Semana del 22/06/2008

Querido DiãlogoEcolñgico: He oédo que hay planes de construir un depñsito grande para la basura nuclear en Yucca Mountain en Nevada, pero que los planes han ido lentos y han sido muy polémicos. éDñnde se guarda ahora el desperdicio nuclear y qué peligros plantea?

—Miriam Clark, Reno, NV

Los planes para almacenar la mayoréa del combustible nuclear gastado y de otros desechos altamente radiactivos de nuestra naciñn en un depñsito central debajo de Yucca Mountain en el desierto de Nevada a 80 millas de Las Vegas fueron primero esbozados a mediados de los años ochenta. Pero el proyecto ha languidecido desde entonces debido a la oposiciñn de la gente de Nevada que no quieren permitir importar tales materiales peligrosos a su patio trasero. Los créticos del plan también han señalado que varias fuerzas naturales tales como la erosiñn y los terremotos podréan hacer el sitio inestable e inadecuado para almacenar asé isñtopos nucleares que podréan seguir siendo peligrosos a los seres humanos por cientos de miles de años.

Pero la administraciñn de Bush estã muy interesada en recomenzar el proyecto y presentñ recientemente una solicitud de licencia de construcciñn para desarrollar una instalaciñn ante la Comisiñn Reguladora Nuclear Federal (NRC)—que cuando esté terminada— podréa recibir hasta 300 millones de libras de desechos nucleares. Al anunciar el plan, el Ministro de Energéa Samuel Bodman dijo que la instalaciñn propuesta puede "hacer frente a cualquier amenaza donde se diera," añadiendo que las cuestiones de seguridad en relaciñn a la salud han sido una preocupaciñn primaria durante el proceso de planeamiento.

Pero la administraciñn todavéa no ha presentado un documento crucial que declararéa cuãn confiable seréa esta instalaciñn en materia de seguridad con respecto al escape de radiaciñn. La Agencia de Protecciñn Ambiental de Bush concluyñ que la facilidad necesita prevenir el escape de radiaciñn por lo menos 10.000 años. Pero un juez federal encontrñ que eso no era adecuado y ordenñ a la administraciñn que asegurara protecciñn por hasta un millñn años. La Casa Blanca sostiene que el NRC debe avanzar con su proceso de revisiñn y que el estãndar final se puede negociar mãs adelante.

Actualmente, el desperdicio nuclear generado en los EE.UU. se almacena en o cerca de una de las 121 instalaciones existentes alrededor del país donde se origina. Algunos opinan que esto debería continuar así, en vez de tratar de transportarlo a través de la nación a un depósito central, durante cuyo esfuerzo accidentes e inclusive ataques de terroristas podrían exponer a muchos norteamericanos a la radioactividad.
© Getty Images

Actualmente, sin ningün depñsito central, la basura nuclear generada en los E.E.U.U. se almacena en o cerca de una de las 121 instalaciones a través del paés en donde se genera. Los Nevadinos como el senador Demñcrata Harry Reid, que se ha opuesto tenazmente al depñsito de Yucca Mountain, dice que tiene mãs sentido dejar tal basura donde estã que arriesgar transportarla a través de carreteras püblicas y del sistema ferroviario de la naciñn, durante los cuales los accidentes o aün los atentados terroristas podréan exponer innumerables norteamericanos a la radiactividad.

Pero otros dicen que el sistema actual, o la falta de uno, expone a los norteamericanos a un gran riesgo de exposiciñn radiactiva. La organizaciñn sin fines Nuclear Information and Resource Service concluyñ en un un informe de 2007 que muchas toneladas de desechos radiactivos estaban terminando en basurales y en algunos casos en productos de consumo, gracias a ciertos agujeros en la prohibiciñn fderal de 2000 sobre el reciclaje de metal que habéa sido expuesto a la radiactividad.

Como con todos los temas que tienen que ver con la tecnologéa nuclear, donde y cñmo deshacerse de las basuras es complicado. Mientras que algunos léderes ambientalistas ahora apoyan cautelosomente el desarrollo de mãs reactores nucleares (que no usan combustibles fñsiles) para ayudar a detener el cambio de clima, otros siguen preocupados acerca de los riesgos que esa ruta presenta a la salud humana y al ambiente.

Independientemente de si el NRC aprueba los planes para Yucca Mountain no resolverã el debate mãs grande, por supuesto, pero quizãs la aceptaciñn de otras fuentes de energéa alternativas prometedoras podréa en ültima instancia hacer que la energéa atñmica resultase innecesaria.

CONTACTOS: Nuclear Regulatory Commission; Nuclear Information and Resource Service


Querido DiãlogoEcolñgico: El verano va a ser muy caluroso este año, y quisiéra saber como puedo mantener fresco el interior de la casa sin hacer funcionar mis acondicionadores de aire todo el tiempo ya que consumen mucha electricidad. éSugerencias?

—John McGovern, Cohasset, MA

¿No quiere encender el aire acondicionado? Los ventiladores usan mucha menos electricidad y pueden resultar muy eficientes en mantener el calor a raya hasta en los peores días.
© Getty Images

Segün Harvey Sachs del American Council for an Energy-Efficient Economy [El Consejo Norteamericano no lucrativo Para Una Economéa de Energéa Eficiente], el movimiento del aire sobre la piel es clave para mantener el cuerpo fresco. De modo que en vez de encender esa unidad de A.A., vea en qué direcciñn estã soplando la brisa afuera (no importa cuan ménima sea), y enseguida abra algunas ventanas estratégicamente para intentar que atraviese la casa de punta a punta o de lado a lado.

Si la brisa solamente no es suficiente, considere aplicar un poco de "magia de ventilador". Incluso los pequeños ventiladores de escritorio o mesa, que pueden adquirirse por alrededor de $30 en Target o almacenes similares, pueden mover realmente el aire por toda la pieza. Colocando uno por la ventana adonde estã viniendo el aire adentro, y uno en una ventana opuesta colocada para soplar el aire caliente hacia fuera, puede crear "un efecto agradable de tünel de viento" tirando aire a través de la casa.

Esta estrategia puede ser especialmente eficaz en la noche cuando estã mãs fresco. Pero por otra parte es importante cerrar las ventanas cuando te vas por el déa en la mañana para guardar el aire mãs fresco adentro y mantener el calor del nuevo déa afuera. Es menester también tener las persianas y cortinas cerradas, ya que la luz del sol que entra en la casa crea mãs calor. Y recuerde que las luces dejadas encendidas no sñlo desperdician electricidad—ellas estãn creando calor, también.

Los ventiladores de techo también hacen un trabajo agradable circulando aire en los cuartos que se ocupan con mãs frecuencia, y aunque requieren algunos costes iniciales de instalaciñn, los mismos utilizan solamente cerca de 1/30o de la electricidad de un acondicionador de aire.

Mãs allã de mover el aire para guardar el fresco, el sitio web de WikiHow.com enumera varias sugerencias para usar el agua y mantener el fresco sin el AA. Un método probado es mojar tus muñecas y otros puntos del pulso con agua fréa, y después mantener esos puntos frescos aplicando un cubo de hielo envuelto en una tohallita de cara contra ellos.

El alivio es inmediato, y este método refrescarã el cuerpo entero—hasta tres grados Fahrenheit—por hasta una hora. Otra sugerencia de WikiHow: Usar una cam

isa de mangas cortas y mantener las mangas mojadas con agua fréa (de una botella, grifo o manguera). Manteniendo las piernas de los pantalones largos mojadas es también una buena manera de mantener tus piernas frescas. Agrega una brisa o un ventilador, y puedes incluso sentirte fréo.

Por supuesto, si no puedes vivir sin el aire acondicionado, hay maneras mãs verdes de proceder. Para comenzar, una sola unidad de ventana que mantiene una pieza fresca es mucho menos costosa en energéa y menos contaminante que el aire acondicionado central que mantiene frescos todos los cuartos de la casa (incluyendo los que no se estãn utilizando). Busque los modelos nuevos que muestran la etiqueta federal de la Estrella de Energéa, que denota unidades eficientes en energéa.

Otra opciñn para los que viven en climas calientes y secos es un refrigerador evaporativo, que refresca el aire al aire libre mediante evaporaciñn y lo sopla hacia dentro de la casa. Estas unidades constituyen una alternativa agradable al aire acondicionado central tradicional, pues cuestan aproximadamente la mitad para instalar y usan solamente un cuarto de la energéa total de los sistemas centrales.

CONTACTOS: American Council for an Energy-Efficient Economy; WikiHow; Energy Star