Semana del 18/1/2009

Querido DiãlogoEcolñgico: Este invierno se estã insinuando como uno de los mãs fréos en memoria reciente donde vivo. éQué puedo hacer para reducir mi cuenta de calefacciñn casera ahora y en el futuro?

—Eric Lenz, Seattle, WA

Si el calentamiento del planeta es de alguna manera culpable o no, mucho de los Estados Unidos estã siendo castigado por el tiempo este invierno. El ãrea de Seattle ha sufrido su mãs significativa y persistente nevazñn—y temperaturas mucho mãs bajas que el promedio para cualquier invierno—en décadas. Incluso Los éngeles estã consiguiendo un gusto amargo de invierno, con varios déas alcanzando su mãs alta temperatura al nivel de congelaciñn en el termñmetro. Y otras partes del paés mãs acostumbradas al tiempo inclemente del invierno han estado recibiendo una dosis adicional de viento, nieve y hielo este año también.

Ademãs del fréo, otro problema que presenta este clima invernal, especialmente durante tales tiempos dificiles econñmicos, son las cuentas mãs altas de calefacciñn. La calefacciñn tépicamente representa cerca del 28 por ciento del uso de energéa del hogar americano medio, pero este año mantenerse calentito consumirã sin duda una tajada mãs grande del presupuesto total de consumo privado. Sin embargo, los dueños de casa que tomen algunas medidas sencillas para hacer sus hogares mãs herméticos, se podrãn sorprender al ver sus cuentas de calefacciñn caer drãsticamente mientras que gozan dentro de sus hogares confortables y calientes.

Si eres una persona hãbil con las manos y las corrientes de aire son menores en tu casa, podréas examinar la casa y determinar donde parece estar entrando el aire fréo—y después calafatear, meter masilla o aislar como te de la gana. Segün el sitio web SimpleSteps.org del Natural Resources Defense Council (NRDC"s) orientado al estilo de vida ambientalista, los pequeños boquetes alrededor de ventanas, luces y lãmparas y plomeréa son fãciles de cubrir con masilla. Las ãreas con corrientes grandes que se protegen contra la humedad y la luz del sol se pueden cubrir con el sellante de espuma expansionante, mientras que un poco cinta sellante alrededor de los marcos de la puerta hacen mucho para impedir la entrada de las rãfagas de fréo.

Aunque se esté perfilando un invierno cruento, los costes de calefacción pueden minimizarse en una variedad de maneras, incluyendo el calafateo de puntos donde se filtren las corrientes de aire alrededor de ventanas y puertas, añadiendo o actualizando la aislación, reemplazando ventanas de vidrio sencillo por ventanas dobles o triples, aislando los tubos de calefacción y el tanque de agua caliente, e instalando un termostato programmable.
© WoofBC, courtesy Flickr

Mãs allã de estas mejoras mãs fãciles, la adiciñn o la puesta al déa del aislamiento puede valer mucho la pena en lo que respecta a tus cuentas de servicios. El NRDC señala que si lo haces tü mismo, debes tener cuidado de no cubrir o no cerrar los respiraderos del ãtico, pues el flujo de aire apropiado es clave para mantener bien la calidad del aire interior. El reemplazo de ventanas de cristal de hoja simple por ventanas dobles o triples selladas también mejorarã perceptiblemente el rendimiento energético de tu hogar. Otras sugerencias incluyen el aislar los conductos de calefacciñn y el tanque de agua caliente, y el instalar un termñstato programable que te permita calefaccionar tu hogar cuando estés allé y reducir la temperatura cuando estés durmiendo o en el trabajo. También, el usar ventiladores de techo circulando en direcciñn a la derecha ayudarã a mover el aire caliente a través de todo tu hogar.

Las calderas mãs viejas, e ineficaces, pueden también implicar cuentas grandes de calefacciñn. Los modelos nuevos que cualifican para el programa Energy Star del gobierno federal utilizan mucho menos gas o petrñleo y reducen dramãticamente tu cuenta de servicios. El American Council for an Energy Efficient Economy (ACEEE) [Consejo Norteamericano Para Una Economéa de Energéa Eficiente (ACEEE) clasifica las opciones entre diversos hornos y calderas y reporta sus resultados gratuitamente en su sitio web a través de su secciñn de guéa al consumidor.

Para los que estamos menos interesados o cualificados en el maestreo casero, trayendo a un experto profesional en el uso eficiente de energéa puede ser la mejor idea. Muchas empresas de servicios püblicos locales y regionales ofrecen evaluaciones de energéa gratuitas. Mientras tanto, la Residential Energy Services Network [Red de servicios residenciales de energéa], asé como el programa Home Performance with Energy Star [Rendimiento de Energéa Casera del Gobierno Federal con Energy Star], ofrece gratuitamente bases de datos investigables en lénea de contratistas locales dignos de confianza y con experiencia para mantener hogares en tu ãrea confortables y calientes.

CONTACTOS: NRDC; ACEEE; Residential Energy Services Network; Energy Star


Querido DiãlogoEcolñgico: Mi marido y yo estamos esperando un niño y estamos preocupados acerca de las consecuencias para el medio ambiente de los pañales disponibles. Recuerdo los pañales viejos del paño con alfileres utilizaba mi mamã. éHay novedades en el campo de los pañales de paño?

—Stephanie, véa email

Los pañales reusables de hoy vienen en muchos estilos diferentes. La mayoría tiene enganches tipo velcro que eliminan la necesidad de alfileres de gancho de los días de antaño.
© Getty Images

Un nümero creciente de padres ecologistas estã comenzando a reconocer la salud y ventajas ecolñgicas de los pañales reutilizables de paño sobre los materiales desechables. La mayoréa de las marcas de desechables se hacen de plãstico derivados del petrñleo y fibra de madera—se sacrifican unos 250.000 ãrboles cada año para alimentar la adicciñn noteamericana a los pañales disponibles.

Segün la Guéa Verde, el 95 por ciento de las familias de E.E.U.U. ahora utilizan pañales disponibles—hasta 8.000 por bebé. Consecuentemente, 3,5 millones de toneladas de ellos ahogan los basurales cada año. El acompañamiento de estos pañales, por supuesto, es la materia fecal y la orina no tratadas que pueden contaminar fãcilmente el agua subterrãnea alrededor de los basurales. Aun mãs, los patñgeno en esta basura pueden ser esparcidos vastamente por los insectos y animales.

Ademãs, el proceso de blanquear los pañales disponibles para cerciorarse de que sean tan blancos como sea posible antes de que lleguen a los consumidores lleva a la generaciñn de la dioxina quémica, que ademãs de ser potencialmente dañosa a los obreros y al ambiente alrededor de las fãbricas, pueden aparecer también en cantidades minüsculas en los pañales mismos, potencialmente exponiendo la piel de los bebés a un agente carcinñgeno peligroso.

A pesar de tales desventajas, el factor de la conveniencia todavéa gana con la mayor parte de nosotros. Las viejas memorias de de pañales diféciles de sujetar acumulãndose en un balde son suficiente para hacer que cualquier persona abandone sus mejores intenciones cuando se trate del cambio de pañales. Pero la concientizaciñn ambientalista en años recientes ha llevado a una profusiñn de opciones de pañales reutilizables, y los consumidores mãs concientizados se la deben a sé mismo

s reinvestigar el campo.

Los pañales reutilizables de paño vienen hoy déa en muchos estilos diversos, pero los elementos comunes son un revestido de absorbente, hecho idealmente de algodñn o de paño grueso de cãñamo, y una cubierta impermeable. En algunos casos estos dos elementos se pueden separar y lavar por separado; en otros se combinan en una unidad lavable. La mayoréa de ellos vienen con sellos estilo velcro que evitan la necesidad de los alfileres de gancho de antaño.

Y los servicios de lavado y planchado de pañales todavéa existen—ve si hay uno cerca de ti en www.diapernet.org/locate.htm – pero los padres interesados en la reducciñn al ménimo de sus consecuencias para el medio ambiente lavarãn sus pañales reusables en casa (sin blanqueo) y los secarãn en la lénea. Segün Mothering Magazine, algunas de las mejores marcas son Under the Nile, FuzBaby, Oskri, LizsCloth, Cloud9Softies y PeacefulMoon.

Para las que no puedan liberarse de la conveniencia de los pañales desechables, varias marcas ofrecen una alternativa mejor y menos dañina que los Pampers y Huggies. Los pañales desechables Nature Boy and Girl, Seventh Generation, Tushies and TenderCare sacan buenas notas por su uso de materiales absorbentes sin cloro y, en algunos casos, biodegradabilidad. Y gDiapers ofrece cubiertas reutilizables lavables de algodñn sobre forros que se oueden botar en el inodoro.

Algunos almacenes locales de alimentos orgãnicos llevan estas marcas, sino, busca en lénea vendedores de comercio electrñnico tales como Evo, Leslie's Boutique, Cotton Babies, Green Mountain Diapers y Nikki's Diapers, entre muchos otros.

CONTACTOS: evo.com; lesliesboutique.com; cottonbabies.com; greenmountaindiapers.com; nikkisdiapers.com.