Semana del 22/03/2009

Querido DiãlogoEcolñgico: Algunos dicen que los osos polares van a desaparecer en 50 años, pero los funcionarios estatales de de Alaska insisten que sus poblaciones se estãn recuperando. éCuãl es la verdad acerca del asunto?

—Harper Howe, San Francisco, CA

No hay duda que los osos polares estãn en serios apuros. Ya en las cuerdas debido a otras amenazas humanas, sus nümeros estãn cayendo mãs rãpidamente que nunca como resultado de la retirada del hielo debido al calentamiento del planeta. La organizaciñn no comercial International Union for the Conservation of Nature [Uniñn Internacional Para la Conservaciñn de la Naturaleza], que agregñ el oso polar ya en 2006 a su "lista roja" de la fauna mãs en peligro del mundo, predice una declinaciñn del 30 por ciento en la poblaciñn de los grandes señores blancos del ãrtico dentro de tres generaciones (cerca de 45 años).

Por su parte, el Center for Biological Diversity, otra organizaciñn sin fines de lucro [Centro Para la Diversidad Biolñgica] presenta un pronñstico aün mãs pesimista. Si las tendencias de calentamiento global continüan, dicen, dos tercios de todos los osos polares—incluyendo todos los osos polares de Alaska— estarãn extintos para el año 2050. Ambas organizaciones estãn de acuerdo que la especie completa serã probablemente extinguida en el plazo de 100 años a menos que los seres humanos puedan controlar el calentamiento del planeta.

La nociñn errñnea que los funcionarios de la fauna de Alaska no creen que el oso polar esté en apuros fue presentada por el gobernador Sarah Palin de Alaska cuando ella iniciñ un juicio contra el gobierno federal en esperanzas de neutralizar su decisiñn de incluir al oso polar en la ley de protecciñn general de especies en peligro. "Creo francamente que la adiciñn de ellos a la lista es una movida incorrecta en estos momentos," Palin escribiñ en un articulo editorial para el New York Times en enero de 2008. "Mi decisiñn es basada en una revisiñn exhaustiva por funcionarios de la fauna del estado (de Alaska) de la informaciñn cientéfica disponible de una gama amplia de expertos del clima, del hielo y del oso polar."

El Centro Para Diversidad Biológica predice que dos tercios de los osos polares­incluyendo todos los osos polares de Alaska­ desaparecerán para el año 2050 si las tendencias actuales de calentamiento planetario continúan igual. Los osos también enfrentan amenazas a raíz de la exploración de petróleo y gas, la industria naviera, la caza legal e ilegal, la observación turística de osos, y los contaminantes tóxicos en su ambiente y en los tejidos grasos de sus presas.
© Getty Images

La historia verdadera es que ofrecer protecciñn al oso polar bajo la ley de especies en peligro atraeréa otras reglamentaciones que restringiréan las emisiones permisibles de gases de efecto invernadero, una amenaza para el principal pilar econñmico de Alaska: los ingresos del petrñleo. El profesor Rick Steiner de Alaska descubriñ la falsedad en las demandas de Palin cuando se topñ con evidencia que los funcionarios mãs altos encargados de la fauna del estado estaban de acuerdo con los resultados federales que los osos polares se enfilaban a la extinciñn: "Asé pues, aqué tienes los expertos en maméferos marinos del estado, tres o cuatro de ellos, cientéficos muy distinguidos, mostrando su acuerdo con la regla federal propuesta de listear a los osos polares, y con estudios del USGS [Estudio Geolñgico de Estados Unidos] que demostraban que los osos polares estãn en serios apuros," declarñ Steiner.

Un vénculo sñlido entre el calentamiento del planeta y la mortalidad del oso polar emergiñ en 2004 cuando cientéficos encontraron cuatro osos ahogados en el mar de Beaufort cerca de la Ladera del Norte de Alaska. El derretimiento del casquete glaciar polar—el mar se habéa retirado un record 160 millas al norte—habéa forzado los osos a nadar distancias inusualmente largas para encontrar hielo sñlido, de las que ellos dependen como plataformas de caza y pesca y para descando y recuperaciñn. Y mãs recientemente, el investigador Steven Amstrup del USGS publicñ hallazgos señalando que los osos polares estaban "acechando, matando y consumiendo otros osos polares" en vista de la competencia cada vez mãs cruenta por alimentos escasos.

Ademãs del calentamiento del planeta, otros riesgos para las poblaciones de los osos polares incluyen los contaminantes tñxicos en el ambiente circundante asé como en el tejido graso de las presas que consumen, conflictos con navéos, tensiones a causa del turismo en regiones que ellos habitan, la exploraciñn y desarrollo de petrñleo y gas, y la matanza excesiva véa la caza legal e ilegal.

CONTACTOS: Uniñn Internacional Para la Conservaciñn de la Naturaleza; Centro Para la Diversidad Biolñgica.


Querido DiãlogoEcolñgico: éSe habla mucho hoy sobre la energéa solar y eñlica, pero qué pasa con la biomasa? éQué papel podréa jugar esta fuente de energéa renovable en nuestro futuro? éNo podréa la gente quemar diariamente sus desechos de césped y hojas para generar energéa?

—Deborah Welch, Niagara Falls, NY

La biomasa, que es esencialemnte árboles, pastos, y desechos forestales y agrícolas, se quema como fuente de tanto calor como electricidad por todo el mundo, inclusive los Estados Unidos, donde representa hasta un uno por ciento del suministro total de electricidad. La biomasa es también materia prima para el etanol y el biodísel. South Bay, parte del New Hope Power Partnership de Florida, una instalación de 140 megavatios, ofrece electricidad a unos 60.000 hogares, generando electricidad mediante la quema de bagazo y fibras sobrantes de caña de azúcar, tales como las que se ven en esta foto.
© Rufino Uribe, courtesy Wikipedia

La mãs vieja y mãs frecuente fuente de energéas renovables conocida por el hombre, la biomasa es ya un pilar importante de la producciñn energética en los Estados Unidos y en otras partes. Puesto que existe tal gran variedad de recursos de biomasa—de ãrboles y pastos a los desechos forestales, agrécolas y urbanos—la biomasa promete desempeñar un papel permanente en el abastecimiento de energéa y de calor para millones de gente en todo el mundo.

Segün la Union of Concerned Scientists (UCS) [Uniñn de Cientéficos Preocupados (UCS)], la biomasa no es sñlo una fuente de energéa renovable sino también una fuente neutral de carbñn, porque la energéa que contiene viene del sol. Cuando se quema la materia vegetal, ella libera la energéa solar capturada originalmente por medio de la fotoséntesis. "De esta manera, la biomasa funciona como una clase de bateréa natural para almacenar energéa solar," informa UCS. Mientras la biomasa se produzca sosteniblemente—con producciñn al mismo nivel de uso—la “bateréa” dura indefinidamente.

Aunque la biomasa se usa mãs, especialmente en paéses en véas de desarrollo, como fuente de calor para que las familias pueden calentarse y cocinar sus comidas, la misma también puede ser utilizada como fuente de electricidad. El vapor capturado en enormes instalaciones de procesamiento de biomasa se utiliza para impulsar turbinas y generar electricidad. Por supuesto, la biomasa es también una "materia prima" de varios combustibles tipo carbñn-neutro, cada vez mãs populares, incluyendo el etanol y el biodésel.

Segün la Direcciñn Federal de Informaciñn Sobre Energéa, la biomasa ha sido la fuente principal de energéa renovable no-hidroeléctrica de los E.E.U.U. por varios años hasta 2007, representando entre 0,5 y 0,9 por ciento del suministro total de electricidad de la naciñn. En 2008—aunque no se dispone aun de todas las cifras—la energéa de viento probablemente logrñ finalmente el primer lugar debido al desarrollo extenso de

las granjas eñlicas a través del paés.

Segün la Alianza de Productores de Energéa de Biomasa de los E.E.U.U., la generaciñn de energéa a través de la biomasa ayuda a los norteamericanos a evitar unos 11 millones de toneladas de emisiones de diñxido de carbono que la quema de una cantidad equivalente de combustibles fñsiles crearéa cada año. También ayuda a evitar emisiones anuales de unos dos millones de toneladas de metano—que es un gas de "invernadero" unas 20 veces mãs fuerte que el diñxido de carbono.

La central eléctrica mãs grande a base de biomasa del paés es South Bay, parte del New Hope Power Partnership de Florida. La instalaciñn de 140 megavatios genera electricidad quemando fibra de caña de azücar (bagazo) y madera urbana reciclada, ofreciendo electricidad a unos 60.000 hogares asé como a extensas operaciones de molinaje y refinaciñn. Ademãs de preservar espacio precioso en los basurales al reciclar la caña de azücar y la basura de madera, la producciñn de electricidad de esta instalaciñn evita la necesidad de usar alrededor de un millñn de barriles de petrñleo por año.

Algunos dueños de casa estãn produciendo su propia calefacciñn véa sistemas de caldera de patio trasero alimentados por biomasa, que queman basura de jardines y otros desechos, o a veces pelotillas prefabricadas, encauzando el calor hacia adentro para mantener a la gente confortable. Tales sistemas pueden ahorrar dinero a los dueños de casa, pero también generan mucha contaminaciñn local. Asé pues, realmente, la mejor manera de sacar mayor provecho de la biomasa es urgir a las empresas de electricidad locales que utilicen tan insumo—incluso la basura de patios depositada en la calzada semanalmente, para ser recogida—dejando que éstas eventualmente la vendan de nuevo a nosotros como electricidad.

CONTACTOS: Uniñn de Cientéficos Preocupados; Alianza de Productores de Energéa de Biomasa de los E.E.U.U..

DiãlogoEcolñgico (EarthTalk) es ahora un libro! Mãs detalles e informaciñn en: www.emagazine.com/earthtalkbook.