Semana del 22/10/2006

Querido DiãlogoEcolñgico: éEn qué consisten los asé llamados "intercambios por naturaleza" y cñmo funcionan?

—Howard W., via correo electrñnico

Un intercambio de "deuda por naturaleza" es un convenio mediante el cual una naciñn mãs rica y desarrollada como los Estados Unidos perdona cierta deuda debida por un paés subdesarrollado a cambio de una promesa de usar algo o todo el dinero para conservar zonas ambientales créticas. Tépicamente, tales convenios son negociados por organizaciones internacionales sin fines de lucro como la Nature Conservancy o la Conservation International, las que a veces contribuyen fondos adicionales para otorgar subvenciones a organizaciones populares locales que participan en los proyectos.

Uno de los mãs grandes intercambios del tipo deuda por naturaleza ocurriñ recientemente, en octubre de 2006, cuando los Estados Unidos accedieron a perdonar $24,4 millones de dñlares en deuda de Guatemala para permitir usar ese dinero en esfuerzos de conservaciñn de bosques en ese paés. La Nature Conservancy y la Conservation International forjaron el trato, y cada una de ellas prometiñ $1 millñn de dñlares a las mismas iniciativas de conservaciñn guatemaltecas. Un convenio similar permitirã a Botswana reorientar $8,3 millones de dñlares en servicio de deuda a los E.U.A. a la conservaciñn y restauraciñn de zonas forestales tropicales en las regiones del delta de Okavango y del Parque Nacional de Chobe.

A la fecha, los Estados Unidos han finalizado una docena de convenios (uno bajo el presidente Clinton y el resto bajo George W. Bush), perdonando $135 millones de dñlares de deuda exterior a cambio de proyectos de conservaciñn no solamente en Guatemala y Botswana, sino también en en Bangladesh, Belice, Colombia, El Salvador, Jamaica, Panamã, Paraguay, las Filipinas y el Perü. Bajo los acãpites de la Ley de Conservaciñn de Bosques Tropicales, adoptada en 1998, los paéses en desarrollo con un bosque forestal de importancia mundial o regional, con un gobierno elegido democrãticamente, y con planes de reforma econñmica, son elegibles para el programa de perdñn de deudas de los Estados Unidos, siempre que estén dispuestos a llevar a cabo los programas de conservaciñn envisionados. También deberãn cooperar con los Estados Unidos en campañas internacionales de control de narcotrãfico, y no apoyar el terrorismo o violar derechos humanos.

Aunque los Estados Unidos ha liderado los intercambios de deuda por naturaleza, otros paéses desarrollados estãn comenzando a usar el mismo enfoque. Alemania ha perdonado decenas de millones de Euros en deuda de Indonesia y Bolivia, por ejemplo, a cambio de beneficios al medio ambiente. Y en junio pasado, Francia se uniñ al proyecto perdonando $25 millones de dñlares en deuda del Camerün a cambio de la protecciñn de trechos vérgenes en la Cuenca del Réo Congo, el segundo mãs grande bosque tropical del mundo después del Amazonas.

No todos los convenios de "deuda por naturaleza" han tenido lugar sin controversia. Segün el Movimiento Mundial de Selvas Hümedas [World Rainforest Movement (WRM)], basado en Uruguay, el septiembre pasado Canadã perdonñ $680.000 dñlares de deuda de Honduras a cambio de que ese paés estableciera programas de plantaciñn de ãrboles y conservaciñn de bosques. Tramitado principalmente dentro del marco de un intercambio por naturaleza, Canadã en realidad recibirã crédito segün el convenio hacia la reducciñn de emisiones de gases de invernadero a la cual se comprometiñ bajo el protocolo internacional de Kioto. Declara el WRM, "La poderosa mano de la industria estã tras estos proyectos
estos permiten que un paés que produce mucho diñxido de carbono [como Canadã] evite implementar medidas reales que reduzcan estas emisiones en sus fuentes mismas
o conservar sus propios bosques".

CONTACTOS: Conservation International, www.conservation.org; The Nature Conservancy, www.nature.org; World Rainforest Movement, www.wrm.org.uy.


Querido DiãlogoEcolñgico: Mi abuela era muy buena para la fabricaciñn de "enlatados" caseros, y esto ha despertado mi interés en el asunto. éDñnde puedo aprender acerca de los beneficios para mi salud y el ambiente? —Sylvia Fragiband, Indianapolis, IN

Por mãs de un siglo, los "enlatados caseros" han sido una forma popular de conservar y disfrutar frutas y hortalizas caseras, aparte de pescados y otras delicadezas. Uno de los beneficios claves del enlatado casero es limitar la exposiciñn a sustancias quémicas y pesticidas utilizados en la mayoréa de las verduras y pescados ofrecidos comercialmente. También, la mayoréa de las salsas y patés contienen azücar, sal, y preservantes adicionales que son superfluos en la mayoréa de las dietas y que pueden resultar dañinos para gente con problemas de salud como diabetes o hipertensiñn.

También, al conservar verduras a su punto ñptimo de consumo, los enlatadores caseros pueden disfrutar de salsas y patés sabrosos el año entero, aün cuando la cosecha casera ya ha se ha convertido en una memoria lejana. Y segün Jennifer Wilkins, una nutricionista con el departamento de Ciencias de Vida de la Universidad de Cornell, cualquier alimento a su punto ñptimo de madurez ofrece ventajas nutritivas superiores, inclusive en sus formas enlatadas. Cita ella el ejemplo del contenido creciente de Vitamina C en los tomates cuando estos se dejan madurar en la planta a su punto ñptimo.

Otro beneficio de los envases caseros es la independencia personal. "Si se produce un desastre nacional, y los abarrotes escasean, Ud. disfrutarã de su propia comida", dice Connie Densmore, jardinera y enlatadora casera extraordinaire, que enseña un curso en lénea sobre enlatados caseros en la website de UniversalClass.com. Añade ella que los alimentos envasados en casa pueden durar por años sin necesidad de refrigeraciñn (especialmente ütil si se interrumpe la electricidad), y que retienen su sabor como el déa en que fueron cosechados.

Antes de la época de los preservativos de alimentos y la refrigeraciñn, el enlatamiento casero—"las conservas"—era una de las maneras de impedir que los alimentos se descompusieran prematuramente a causa de los microorganismos naturales. Las técnicas de enlatado desarrolladas a fines de los años 1800 para impedir que las encimas, las bacterias y cãndida echaran a perder los alimentos y causasen botulismo y otras enfermedades estãn todavéa en pleno uso.

Cualquiera persona interesada en aprender como fabricar conservas caseras deberéa consultar la "Guéa Completa al Enlatado Casero" del Departamento de Agricultura de los E.U.A., la cual estã disponible gratuitamente en lénea. La Guéa detalla los principios del enlatado caseros, asé como seleccionar, preparar y envasar una varieda

d de alimentos. La website HomeCanning.com también ofrece una plétora de informaciñn a la vez de recetas para conservar frutas, verduras y carnes. El sitio estã administrado por la Jarden Home Brands, uno de los principales proveedores de frascos y equipos para envases caseros. Otros fabricantes de equipos de enlatado incluyen la Canning Pantry y la Home Canning Supply and Specialties.

Para mãs informaciñn, los envasadores caseros deberéan también inspeccionar la serie de videos "Tan Fãcil de Conservar" ("So Easy to Preserve"), preparada por la University of Georgia Cooperative Extension. Ocho episodios, cada uno de 20 a 35 minutos de duraciñn, éstos videos contienen las recomendaciones mãs actualizadas de cñmo realizar enlatados caseros, encurtidos, y mermeladas y gelatinas.

CONTACTOS: Canning Pantry, www.canningpantry.com; Home Canning Supply & Specialties, www.homecanningsupply.com; "Fãcil de Conservar" ["So Easy To Preserve"], www.uga.edu/setp; "Guéa Completa al Enlatado Casero" ["Complete Guide to Home Canning]," www.uga.edu/nchfp/publications/publications_usda.html.