Semana del 16/5/10

Querido DiãlogoEcolñgico: éComprendo que hay un problema con el herbicida Atrazine que aparece en cantidades peligrosas en el agua potable, en su mayor parte a través del EEUU central. éPor qué esta ocurriendo esto y qué se estã haciendo acerca de ello?

—Marcus Gerde, Spokane, WA

El Atrazine es un herbicida utilizado extensamente a través de EEUU y otra partes para controlar malezas frondosas y pastosas en operaciones agrécolas de gran escala que cultivan maéz, sorgo, caña de azücar y otros alimentos. Aunque su uso es acreditado con rendimientos agrécolas crecientes hasta de seis por ciento, hay un lado siniestro. El Natural Resources Defense Council (NRDC) [Consejo Defensa de Recursos Naturales] informa que se ha demostrado que la exposiciñn al Atrazine daña los sistemas reproductores de anfibios y maméferos, y ha sido ligado al cãncer en tanto animales de laboratorio como humanos. Ranas macho expuestas a dosis pequeñésimas de Atrazine pueden desarrollar caracterésticas de sexo femenino, inclusive el hermafroditismo y la presencia de huevos en los testes. Los investigadores sospechan que estos efectos son amplificados cuando Atrazine y otras sustancias quémicas agrécolas perjudiciales se emplean juntos.

El uso amplio de Atrazine hace su impacto mucho mãs espantoso. El NRDC informa que este es el pesticida o herbicida mãs comünmente detectado en las aguas de EEUU, con niveles mãs altos encontrados en Indiana, Missouri y Nebraska. El Sudeste también encara problemas de sobrecarga de Atrazine. Lo que fastidia a muchos defensores de la salud püblica es que, aunque estudio tras estudio ha implicado al Atrazine en una lista larga de problemas de salud y ambientales, la Agencia de Protecciñn del Medio Ambiente de EEUU (EPA) todavéa permite a las granjas aplicar 34 millones de kg de esta sustancia cada año. La Uniñn Europea prohibiñ el Atrazine en 2004 debido a la contaminaciñn persistente de sus aguas subterrãneas.

Los créticos de la EPA acusan a la agencia de vender la salud del pueblo estadounidense de modo que grandes consorcios agrécolas pueden realizar enormes ganancias. En efecto, en 2003, la EPA calculñ un impacto econñmico anual total—si se prohibiese el Atrazine—de mãs de $2 mil millones, aparte de una pérdida de rendimiento y mayor costo de herbicidas promediando $28 por acre. En 2006, la EPA concluyñ que los herbicidas tipo triazine (como Atrazine) no implicaban “daños a la poblaciñn general de EEUU, a los niños, ni a otros…consumidores."

A causa de su aplicación en cultivos como maíz, sorgo, caña de azúcar y otros alimentos, el Atrazine es el pesticida o herbicida más frecuentemente detectado en aguas norteamericanas, incluyendo abastecimientos de aguas bebibles. Se ha demostrado que la exposición al Atrazine daña los sistemas reproductivos de anfibios y mamíferos, y ha sido vinculado a cánceres en tanto animales de laboratorio como humanos.
© Getty Images

En vista de la negativa de la EPA de considerar una prohibiciñn del Atrazine, el NRDC y otros grupos han tomado la causa de educar a los consumidores acerca de los peligros implicados en nuestra adicciñn nacional a herbicidas y pesticidas peligrosos, presionando a la vez a funcionarios electos para que agreguen sus voces. El presidente Obama ha prometido examinar el Atrazine, pero estã por verse cuãnto tiempo pasarã antes que se lleve a cabo esta revisiñn.

Por supuesto, los granjeros orgãnicos no esperan a que Obama se decida para prohibir el Atrazine. Plantando cosechas diversas, rotandolas regularmente, y empleando otras técnicas agrécolas antiquésimas, una nueva generaciñn de granjeros norteamericanos estã aprendiendo que sustancias quémicas caras puede que no aumenten sus rendimientos lo suficiente como para justificar los costos mãs altos financieros y ambientales asociados con el uso constante de sustancia quémicas.

En cuanto a nosotros, la mejor manera de prevenir ingerir Atrazine con el agua de la llave es comprar un filtro de agua que emplee carbñn activado. El NRDC publica una lista gratis de filtros de agua recomendados en su sitio web Simple Steps . Si usa un pozo, el NRDC recomienda probar su agua anualmente para ver si hay Atrazine y otros contaminantes. Inclusive es posible que los productores de agua embotellada no filtren el Atrazine de sus acuéferos, asé que filtrando el agua en la llave es la ünica manera de que los consumidores puedan estar seguros de quitarlo junto con otros contaminantes.

CONTACTOS: NRDC; Simple Steps; EPA.


Querido DiãlogoEcolñgico: Entiendo que, a pesar de refinamientos en los ültimos años, los pesticidas en collares antipulgas son todavéa perjudiciales a las mascotas y humanos. éHay manera de minimizar las pulgas sin recurrir a formulaciones quémicas? éY se estã haciendo algo para prohibir estos productos peligrosos de su venta en las tiendas?

—Nancy Trouffant, Lancaster, PA

El Consejo de defensa de Recursos Naturales (NRDC) y otros grupos sin fines de lucro convencieron al gobierno federal a que prohibiese seis sustancias químicas anteriormente comunes en collares antipulgas, pero dos pesticidas peligrosos, tetraclorvinfos y propoxur, se usan todavía y son dañinos a seres humanos y mascotas.
© Michael, courtesy Flickr

Los norteamericanos gastan unos mil millones de dñlares al año en productos para combatir pulgas. Muchos de estos productos hacen su trabajo espléndidamente, pero dos de las sustancias quémicas mãs atroces utilizadas extensamente en collares antipulgas, tetrachlorvinphos y propoxur, han sido identificados como dañinos a los cerebros y sistemas nerviosos, y se sabe también que son cancerégenos. Los residuos contenidos en estas sustancias quémicas pueden permanecer en la piel de una mascota—y en lo que él o ella se frote, inclusive sus alfombras, muebles y los niños—por semanas enteras.

El Natural Resources Defense Council (NRDC) [Consejo de Defensa de Recursos Naturales] encontrñ que los niveles de residuo producidos por algunos collares antipulgas son 1.000 veces mãs altos que lo que la Agencia de Protecciñn del Medio Ambiente de EEUU (EPA) considera seguro para niños. Previas campañas de parte del NRDC y otros grupos no lucrativos convenciñ al gobierno federal para que prohibiese seis otros pesticidas peligrosos anteriormente bastante comunes en collares antipulgas, pero los tetraclorvinfos y propoxur todavéa estãn haciendo devastando la salud del medio ambiente y de seres humanos y mascotas.

En vista de estos peligros, équé puede hacer un guardiãn de mascotas responsable? Para comenzar, bote el collar y compre una peineta para pulgas. El NRDC informa en su sitio web GreenPaws.org que peinar regularmente a una mascota ayuda a reducir las pulgas y permite a los propietarios vigilar la gravedad de una infestaciñn de pulgas. Las pulgas agarradas en la peineta deben ser ahogadas en agua cubierta con jabñn. También, pase la aspiradora a menudo para liberar a sus alfombras, pisos y grietas de pulgas y sus huevos. Deshãgase inmediatamente de las bolsas utilizadas de la aspiradora de modo que las pulgas no se escapen y lleguen a re-infestar el cuarto.

En el caso de una infestaciñn extrema, una limpieza al vapor profesional de sus alfombras quizãs sea su mejor opciñn. En cuanto a su mascota, frecuentes baños con jabñn son una gran manera de controlar las pulgas. La ropa de cama de las mascotas también debe ser lavada semanalmente en agua caliente. Fuera de la casa—donde su animal favorito retoza y juega—mantenga su césped y matorrales cortos para aumentar la sequedad y la luz del sol, que inhibe las pulgas

. Los nematodos—agentes biolñgicos completamente naturales disponibles en la mayoréa de las tiendas de jardén—se encargarãn de las pulgas en los lugares problemãticos al aire libre.

Por supuesto, todo este trabajo diligente todavéa quizãs no sea suficiente para mantener las pulgas a raya, asé que podréa necesitar recurrir a productos formulados con aceites esenciales que repelen insectos pero no dañan a mascotas o personas. Tenga cuidado de comenzar con dosis pequeñas y observe atentamente sus animales favoritos y la familia por si se producen reacciones alérgicas. Otra opciñn sin pesticida es el S-Metopreno, un llamado Regulador de Crecimiento de Insectos que detiene el crecimiento de la quitina, la sustancia que crea el dermatoesqueleto de un insecto, y que no dañarã ni a humanos ni animales favoritos. El S-Metopreno se utiliza mejor como un instrumento para prevenir una infestaciñn prolongada ya que los insectos adultos no son afectados por ello.

Con el gobierno federal aparentemente poco interesado en prohibir tetraclorvinfos y propoxur de productos para pulgas, el NRDC estã llevando el asunto directamente al püblico. A través de su sitio web GreenPaws.org, los usuarios pueden personalizar una carta a PETCO y PetSmart, los dos detallistas mãs grandes de artéculos para mascotas de la naciñn, pidiendo que dejen de ofrecer productos que contienen sustancias quémicas tan peligrosas. Y lo que estas compañéas decidan hacer puede depender bien del comportamiento de los consumidores, asé que entre mãs Ud. compra alternativas mãs sanas, mejor para todos.

CONTACTOS: U.S. EPA; NRDC; GreenPaws.org.

DiãlogoEcolñgico (EarthTalk) es ahora un libro! Mãs detalles e informaciñn en: www.emagazine.com/earthtalkbook.