell, con el Instituto Geolñgico de la Universidad de Columbia, los niveles del mar aumentan cerca de 1/16" cada vez que se derriten 150 millas cübicas de hielo en uno de los polos.

"Puede que esto no suene como muy problemãtico, pero se debe considerar el volumen de hielo almacenado en estos momentos en las tres capas de hielo mãs grandes del planeta," ella escribe en un nümero reciente de la revista Scientific American.. "Si desapareciese la capa de hielo antãrtica occidental, el nivel del mar se levantaréa casi 7 metros; el hielo en la capa de hielo de Groenlandia podéa agregar 8 metros a éso; y la capa de hielo antãrtica oriental podéa agregar otros 55 metros mãs al nivel de los océanos del mundo: mãs de 70 metros en total." Bell subraya la severidad de la situaciñn precisando que la famosa Estatua de la Libertad de 49 metros de alto podréa estar totalmente sumergida dentro de unas meras décadas.

CONTACTOS: Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC); World Wildlife Fund (WWF); Earth Institute at Columbia University


Querido DiãlogoEcolñgico: éQué estã disponible ahora en cortacéspedeses que sean menos dañinos al ambiente? Mi patio es demasiado grande para uno de ésos cortacéspedes de "carrete", y yo no soy mãs un mozalbete, asé que tengo que comprar algo que no funcione solamente a base de energéa humana. éSugerencias?

—Joel Klein, Albany, NY

Para los que están dispuestos a probar los cortacéspedes eléctricos, existe ahora una gran variedad de modelos hechos por Black & Decker, Craftsman, Homelite, Neuton, Remington y Worx. La imagen es del más avanzado modelo de Neuton, el Cortacésped 6.2 accionado a batería.
© Neuton Power

Segün la Agencia de Protecciñn Ambiental de los E.E.U.U. (EPA), los cortacéspedeses de gas tradicionales son por lo menos una molestia püblica. Usar uno de ellos por sñlo una hora genera tantos agentes contaminadores aerotransportados orgãnicos volãtiles (que se sabe agravan los problemas respiratorios y cardiovasculares humanos) como conducir un coche tépico por 350 millas. El EPA estima que, con unos 54 millones de americanos segando sus céspedes cada semana, las emisiones de cortacéspedes de gas contribuyen hasta cinco por ciento de la contaminaciñn atmosférica total de la naciñn. Ademãs de éso, los dueños de casa derraman unos 17 millones de galones de gasolina cada año sencillamente en el acto de reaprovisionar sus cortacéspedeses de combustible.

éDe modo que cuãl es la opciñn de un dueño de casa deseoso de ayudar al ambiente? Electrificarse, por supuesto!

Los cortacéspedes eléctricos, que se enchufan en un enchufe de pared véa un cordñn largo, o funcionan a base de bateréas cargadas en la red de electricidad, no crean ninguna emisiñn de escape y funcionan mucho mãs limpiamente que sus contrapartes a gas. También necesitan menos mantenimiento, sin tener que preocuparse de bujéas o correas, y son mãs fãciles de utilizar, pues tienden a ser mãs pequeñas y a venir con arrancadores de botñn. Pero la mayor gracia podréa ser el hecho de que los cortacéspedes eléctricos son mãs baratos de operar, usando tanta electricidad como una tostadora ordinaria. La mayoréa de los dueños de cortacéspedes eléctricos gastan cerca de $5 por año en electricidad para mantener sus céspedes en forma impecable. La entidad no commercial Electric Power Research Institute reporta que substituyendo la mitad de los 1,3 millones de cortacéspedes a gas en los E.E.U.U. con modelos eléctricos ahorraréa en emisiones la cantidad equivalente de retirar dos millones de coches de la carretera.

Pero abrazar el modelo eléctrico tiene algunos problemitas de menor importancia. Los cortacéspedes eléctricos tienden a costar hasta $150 mãs que sus contrapartes de gas, y las variedades enchufables pueden alcanzar solamente 30 metros del enchufe mãs cercano sin u

na cuerda de extensiñn. Y los modelos sin cordñn duran solamente 30-60 minutos con una carga, dependiendo del tamaño y tipo de la bateréa, aunque 30-60 minutos es mãs que suficiente para un césped medio (sencillamente acuérdese de recargarlo para el siguiente corte).

Y, por supuesto, sñlo porque los cortacéspedes eléctricos no consumen combustibles fñsiles o arrojan emisiones nocivas no significa que sean totalmente "ecolñgicos". La mayoréa de la gente deriva su electricidad de las centrales eléctricas a carbñn, la mãs sucia de todas las fuentes de energéa. Por supuesto, operar un cortacéspedes eléctrico con electricidad generada de fuentes limpias y reanudables (solares, viento o energéa hidrãulica) seréa la "mãs verde de todas las posibilidades," y es possible que esos déas se materialicen pronto.

Para los que ya estãn listos a abrazar los cortacéspedes eléctricos, el sitio web Greener Choices, un proyecto de Consumer Reports, da buenas notas a los modelos con cordon y a bateréa de Black & Decker ($230 y $400 respectivamente) por su eficacia, confiabilidad y facilidad de empleo. Los modelos a cordñn de Worx y de Homelite (ambos alrededor $200) también fueron bien catalogados, junto con ofertas sin cuerda de Craftsman, Homelite, Remington y Neuton ($300-450).

CONTACTOS: Black & Decker; Remington; Homelite; Worx; Neuton; Greener Choices