Semana del 16/04/2006

Querido DiãlogoEcolñgico: El Presidente Bush acaba de reemplazar al Secretario del Interior Gale Norton, quien renunciñ, con el Gobernador de Idaho Dirk Kempthorne. éCuãl fue el legado de Norton y qué podemos esperar de parte de su sucesor?

—Kiernan Romano, Ronkonkoma, NY

El Departamento del Interior es uno de 20 individuos y departamentos, incluyendo el vicepresidente y el Departamento de Defensa, Justicia, Educaciñn, Trabajo, el recientemente creado Departamento de Seguridad Interna y otros, que constituyen el Gabinete presidencial. El Departamento del Interior estã encargado de proteger y conservar—en el interés del püblico norteamericano—nuestras tierras, aguas, energéa y recursos minerales, asé como los recursos de pesca y fauna de la naciñn.

Segün la Casa Blanca, Gale Norton, la primera mujer a dirigir el Departamento del Interior, resultñ un éxito notable en este puesto de gran importancia, que ella ocupñ por seis años. Al aceptar su renuncia en marzo, el Presidente Bush la alabñ por su iniciativa de proteger a ciertas comunidades de incendios catastrñficos naturales. Bush también indicñ a los periodistas que ella habéa liderado los esfuerzos para restablecer la producciñn de energéa costa afuera tras el huracãn Katrina, elogiãndola como una "defensora acérrima de la utilizaciñn sabia y la protecciñn de los recursos naturales de nuestra naciñn".

Pero el legado de Norton no impresiona demasiado a muchos ecologistas. Primero, ella se puso a la vanguardia de los esfuerzos (hasta aün sin éxito) para abrir el Refugio Nacional Artico de Alaska a la explotaciñn petroléfera, una acciñn que los dirigentes ambientalistas denuncian como nefasta ya que se lograréa sacar poco petrñleo en relaciñn a las grandes ganancias que las compañéas petroléferas—ya tan enriquecidas—terminaréan añadiendo a sus cofres. Norton también abriñ mãs tierras federales por todo el Oeste norteamericano a las perforaciones petroléferas y la mineréa que cualquier otro Secretario del Interior antes de ella. Los créticos también señalan que sus esfuerzos de protecciñn contra los incendios forestales naturales, a través del talaje selectivo de areas boscosas, fueron mãs bien una movida solapada para entregar bosques que de otra manera habréan estado protegidos a la explotaciñn maderera.

El New York Times llamñ a Norton, "uno de los miembros clave del equipo Bush en los esfuerzos de esta administraciñn para explotar recursos naturales en tierras federales". Por su parte, la League of Conservation Voters – LCV (Liga de Votantes por la Conservaciñn de Recursos), en su declaraciñn oficial comentando sobre la renuncia de Norton, señalñ que, "la decision de Gale Norton de dejar el Departamento del Interior ofrece al Presidente Bush la oportunidad de nombrar un reemplazante que crea sinceramente que
los Estados Unidos sufren de una adicciñn al petrñleo, y que esté dispuesto a crear poléticas que ayuden a esta naciñn a liquidar esta adicciñn. El Nuevo Secretario debe entender que nuestro patrimonio nacional debe ser protegido y no explotado por ganancias pasajeras
y que las tierras püblicas de los Estados Unidos no estãn para ser rematadas al mejor postor".

Pero para los que estãn felices de ver partir a Norton, la llegada de Dirk Kempthorne no serã un buen consuelo. "Como Gobernador de Idaho, Kempthorne se puso al frente de la carga para anular la protecciñn a 60 millones de acres de los ültimos bosques salvajes de América y este mismo individuo también ha luchado contra la protecciñn de los osos y el salmñn en su estado de origen", señala Todd True, del grupo sin fines de lucro Earthjustice. Y Chuck Clusen, un alto analista de poléticas gubernamentales afiliado con el Natural Resources Defense Council (Consejo de Defensa de los Recursos Naturales), llamñ a Kempthorne, "Gale Norton con pantalones", agregando: "El Presidente Bush no podréa haber hecho una decision mãs anti-ecolñgica para su nuevo Secretario del Interior. Podemos estar seguros que Dirk Kempthorne continuarã la polética de esta administraciñn de "taladrar primero y preguntar después" con respecto a la cuestiñn del manejo de las tierras püblicas".

Kempthorne acumulñ un record ambiental desastroso durante sus seis años en el Senado en los años 90, manteniendo un "0" en el marcador legislativo de la LCV en todos los años que sirviñ en ese precinto, a excepciñn de uno, en que alcanzñ un "6" de un puntaje posible de 100.

CONTACTOS: Earthjustice; U.S. Department of Interior (Departamento del Interior)


Querido DiãlogoEcolñgico: éExisten alternativas no dañinas al uso de sustancias quémicas como Roundup para eliminar las malezas?

—Wyatt Walley, Needham, MA

El ingrediente activo en el producto de Monsanto Roundup, el glifosato, es una toxina bien conocida. Es por eso que resulta tan efectivo en la eliminaciñn de malezas diféciles de controlar. De hecho, el glifosato es el pesticida mãs usado en los Estados Unidos, y la Agencia de Protecciñn al Ambiente (EPA) estima que se consume anualmente mãs de cinco millones de libras de esta sustancia en los patios y jardines de la naciñn.

Segün Caroline Cox , una cientéfica de planta con la Northwest Coalition for Alternatives to Pesticides- NCAP (Coaliciñn del Noroeste para Alternativas a los Pesticidas), los jardineros no usaréan Roundup si supieran todos los problemas que se atribuyen a su uso. Por ejemplo, ingiriendo aproximadamente tres cuartos de taza puede resultar letal. Y los séntomas del contacto casual pueden incluir la irritaciñn de los ojos y la piel, la congestion pulmonar, y la erosiñn del canal digestivo. El Roundup de Monsanto también ha sido relacionado con aspectos cancerégenos, los malpartos, y el daño genético en los seres humanos, de modo que no es sorpresa que la NCAP y otras organizaciones estén buscando alternativas sin tantos peligros. Desde el punto de vista ambiental, se cree que el producto estã implicado en daños al sistema de inmunidad en los peces y perturbaciones reproductivas en especies anfibias.

Durante un peréodo reciente de estudio que cubriñ ocho años en California, el glifosato emergiñ como la tercera causa mãs comün de enfermedades relacionadas con el uso de pesticidas. Y cientéficos del Instituto Nacional del Cãncer y tres prominentes centros médicos han demostrado que el uso de herbicidas a base de glifosato por parte de agricultores del mediooeste de los Estados Unidos parece estar asociado con muchos casos de linfoma no-Hodgkins. Roundup también contiene otros ingredientes no activos cuyo contacto puede resultar en nausea, diarrea, neumonéa quémica, laringitis, y dolores de cabeza sev

eros.

Felizmente, reporta Cox, "Existen soluciones efectivas sin pesticidas a los problemas de las malezas en nuestros patios o jardines". Por ejemplo, las capas de hierba a base de astillas, la paja, pedacitos de pasto, o la corteza hecha trizas pueden utilizarse para evitar que germinen las malezas. Sencillamente, al evitar que la luz alcance las malezas, una capa gruesa de hierba inhibe en forma natural el crecimiento de la clorofila que es el medio vital de las malezas proliferantes.

Cox añade que el mantener un suelo sano y bien aireado es esencial para un programa de control de malezas sin sustancias quémicas, y sugiere usar fertilizantes orgãnicos donde se necesite. El pasto mãs largo, entre 2,5 y 7,5 cm, también ayuda a controlar las malas hierbas sin usar asuntos quémicos. Cuando se presentan las malezas, de todos modos, Cox recomienda herramientas de supresiñn no quémicas como los azadones, los recortadores de cuerda, los sacadores de malezas, los desmalezadores a llama, o las desmalezadores de calor radiante. Los criaderos locales orgãnicos de plantas pueden ayudarle a decidir que técnicas resultarãn mãs apropiadas para su zona.

Un beneficio adicional de terminar con el hãbito del Roundup podréa ser el florecimiento de plantas benéficas, los hongos, orugas y gusanitos en su patio. Debido al hecho que Roundup es tñxico para una gama amplia de importantes reforzadores ecolñgicos como las mariquitas, los escarabajos, las lombrices y los hongos, prescindir del Roundup ayuda a revitalizar estas especies, cuya acciñn sirve para airear la tierra y controlar las plagas virulentas en forma natural.

CONTACTOS: Northwest Coalition for Alternatives to Pesticides (NCAP) Healthier Homes and Gardens Program