Semana del 18/7/10

Querido DiãlogoEcolñgico: En mi césped tengo mãs de 100 ãrboles de mango, cétricos, y aguacate. Cuando utilizo Scott's Bonus S Weed and Feed, éestoy inyectando venenos en mi propia fruta? éSe infectarã la fruta con el matamalezas?

—Richard Weissman, Miami, FL

En resumen, sé y sé: Arriesgarã la salud de sus ãrboles frutales y su patio en general si utiliza tales productos. Scott's Bonus S Weed and Feed, asé como muchos otros abonos “matamaleza-and-nutriciñn” (Vigero, Sam"s, etc.), contienen la fuerte sustancia quémica herbicida atrazine, que se destaca como matamalezas de crecimiento rãpido como dientes de leñn y pasto de cuaresma, pero también puede matar otras plantas y ãrboles deseables y dañar su prado completo, a medida que sistemas de raéces envenenadas se extiendan debajo de la tierra en todas direcciones.

Howard Garrett, un arquitecto paisajista que fundñ el sitio web de DirtDoctor.com y es un evangelista en favor de la horticultura y arquitectura de paisaje orgãnicas, indica que cualquiera que lea la etiqueta de tales productos aprenderã que incluso los fabricantes mismos no toman sus efectos sobre la salud y el ambiente en forma frévola. Algunas de las advertencias estãn ahé mismo en blanco y negro en el empacado de Scott's Bonus S Weed and Feed, que aconseja no utilizarlo “bajo ãrboles, arbustos, plantas de fundaciñn, o plantas de jardén” o en general en la vecindad de cualquiera zonas donde se proyectedn sus ramas o raéces.

Scott también recomienda no aplicar el producto a mano ni con dispositivos de aplicaciñn rotatorios manuales “de manera que no contacte ninguna persona ni directamente ni por azar”. Y por si acaso Ud. pensaba que la sustancia era inocua para el ambiente, Scott agrega que “la escorrentéa de ãreas tratadas puede ser altamente dañina a organismos acuãticos en ãreas vecinas” y que el producto es “tñxico a invertebrados acuãticos”.

Howard Garrett, fundador del sitio web Dirt Doctor, recomienda usar solamente abonos orgánicos­que contienen mezclas naturalmente suavizadas de nutrientes importantes, pizcas de minerales, materias orgánicas y carbón­para el bienestar de plantas, seres humanos, y animals.
© The Dirt Doctor

Por supuesto, los dueños de casa no son los ünicos que desean el crecimiento exuberante de plantas o césped sin malezas. Los agricultores han estado utilizando el atrazine por décadas por todo el paés, aunque no es sorprendente que las concentraciones sean mãs altas en la llamada Cinta de Maéz del Medio Oeste. El herbicida entrega regularmente rendimientos mãs altos, pero los ecologistas se preguntan a qué precio. El Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC), una organizaciñn ambientalista prominente de investigaciñn y recomendaciñn de poléticas, informa que se ha comprobado que la exposiciñn al atrazine daña los sistemas reproductores de anfibios y maméferos, y ha sido ligado al cãncer en tanto animales de laboratorio como humanos. Las ranas macho expuestas a dosis énfimas del herbicida pueden desarrollar caracterésticas de sexo femenino, inclusive hermafroditismo y la presencia de huevos en los testes. Los investigadores creen que tales efectos son amplificados cuando el atrazine y otras sustancias quémicas se utilizan en conjunto.

En cuanto a alternativas menos peligrosas, Garrett recomienda abonos orgãnicos. “Los abonos sintéticos son desequilibrados, a menudo contienen contaminantes, carecen de energéa de carbñn, contienen demasiado nitrñgeno y tienen unos cantidades pequeñas de minerales,” dice. “Los abonos orgãnicos, por otro lado, contienen mezclas nutritivas naturalmente amortiguadas, partéculas minerales, materia orgãnica y carbñn. Tienen mucha vida beneficiosa y, mãs importante, no contienen nada que dañe las raéces de sus ãrboles y otras plantas”. Algunas de las sugerencias preferidas de Garret incluyen la comida de gluten de maéz (una manera natural de prevenir el crecimiento de nuevas malezas), THRIVE de AlphaBio, Garrett Juice, Ladybug, Medina, y Soil Mender. Mãs y mãs opciones aparecen en el mercado todo el tiempo gracias a la popularidad creciente de la horticultura orgãnica.

CONTACTOS: Scotts; The Dirt Doctor; NRDC.


Querido DiãlogoEcolñgico: éDñnde recicla usted material plãstico como bolsas de bocadillo, envolturas Saran y envolturas plãsticas de tienda de abarrotes? éPueden botarse con otros plãsticos en el cajñn de reciclaje? Es difécil encontrar informaciñn acerca de esto.

—Renee La-Fountaine, Lake Hughes, CA

El plástico adherible como la envoltura Saran es difícil de reciclar porque la resina que contiene que le da su capacidad pegajosa no puede ser extraída sin gastar enormes cantidades de energía­más de lo que tomaría fabricarlo de nuevo. Y puesto que está usualmente ensuciado con algún resto de comida, el plástico de envoltura debería irse directamente a la basura. IMAGEN: Un anuncio de revista para Handi-Wrap (1961).
© Pink Ponk Studios, courtesy Flickr

La razñn usted no oye mucho acerca del reciclaje de estos tipos de peléculas plãsticas es que la mayoréa de los municipios no aceptan artéculos diseñados para envolver comida. Una excepciñn puede ser las bolsas de bocadillo, (sandwich) que son hechas de polietileno feacil de reciclar, siempre que cualquier componente duro (por ej. “Ziploc”) se remueva y que se laven todos los restos de comida y manchas.

En cuanto a eso, si te vas a molestar en lavarlas, podréa valer la pena entonces secarlas y volverlas a emplear en casa unas pocas veces antes de relegarlos al cajñn del reciclaje. Hay incluso tendederas pequeñas de mesñn para colgar bolsas de plãstico y secarlas antes de volver a usarlas.

El plãstico adherible Saran para envolver es problemãtico para los recicladores porque la resina que contiene (para darle su atributo pegajoso) no puede ser extraédo sin usar cantidades enormes de energéa—mãs de lo que toma fabricarlo de nuevo. Y dado que estã normalmente sucio con alguna clase de alimento, el plãstico utilizado de envoltura debe siempre ir directamente a la basura.

Otras peléculas plãsticas no-reciclables incluyen bolsas de plãstico de color, bolsas con asideros o cordones, y cualquier otra cosa hecha para envolver alimentos. Puesto que usted no puede ni enjaguar ni reciclar estas clases de plãsticos, es preferible evitarlos enteramente e invertir en algunos contenedores reutilizables para almacenar las sobras.

Otra opciñn es de utilizar bolsas de compras plãsticas de supermercado (aunque estãn siendo eliminadas gradualmente cada vez mãs) para envolver sus sobras de alimento. Muchos municipios y la mayoréa de las tiendas que proporcionan tales bolsas las aceptan para el reciclaje, asé que una vez que usted haya terminado con ellas, las puede reciclar o regresar a la tienda, donde después pueden ser fundidas e integradas a marcos y puertas resistentes a la intemperie y la putrefacciñn—artéculos para engalanar (como Trex), paletas, tuberéas y otros productos no perecederos duraderos. Como es el caso con bolsas de bocadillo y otras bolsas que usted piensa reciclar, verifique que las bolsas plãsticas de los supermercados estén limpias antes que las mande al reciclaje.

Si Ud. es muy leal a las bolsas Ziploc o las envolturas de plãstico pero quiere actuar correctamente por el ambiente, busque peléculas plãsticas para almacenar alimento o bolsas hechas de

polémeros biodegradables. Algunas marcas populares a encontrar en Whole Foods y otras partes son Eco Wrap, EcoFlex y BioBag. Estos plãsticos—algunos de los cuales son hechos de sobras de cosechas de maéz—pueden botarse con los desechos de patio, caseros, y de jardineréa, u otros abonables, y se descompondrãn con el tiempo justo como el cartñn o las sobras de comida. Eventualmente, las marcas mãs grandes ofrecerãn indudablemente productos semejantes.

Pero aunque existan por ahé plãsticos mãs “verdes”, reducir nuestra dependencia en las bolsas desechables debe ser el ültimo objetivo. Por suerte muchas cadenas de tiendas comestibles estãn interesadas en “verdear” sus operaciones e imãgenes, y regalan o venden por una cantidad nominal bolsas de compras reutilizables de lona de modo que los clientes no tengan que escoger entre malgastar plãstico o papel en la cola de la caja.

CONTACTOS: PlasticBagRecycling.org; Trex; BioBag.

DiãlogoEcolñgico (EarthTalk) es ahora un libro! Mãs detalles e informaciñn en: www.emagazine.com/earthtalkbook.