Semana del 24/09/2006

Querido DiãlogoEcolñgico: éCñmo se define un "pantano" y cñmo se protegen éstos en los E.U.A. y Canadã de la destrucciñn por el desarrollo urbano y otras amenazas?

—Julie, Olathe, KS

La Agencia de Protecciñn Ambiental de los E.U.A. define a los "pantanos" como tierras donde la saturaciñn por agua es el factor dominante en el desarrollo del suelo y los tipos de plantas y animales que viven en su suelo y su superficie". La definiciñn usada por Environment Canada es casi idéntica.

Mãs allã de las definiciones, los humedales son componentes ecolñgicos esenciales de cualquier paisaje. Constituyen el habitat principal de centenares de especies de aves acuãticas asé como de muchos otros pãjaros, peces, maméferos e insectos. Los pantanos filtran y recargan naturalmente el agua que mãs tarde sale de los grifos, aguas abajo. Actüan como grandes esponjas, demorando el flujo de las aguas y reduciendo el impacto de las inundaciones. Previenen asé la erosiñn del suelo y protegen los cuerpos de agua de los usos potencialmente dañinos de la tierra como la agricultura. Y los pantanos también pueden remover y almacenar los gases de invernadero de la atmñsfera planetaria, desacelerando asé el arribo del calentamiento global.

Mãs de la mitad de los 221 millones de acres originales de pantanos que existéan en los E.U.A. al momento de la colonizaciñn blanca fueron destruédos para los años 1980. La historia ha sido la misma para Canadã, ya que los expertos estiman que entre un 30 y 70 por ciento de los humedales de ese paés se han perdido durante el mismo peréodo.

Reconociendo la importancia de las aves acuãticasy de los humedales para los norteamericanos y la necesidad de cooperaciñn internacional para asistir en el rescate de este recurso compartido, los E.U.A. y Canadã desarrollaron y firmaron el Plan Norteamericano de Administraciñn de Aves Acuãticas en 1986. Mexico se uniñ al mismo en 1993. Los tres paéses han gastado desde entonces $4.500 millones de dñlares protegiendo unos 15 millones de acres de pantanos en peligro a través del continente.

Los tres gobiernos han instituédo reglamentos complejos segün los cuales los promotores inmobiliarios que desean rellenar los pantanos deben mostrar causa para justificar su proyecto. En muchos casos los promotores deben deben crear nuevos pantanales en otras partes para mitigar las pérdidas, aunque muchos cientéficos no consideran estos pantanos hechos por el hombre como zonas ecologicamente aceptables.

Las cuestiones de protecciñn de pantanos llegaron al centro del debate polético nacional en los E.U.A. durante el concurso presidencial de 1988, cuando el candidato George H. W. Bush prometiñ que durante su gobierno no habréan pérdidas "netas" de pantanales. Sin embargo, cuando se calmaron las aguas tras la elecciñn, los promotores presionaron la nueva Casa Blanca de Bush para que aflojara su posiciñn y elevara el nümero de déas que un terreno deberéaa estar bajo agua (de siete a 15 por año) para merecer protecciñn. Esto permitiñ a los promotores inmobiliarios construir en nuevos lotes de tierra que anteriormente estaban fuera de su alcance. Los ambientalistas se indignaron—y tres expertos claves de la EPA renunciarion en protesta.

Si le preocupan los humedales Ud. tiene varias opciones. Manteniéndose al tanto de los proyectos y ordenanzas de construcciñn locales Ud. puede someter objeciones durante el proceso de planificaciñn en vez de presentar quejas mãs tarde cuando las cosas se han concretizado. Ofrecerse como voluntario con grupos nacionales o locales y de administraciñn de tierras que trabajen en la restauraciñn de pantanos es otra forma de ayudar. La American Rivers y la Izaak Walton League son dos de las organizaciones sin fines de lucro destacadas en la restauraciñn de pantanos y que abogan por la protecciñn de estas zonas en los E.U.A.; en Canadã, el Wetland Habitat Fund trabaja con los dueños de tierras para proteger los humedales a través de la naciñn, asé como la organizaciñn Ducks Unlimited Canada.

CONTACTOS: American Rivers, www.americanrivers.org; Izaak Walton League, www.iwla.org; Wetland Habitat Fund, www.whc.org/wetlandfund; Ducks Unlimited Canada, www.wetlandscanadatrust.com.


Querido DiãlogoEcolñgico: éQué impactos ecolñgicos puede esperar nuestra comunidad esperar si Wal-Mart abre una tienda en las cercanéas?—Sara Jones, Davenport, IA

Con mãs de 6.000 almacenes alrededor del mundo—Wal-Mart es fãcilmente el comerciante mãs grande del planeta, y también un imãn para las créticas de mala paga, pobre cobertura de salud y efectos en los centros urbanos luchando por sobrevivir. Wal-Mart también ha tenido un montñn de problemas ecolñgicos.

Los ambientalistas se quejan que las tiendas de la compañéa—a menudo en la periferia de comunidades rurales—se tragan espacio, reemplazando granjas y bosques con cobreto y pavimentos. Y la compañéa ha sido multada repetidamente en años recientes por diversas agencias a causa de negligencia ambiental. Por ejemplo, en 2005, Wal_mart pagñ %1,15 millones de dñlares en multas al estado de Connecticut por el almacenamiento impropio de pesticidas y otras toxinas que contaminaron los arroyos cerca de sus tiendas ahé, segün la website WakeUpWalMart.com.

Un año antes, Florida multñ a la compañéa $765.000 por violar leyes de almacenamiento de petrñleo en sus servicentros automovilésticos. La firma admite que no registrñ sus tanques de combustible y que no instalñ aparatos para prevenir el desbordo de léquidos, y que ademãs no llevñ a cabo vigilancia mensual, aparte de obstaculizar inpecciones del estado. El mismo año, Georgia multñ Wal-Mart $150.000 por contaminar el agua alrededor de Atlanta.

Por su parte la Agencia de Preotecciñn Ambiental de E.U.A. multñ a la compañéa $3 millones en 2004 por violar la Ley de Aguas Limpias en nueve estados. La compañéa también fue obligada a modificar sus prãcticas de construcciñn para prevenir contaminaciñn de agua en el futuro. Todo esto sucediñ inmediatamente después que la compañéa habéa sido multada $1 millñn de dñlares por violaciones de la Ley de Aguas Limpias en 17 lugares en otros cuatro estados. Wal-Mart también aceptñ establecer un plan de manejo ecolñgico para mejorar su observaciñn de leyes ambientales en sus sitios de construcciñn.

Wal-Mart dice que un clima de cambio sopla ahora por la compañéa. El Director Ejecutivo Lee Scott ha declarado que la sostenibilidad en todas sus formas es una preocupaciñn clave de ahora en adelante. "Como una de las compañéas mãs g

randes del mundo, con una presencia creciente global, los problemas ambientales son nuestros problemas" señalñ Scott a los empleados de la firma en octubre pasado.

La visiñn ecologista de Scott incluye instalaciones de energéa y flota utilizando energéa renovable, la reducciñn de los desperdicios, y la venta de productos "verdes". Se dice que Wal-Mart desarrollñ su plan ecolñgico con la asistencia del Vicepresidente anterior Al Gore. Los compromisos incluyen reducir la emisiñn de gases de invernadero un 20 por ciento en las instalcioes existentes, y la inversiñn de $500 millones en mejoras ambientales cada año de ahora en adelante.

Se dice igualmente que Wal-Mart también estã finalizando planes para ofrecer productos orgãnicos usando granjas locales par ahorrar en costos de transporte. Segün Ron McCormick, un ejecutivo con la divisiñn de alimentos orgãnicos, Wal-Mart ya estã comprando una amplia variedad de vegetales y hortalizas basãndose en lo que estã disponible en cada regiñn, en vez de transportar los productos a través del paés. "Nuestro foco total es: éCñmo podemos reducir las millas-alimento?" dice él.

La actitud "verde" se extiende también a otros productos, con la compañéa aumentando su oferta de pescado proveniente de fuentes "sostenibles" a la vez de ropa y artéculos de cama de algodñn orgãnico. Los créticos señalan que Wal-Mart estã tan preocupada con las ganancias que tales esfuerzos no van a prosperar. Sñlo el tiempo dirã si la visiñn de Scott de un Wal-Mart mãs ecologista se hace realidad.

CONTACTOS: Wal-Mart, www.walmartstores.com; WakeUpWalMart.com, www.wakeupwalmart.com.