Semana del 21/09/2008

Querido DiãlogoEcolñgico: Cñmo puedo medir y mejorar mi "huella total de carbñn?" éCuãles son las ãreas principales de la vida de cada déa que uno mide?

—Andrés Fusco, Passaic, NJ

Con el calentamiento del planeta dominando tantos titulares estos déas, no es ninguna sorpresa que muchos de nosotros estemos buscando maneras de reducir la cantidad de diñxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que nuestras actividades producen.

Determinando cuãnta contaminaciñn cada una de nuestras acciones individuales genera—sea fijar el termñstato, hacer compras en las tiendas de comestibles, ir al trabajo o volar a alguna parte para vacaciones—-te puedes comenzar a darte cuenta cñmo el cambio de algunos hãbitos aqué y allã puede reducir perceptiblemente tu huella total de carbñn. Afortunadamente para aquellos de nosotros que quieran ver cñmo andamos en estas cosas, hay una cantidad de calculadoras gratuitas en lénea de huella de carbñn que ayudan a visualizar justo donde debemos comenzar a hacer cambios.

Una de las mejores es la Calculadora de Clima Fresco de la Universidad de California en Berkeley. Esta herramienta gratuita en lénea toma en cuenta los viajes cotidianos a los almacenes y el trabajo, aparte de gastos de electricidad, entre otros factores, para asignar un nivel de generaciñn de carbñn que los usuarios pueden comparar a hogares similares a través de las 28 zonas urbanas mãs grandes de los E.E.U.U. Algunos de los resultados son sorprendentes. Por ejemplo, los residentes de San Francisco, que ostentan un alto nivel de educaciñn con respecto al ambiente tienden a tener huellas mãs grandes de carbñn que los de Tampa, una zona mãs conservadora, en la Florida. La razñn: San Francisco tiene un costo de vida mãs alto e inviernos mãs fréos y mojados (todo lo que requiere mãs calor derivado de combustible fñsiles).

¿Cuán grande es su huella de carbono? Una serie de sitios web le pueden ayudar a estimar su impacto ambiental derivado de sus actividades personales y estilo de vida y ayudarle también a hacer cambios que tengan un impacto positivo en el planeta.
© Getty Images

Otra gran calculadora de huella del carbñn estã disponible en EarthLab.com, una "comunidad en lénea de la crisis del clima" que se ha asociado con la Alianza para la Protecciñn del Clima de Al Gore y otros grupos destacados, compañéas y celebridades para difundir la nociñn que las acciones individuales pueden hacer una diferencia en la lucha contra el calentamiento del planeta. Los usuarios sencillamente toman una encuesta de apenas tres minutos y obtienen una cuenta de su huella de carbñn, que pueden guardar y poner al déa a medida que trabajan para reducir su impacto. El sitio proporciona unas 150 sugerencias de cambio en los estilos de vida todas las cuales cortan las emisiones de carbñn—de colgar tu ropa a secarse a preferir postales en vez de cartas normales, y usar la bicicleta cuando se pueda en vez del coche para ir al trabajo al menos algunos déas a la semana.

"Nuestra calculadora es un primer paso importante en la educaciñn de la gente sobre donde se encuentran actualmente, y enseguida expandir sus conocimientos sobre lo que pueden hacer para realizar cambios fãciles, simples, que bajarãn su cuenta de carbñn y afectarãn positivamente el planeta," dice Anna Rising, directora ejecutiva de EarthLab. "Nuestra meta no estã sobre el convencimiento de que te compres un hébrido o adaptar tu casa con paneles solares; nuestra meta es presentarte maneras fãciles, simples, que tü como un individuo puedas emplear para reducir tu huella del carbñn."

Otros sitios web, grupos “verdes” y corporaciones, incluyendo CarbonFootprint.com, CarbonCounter.org, Conservation International, The Nature Conservancy y el gigante petrolero britãnico BP, entre otros, también ofrecen calculadoras de carbñn en sus sitios web. Y CarbonFund.org incluso permite que determines tu huella de carbñn -y enseguida puedas compensar tales emisiones invirtiendo en iniciativas de energéa limpia.

CONTACTOS: Cool Climate Calculator; EarthLab; CarbonFootprint.com; CarbonCounter.org; Conservation International; The Nature Conservancy; BP


Querido DiãlogoEcolñgico: éPor qué se meten algunos grupos ambientales al debate nacional sobre la inmigraciñn? éQué es lo que tiene que ver la inmigraciñn con el ambiente?

—Ginna Jones, Darien, CT

Qué a hacer con los altos niveles de inmigraciñn legal e ilegal es uno de los asuntos mãs polémicos en la agenda polética de los norteamericanos en la actualidad. Mãs de un millñn de inmigrantes reciben la clasificaciñn de residente permanente en los E.E.U.U. cada año. Otros 700.000 pasan a ser ciudadanos americanos hechos y derechos. El centro de investigaciñn no lucrativo Pew Research Center informa que un 82 por ciento del crecimiento demogrãfico de los E.E.U.U. es atribuible a la inmigraciñn.

Los proponentes de la estabilización de la población estadounidense ven la alta inmigración como clave al aumento en la polución, expansión urbana, y déficits de agua y electricidad. La mayoría de los grupos ambientalistas culpan los hábitos de consumo extravagantes de los norteamericanos, autos que devoran la gasolina, y enormes casas.
© Getty Images

Mientras tanto, la Oficina de Censos de los E.E.U.U. estima que la poblaciñn de los E.E.U.U. crecerã de 303 millones de personas hoy a 400 millones para 2040. Mientras que muchas naciones industrializadas, incluyendo Japñn y la mayor parte de Europa occidental, estãn experimentando retardaciones de crecimiento demogrãfico debido a niveles de nacimiento inferiores a la tasa de reemplazo y a poca inmigraciñn, los E.E.U.U. estãn creciendo tan rãpidamente que estãn solamente detreas de la India y China en nümeros totales.

Los partidarios de la estabilizaciñn de la poblaciñn de los E.E.U.U., incluyendo algunas organizaciones ambientales y léderes, temen que este influjo continuo de nuevas llegadas esté forzando a la naciñn a exceder su "capacidad de carga," estresando una infraestructura fésica ya sobrecargada. David Durham con la organizaciñn Population-Environment Balance dice que los americanos que cuidan al ambiente deben insistir en la reducciñn de la inmigraciñn, para reconocer "realidades ecolñgicas tales como agua potable, tierra vegetal e infraestructura limitadas." Él también cita estudios que demuestran que una polética permisiva en materia de inmigraciñn de los E.E.U.U. conduce por otro lado a éndices de fertilidad mãs altos en los paéses de emigrantes "que es la ültima cosa que necesitan estos paéses".

A otros el problema es mãs grande que la inmigraciñn en sé misma. La "gente simplemente no se materializa en nuestra frontera, o en cualquier frontera," dice a John Seager con la Population Connection. "Cuando hablas de la inmigraciñn, estãs hablando de la segunda mitad de un proceso que comience cuando la gente decide salir de sus hogares." Y estãn saliendo generalmente de sus hogares debido a hambre, la carencia de trabajo, la opresiñn, o cualquier nümero de otras razones a menudo desesperadas. Seager y muchos otros sostienen que al ayudar a las naciones pobres a resolver mejor sus necesi

dades econñmicas y de planificaciñn familiar de sus ciudadanos, los norteamericanos pueden no sñlo ayudar a mejorar la vida de millones de gente que vive en pobreza calamitosa, sino también retrasan la marea de inmigraciñn.

Los grupos que se centran en el nexo entre la inmigraciñn y el ambiente estean tratando duro para ser oédos, pero muchos grupos verdes prominentes evitan un tema tan divisivo, prefiriendo en su lugar animar a los americanos, que son infames en todo el mundo por sus hogares enormes, coches que consumen gasolina como elefantes, y hãbitos de consumiciñn extravagantes, a contener sus estilos de vida insostenibles, que consideran como mãs fundamental a los problemas ambientales de los E.E.U.U. que las presiones de poblaciñn. Con apenas cinco por ciento de la gente del mundo, los americanos utilizan un cuarto de los combustibles fñsiles del mundo, poseen mãs coches privados que conductores con licencias, y viven en hogares que son en promedio un 38 por ciento mãs grande que los de 1975. Al reducir sus dimensiones de consumo, los americanos pueden dar un golpe fuerte a la contaminaciñn global, la expansiñn urbana, y otros problemas ambientales, dando también un buen ejemplo a los que aterrizan en los E.E.U.U. cada año, y rebajando la huella colectiva de carbñn de la naciñn perceptiblemente en el proceso.

CONTACTOS: Pew Research Center; Population-Environment Balance; Population Connection