Semana del 21/11/10

Querido DiãlogoEcolñgico: Trabajo en un lugar de comida rãpida y me horroriza la cantidad de comida no ordenada que botamos. El jefe dice que no la podemos dar por razones legales. éDñnde puedo encontrar alguién que me ayude con esto, de modo que los alimentos puedan regalarse a personas necesitadas?

—Ryan Jones, Richland, WA

Muchos restaurantes, de comida rãpida o de otro tipo, tienen dudas acerca del concepto de donar alimentos no usados debido a preocupaciones acerca de los posibles problemas legales si alguien se enfermace después de ingerirlos—especialmente porque una vez que tales alimentos salen de las manos del restaurante, nadie sabe cuãnto tiempo pase antes que sean servidos otra vez. Pero lo sepan o no estos restaurantes, no se puede imputar la responsabilidad a ellos por alimentos donados a organizaciones, y a veces quizãs todo lo que se requiere para cambiar la polética de la empresa seréa un empujoncito pequeño de los empleados preocupados.

Un estudio de 1995 encontrñ que mãs del 80 por ciento de los negocios de alimento en EEUU no donaban exceso de alimento debido a preocupaciones legales. En respuesta, el Congreso votñ la Ley del Buen Samaritano de Bill Emerson, que libera a los restaurantes y otras organizaciones de alimento de cualquier obligaciñn legal asociada con el donativo de desechos de alimento a organizaciones sin fines lucrativos que ayudan a individuos necesitados. La ley protege a donantes en 50 estados de la obligaciñn civil y criminal para donativos de buena fe de “alimentos aparentemente sanos” —definido como aquellos que satisfacen “todas las normas de calidad y marca impuestos por leyes Federales, estatales y regulaciones locales aunque el alimento no pueda ser fãcilmente vendible debido a apariencia, edad, frescura, grado, tamaño, excedentes u otra condiciñn”.

Aunque refugios para desamparados, hogares de anciones, y clubes de chicos y chicas son beneficiarios frecuentes de donativos de alimento, los recipientes mãs comunes son los bancos de alimento y programas de rescate de alimento. Los bancos de alimentos, segün el sitio web de CalRecycle de California, “recolectan alimentos de una variedad de fuentes, almacenan el alimento en una bodega, y a continuaciñn lo distribuye a familias e individuos hambrientos por agencias de ayuda locales”. Reünen generalmente artéculos menos perecederos como bienes enlatados, que puede ser almacenados y utilizados en cualquier momento. Por contraste, los programas de rescate de alimento tépicamente comercian en alimentos perecederos y preparados, distribuyéndolo a agencias que alimentan a personas hambrientas, generalmente mãs tarde ese mismo déa. Mama's Health, un sitio web importante de educaciñn sobre salud, mantiene una base de datos gratis extensa de bancos de alimento y programas de rescate de alimento estado por estado.

Muchos negocios de alimento norteamericanos no hacen donativos de comida debido a temores sobre responsabilidades legales. Sin embargo tales temores no tienen sentido ya que la ley protege a donantes en 50 estados de obligación civil y criminal para donativos de buena fe de 'alimentos aparentemente sanos.'
© Brand X Pictures

El desecho no usado o aün parcialmente comido del alimento también puede ser utilizado incluso aunque no sea comestible segün estãndares humanos. El Departamento de Agricultura de EEUU aprueba que los negocios de alimento den o vendan desperdicios de alimento a granjeros locales para el uso como abono o como comida animal. Si tal alimento contiene o ha tocado carne, debe ser hervido 30 minutos para reducir el riesgo de infecciones bacterianas en los animales que lo consumen. Muchos estados tienen leyes complementarias en los libros que regulan el donativo de desechos de alimento al nivel local.

Muchas ciudades y pueblos ahora estãn expandiendo sus programas de recolecciñn de alimentos por vecindario para incluir desechos de cocina y de jardén y enseguida desviando el desecho de alimento hacia abonos provechosos. Sin embargo, aun aproximadamente 6,7 por ciento del desecho sñlido que entra a vertederos consiste en descartes de alimento, reporta la Divisiñn de Prevenciñn de Contaminaciñn y Ayuda Ambiental de Carolina del Norte. El desviar los desechos de alimento para alimentar a personas hambrientas o para comida de animales o abono es un concepto victorioso para todo el mundo ya que no sñlo proporciona alivio a los basurales sobrecargados sino también ayuda a satisfacer necesidades de asistencia social, agrécolas, y ambientales. También, los restaurantes, tiendas de abarrotes y otros negocios que donan alimentos pobablemente cosecha una recompensa adicional al ahorrar dinero en su cuenta de recolecciñn de basura, que sus cajones de basura y contenedores no se coparãn tan rãpidamente.

CONTACTOS: CalRecycle; Mama's Health; North Carolina Division of Pollution Prevention and Environmental Assistance.


Querido DiãlogoEcolñgico: Estoy buscando una casa pequeña, modular para instalar en un sitio de vacaciones. éQué estã disponible que podréa satisfacer mis necesidades y ser menos dañino al ambiente que construir una casa tradicional desde cero?

—Rob Sherman, Minneapolis, MN

Casas modulares que pueden ser parcial o completamente fabricadas de antemano están ahora de moda entre arquitectos ecologistas y los cometidos a un estilo de vida más sostenible. IMAGEN: Exterior e interior de una casa modular de la firma letona Esclice.
© Esclice

Primero utilizadas por misiones de socorro y ayuda alrededor del mundo para albergar a trabajadores o refugiados, casas modulares que pueden ser parcial o completamente fabricadas de antemano estãn ahora de moda entre arquitectos ecologistas y los cometidos a un estilo de vida mãs sostenible—y estãn comenzando a aparecer a través de toda Norteamérica y en otros paéses, en su mayor parte para uso como albergos de huésped y cabañas de vacaciones. Los beneficios de tales casas versus sus contrapartes tradicionales mãs grandes son muchos. Teñricamente, la prefabricaciñn engendra menos desecho, utiliza menos energéa, y proporciona mãs oportunidades para la incorporaciñn de métodos y tecnologéas mãs verdes de construcciñn. La mayoréa de tales edificios son también menos exigentes en el terreno elegido para la casa.

Uno de los léderes en este sector de crecimiento rãpido de construcciñn residencial es Sustain Design Studio de Toronto, que ha estado perfeccionando su concepto de miniHome por casi una década. La gama de miniHomes de la empresa van de tamaño simple a doble-ancho y pueden caber en parques de trailers o en lotes urbanos pequeños, pero también se pueden optimizar para autosuficiencia eléctrica en ãreas no urbanizadas o zonas vérgenes. Los edificios, que son prefabricados en su mayor parte en la fãbrica de Sustain Design en Toronto, combinan sistemas eficientes de energéa con hermosos terminados que hacen a sus propietarios sentirse como magnates en una mansiñn sin abandonar sus ideales ecolñgicos.

La miniHome de Sustain para California, por ejemplo, viene completa con todos los acabados y muebles con molduras, gabinetes, cañeréas y aparatos electrodomésticos, asé como circuitos de iluminaciñn de alta eficiencia, conexiones fãciles a fuentes de alimentaciñn renovables, maderas producidas sosteniblemente, y un sistema incorporado de agua/HVAC que genera 20 veces menos emisiones de gas invernadero que una casa convencional—todo por menos de $150.000.

Otro fabricante es la empresa letona Esclice, cuyos edificios pueden ser instalados en el sitio por dos trabajadores en dos horas una vez que los postes de base, conexiones de agua, drenajes, y electricidad estén en su lugar. Otros estudios de diseño que construyen casas semejantes incluyen Quikhouse, Zerocabin, Method Homes y Stem Design Works.

Por supuesto, los compradores potenciales deben tener presente que la construcciñn de una casa es sñlo una fracciñn de su huella de carbñn en su ciclo vital ütil—las pequeñas casas de vivienda prefabricada son construidas por personas que también deben manejar al trabajo, ver televisiñn, y tomar a veces duchas largas—aparte que, producir y fletear acero, cemento y otros materiales de construcciñn son los mayores factores detrãs de la huella de carbñn y energéa de cualquier edificio, dondequiera que se fabrique.

Teniendo eso en mente, la HyBrid Architecture de Seattle ha salido con una innovaciñn interesante en el concepto de la pequeña casa sostenible: “Cargotecture,” que describe los edificios que crea a base de contenedores ISO (esas cajas grandes utilizadas para envéo internacional a larga distancia que uno ve amontonadas encima de buques gigantes de carga). Ya que muchos de estos contenedores hacen sñlo viajes en una direcciñn de China, HyBrid tiene mucha materia prima a escoger. Un solo contenedor de 8" X 20" rinde 160 pies cuadrados de espacio vital, y las estructuras pueden ser colocadas lado a lado o amontonados hasta ocho de alto para mayor espacio hãbil interior. Y aunque nadie quiere vivir en un contenedor, HyBrid recorta puertas y ventanas de ellos y los termina afuera para que se parezcan a edificios modernos pero también algo tradicionales.

CONTACTOS: Sustain; Esclice; Quikhouse; Stem Design Works; Zerocabin; Method Homes; HyBrid Architecture.

DiãlogoEcolñgico (EarthTalk) es ahora un libro! Mãs detalles e informaciñn en: www.emagazine.com/earthtalkbook.