Semana del 20/01/2008

Querido DiãlogoEcolñgico: éEs verdad que los colchones y materiales de cama tradicionales pueden causar problemas ambientales y de salud, y si es asé qué alternativas existen?

—Jay & Aubrey Gillespie, véa email

Con todo lo que sabemos hoy sobre los productos quémicos sintéticos y sus efectos sobre nuestra salud, “irse verde” en asuntos de dormitorio donde pasamos un tercio de nuestra vida hace mãs sentido que nunca.

Los colchones y materiales de cama tradicionales contienen un montñn de sustancias quémicas potencialmente peligrosas que pueden desprenderse de las telas, los rellenados, y armazones, y que se inhalan o ingestan.

Una de las mãs dañosas es el formaldehédo, que se utiliza en muchos pegamentos y que puede causar irritaciñn del ojo y de la garganta, dolores de cabeza y desñrdenes del sistema nervioso. Y los retardadores de llama carcinñgenos conocidos como PBDEs, muchos de los cuales estãn ahora prohibidos en Europa y algunos estados de los E.E.U.U., pero que todavéa se presentan de vez en cuando en productos de cama.

Los colchones y materiales de cama tradicionales contienen un montón de sustancias químicas potencialmente peligrosas que pueden desprenderse de las telas, los rellenados, y armazones. Felizmente, hoy existen muchas alternativas, como los colchones orgánicos y sin ninguna sustancia química de Lifekind.
© Lifekind

La mayoréa de la gente no es afectada en forma extrema con sus colchones a pesar de la proximidad a tales sustancias ofensivas, pero las personas con demasiada sensibilidad a productos quémicos sintéticos podréan considerar opciones mãs “ecolñgicas” de lecho. Afortunadamente, hay muchas variedades a elegir.

Algunas opciones muy baratas de colchones ecolñgicos estãn disponibles de fabricantes como Lifekind, Cozypure, Vivetique/Dreamlite, Real-Pedic, Greensleep/Vimala, EcoChoices y Keetsa. La mayor parte de estas compañéas hacen los colchones con los nücleos naturales del lãtex, envueltos en algodñn y/o lanas naturalmente ignéfugos. El minorista en lénea Gaiam lleva algunas de estas marcas de fãbrica, y Ikea también ofrece ahora colchones sin PBDEs que casi cualquier persona puede permitirse. También, estãn brotando muchos almacenes verdes independientes en comunidades alrededor del paés y son probablemente el primer lugar a investigar en el interés de apoyar comerciantes locales y reducir al ménimo la necesidad de enviar tales productos a grandes distancias.

En cuanto al lecho y los materiales de cama mismos, la pesadilla principal de los ecologistas es el uso del algodñn tradicional, que requiere enormes cantidades de fertilizante y pesticidas para crecer y que causa contaminaciñn seria durante el procedimiento de blanqueamiento industrial. Pero con la demanda de los consumidores por productos mãs “verdes” creciendo a paso agigantado, el algodñn orgãnico sin blanqueamiento estã entrando al mercado en muchos puntos. Algunas de las etiquetas orgãnicas principales de artéculos de lecho de algodñn incluyen Cozypure, Lifekind, Holy Lamb Organics, Mary Jane"s Farm, The Green Robin, Jan Eleni, Kushtush Organics, Native Organic, Northern Naturals y Under the Canopy, entre muchos otros. La mayoréa de los ecologistas abrazan las frazadas de lanas por su calor y “respirabilidad”, aunque los acolchados orgãnicos de algodñn proporcionan una alternativa verde viable también. El minorista en lénea Greenandmore.com tiene una selecciñn amplia de edredones respetuosos del medio ambiente e hipoalergénicos, al igual que muchos “almacenes verdes” locales.

Una vez que hayas prohibido los sintéticos y los productos quémicos del dormitorio, tü y tu familia entera podrãn dejar de preocuparse acerca de tales asuntos.

CONTACTOS: Lifekind; Cozypure; Greensleep/Vimala; EcoChoices; Keetsa; Gaiam; Ikea; Holy Lamb Organics; Mary Jane"s Farm; The Green Robin; Jan Eleni; Kushtush Organics; Native Organic; Northern Naturals; Under the Canopy; Green and More


Querido DiãlogoEcolñgico: Mi culpabilidad acerca del calentamiento del planeta me estã comenzando a molestar en forma intensa, y he oédo que puedo comprar "compensaciones en carbñn" para ayudar a rectificar la cosa éCñmo funciona eso?

—Miranda Snavely, Milton, WA

Las granjas de viento (eólicas), como la que se ve aquí, son solamente uno de los muchos proyectos de energía alternativa que financian los créditos en carbonos.
© Getty Images

Las “compensaciones de carbñn” son los dineros que los consumidores y negocios pagan voluntariamente para compensar los efectos en emisiones de gases de efecto invernadero que generan directamente al conducir, volar, usar el aire acondicionado y de otra manera usar energéa no renovable. Las compañéas y los grupos no lucrativos que venden estas “compensaciones” (o “creditos en carbñn”) utilizan los dñlares generados para financiar energéa alternativa y otros proyectos que eliminarãn en ültima instancia las emisiones de gases de efecto invernadero (tales como granjas de viento que pueden substituir las centrales eléctricas a carbñn en la generaciñn de electricidad).

La "compensaciñn del carbñn” es una de las muchas acciones econñmicas que se pueden usar para contrarrestar el cambio de clima, y es “muy potente" dice la organizaciñn no lucrativa Co-op América, "muchos proyectos prometedores que ayudaréan a reducir emisiones de gases de efecto invernadero carecen del capital requerido para construirlos; al dirigir tus dñlares “de compensaciñn” a estos proyectos, puedes ayudar a financiar nuevas granjas de viento, bancos solares, y mucho mãs."

Estos ültimos años han visto la emergencia de docenas de vendedores de “compensaciones de carbñn”. Los consumidores interesados en comprar compensaciones deberéan investigar el mercado, pues algunas firmas tienen mejores reputaciones que otras. El grupo Co-op América recomienda compensaciones que apoyan proyectos especéficos que no habréan sucedido de otra manera y que tienen metas a corto plazo mensurables. Los vendedores legétimos de compensaciñn deben también poder documentar sus promesas y demostrar un historial claro del dinero y los proyectos financiados. Co-op América urge a los consumidores a evitar programas de plantaciñn de ãrbol, ya que diféciles de cuantificar, y "los permisos de intercambio de clima" (también conocidos como el "transacciones en contaminaciñn" o "transacciones de emisiones “), que muchos consideran ser maneras solapadas de dejar que las compañéas compren el derecho de contaminar.

Co-op América alaba el Climate Trust (no lucrativa, que financia granjas de viento en Oreg&

#241;n), TerraPass (comercial, financia la captura gas de metano de basurales y granjas), Native Energy (comercial, que financia nuevas granjas de viento y los bancos solares) y Sustainable Travel International"s MyClimate (no lucrativo, y que financia energéa limpia en paéses en véas de desarrollo) que es uno de los proveedores de compensaciones con uno de los modelos comerciales mãs respetables.

Los que buscan investigar mãs profundamente los diferentes proveedores de compensaciones en carbono deberéan chequear La Guéa de Consumidores para Créditos en Carbñn Clean Air-Cool Planet"s Consumer’s Guide to Carbon Offsets [Aire Limpio/Planeta Fresco]. La descarga gratuita del archivo en formato pdf de 44 pãginas evalüa los puntos fuertes y debilidades de unas dos docenas de programas de transacciones de carbñn. La guéa da las notas mãs altas a Climate Trust, Native Energy y MyClimate, aunque otros proveedores también son elogiados por programas especéficos. Otro buen recurso en lénea gratuito que compara varios programas de compensaciñn en carbono en una pãgina/tabla se encuentra en la pãgina de la Encuesta Sobre Compensaciones de Carbñn del Directorio Ambiental de EcoBusinessLinks.

Los consumidores deben entender que las compensaciones pueden ser convenientes, pero son esencialmente solamente la guinda en el pastel de un esfuerzo diligente para reducir emisiones usando menos energéa y mãs eficientemente. "Todas las compensaciones en el mundo no nos ayudarãn," advierte Clean Air-Cool Planet, "si en los E.E.U.U. no hacemos reducciones serias en nuestras emisiones de gases de efecto invernadero y no abandonamos el derroche de combustibles fñsiles."

CONTACTOS: Co-op America; Climate Trust; TerraPass; NativeEnergy; Sustainable Travel International; Clean Air-Cool Planet; EcoBusinessLinks