Semana del 24/5/09

Querido DiãlogoEcolñgico: éQué es “nanotecnologéa?” He oédo que las nanopartéculas estãn ya en productos de consumo, aunque no hemos estudiado realmente sus impactos potenciales sobre la salud.

—Dan Zeff, San Francisco, CA

En la actualidad unos 600 productos de consumidor en los estantes de tiendasincluyendo lápices labiales, así como filtros solares y también productos alimenticioscontienen nanopartículas, objectos minúsculos que pueden ser tan pequeños como  1/10.000 del grosor de un cabello humano. La industria está creciendo a pasos agigantados, aunque poco se sabe acerca de los problemas ambientales o de salud que la tecnología nos traiga.
© Getty Images

La nanotecnologéa hace uso de objetos minüsculos—cuya anchura pueda ser 10.000 veces mãs estrecha que un cabello de un ser humano—conocidos como nanopartéculas. Alrededor de 600 productos en los estantes de tiendas los contienen hoy, incluyendo filtros solares transparentes, lãpices labiales, cremas antienvejecedoras e incluso productos alimenticios.

Las ventas globales de nanotecnologéa han crecido substancialmente estos ültimos años, alcanzando $50 mil millones de dñlares en 2007, segün Lux Research, autor del informe anual Nanotech Report. Y la cuenta final no estã adentro todavéa, pero los analistas ya han predicho ventas en 2008 de $150 mil millones. La National Science Foundation dice que la industria podréa valer $1 trillñn para 2015, cuando llegaréa a emplear dos millones de trabajadores directamente.

Lo que hace a las nanopartéculas ütil es su tamaño minüsculo, lo que permite manipulaciñn del color, de la solubilidad, de la resistencia, del comportamiento magnético y de la conductividad eléctrica. Las nanopartéculas existen en la naturaleza, y también se crean inadvertidamente a raéz de algunos procesos industriales. Pero lo que es nuevo—y potencialmente peligroso—es la ingenieréa extensa de estas partéculas para propñsitos comerciales.

Aunque no hay prueba concluyente que los nanomateriales causan problemas, los activistas de la salud estãn preocupados ya que los estamos ya poniendo en nuestros cuerpos e injiriendo como si los hubieran probado a fondo. Estudios animales, incluyendo uno con ratas en la universidad de Rochester, han demostrado que algunas nanopartéculas pueden cruzar la barrera sangre-cerebro, que protege el cerebro contra toxinas en la circulaciñn sanguénea. Y las nanopartéculas inhaladas también han dañado los pulmones de algunos animales de laboratorio.

A pesar de éstos y otros estudios, los nanomateriales carecen virtualmente de regulaciñn en los E.E.U.U. Y de $1,3 mil millones presupuestados para investigaciones en 2006, solamente $38 millones se dedicaron a examinar los riesgos a la salud y el ambiente.

"Aunque las ventajas de la nanotecnologéa se han publicitado extensamente, la discusiñn de los efectos potenciales de su uso extensivo en productos para el consumidor e industriales estã apenas comenzando a emerger," reporta el Journal of Nanobiotechnology. "anto los pioneros de la nanotecnologéa como sus opositores estãn encontrando extremadamente duro discutir su caso pues no hay informaciñn suficiente para apoyar un lado o el otro."

Los interventores estatales de Europa muestran mucha mãs cautela con la nanotecnologéa que sus contrapartes norteamericanas. La Royal Society de Gran Bretaña recomendñ en 2004 que las nanopartéculas se vean como sustancias totalmente nuevas, y la Comisiñn Europea las estã examinando caso por caso. La Agencia de Protecciñn Ambiental de los E.E.U.U. estã encargada de la reglamentaciñn de la nanotecnologéa aqué, pero ni siquiera ha comenzado a estudiar el campo.

Tomada junta, la evidencia sugiere considerable incertidumbre sobre el uso de nano-ingredientes en productos de consumo. Sencillamente no se sabe si son seguros, lo que fuerza la pregunta: éPor qué los hemos aprobado para el uso comercial? De hecho, podemos mirar al pasado de nuestra década actual y ver, para mejor o peor, como esta en esta época cosas minüsculas causaron cambios inmensos y trascendentales en nuestras vidas.

CONTACTOS: EU’s REACH Law; U.S. Environmental Protection Agency Nanotechnology Page.


Querido DiãlogoEcolñgico: éCñmo le estã yendo a la industria peletera en estos momentos? éHa sido afectada por el activismo de PETA y de grupos similares?

—Clara Andrews, Edmonds, WA

Un 85 por ciento de las pieles provienen ahora de animales criados en 'granjas', aunque los oponentes a esta práctica señalan que los animales viven en condiciones terribles y son despachados en forma inhumana. El visón y los zorros son los dos animales salvajaes más frecuentemente criados en 'granjas' por sus pieles. Otros incluyen la chinchilla, el lince, las ratas almizclares y los coyotes. En la imagen, un visón y un zorrilo se enfrentan en su habitat natural.
© Getty Images

Es difécil encontrar una fuente exacta de cifras actuales, pero es muy probable que la industria de las pieles ha sido seriamente afectada por la campaña continua y muy visible contra las pieles—a veces con la participaciñn de supermodelos—-por PETA (Gente para el trato ético de animales) y de otros grupos en favor de derechos de animales.

Independientemente de si se debe a los esfuerzos de los activistas, los gobiernos del Reino Unido y de Austria han prohibido del todo las “granjas peleteras” en sus paéses, mientras que los Paéses Bajos han eliminado la crianza de zorros y chinchilla. Los E.E.U.U. no han tomado ninguna medida contra la industria, pero el nümero de granjas de visiñn en los E.E.U.U. ha caédo estrepitosamente del 1.027 en 1988 menos de 300 hoy, segün Weekly International Fur News.

Pero aunque los niveles de ventas y popularidad de la industria de la piel pudieron haberse atenuado durante los años 90, el resurgimiento de las pieles—especialmente entre los nuevos ricos de Rusia y China—ha significado que el negocio estã marchando muy bien para los peleteros que sirven tales mercados remotos.

Para el año 2004 la industria estaba reportando ventas colosales—unos 11.700 millones mundialmente—a pesar de la economéa flaccida de los años post-9/11. Las "pieles siguen siendo muy populares con los diseñadores internacionales y se esera que continüe siendo una parte integrante de la moda," señala el presidente de la International Fur Trade Federation (IFTF) [Federaciñn internacional del comercio de la piel (IFTF), Andreas Lenhart, a los reporteros.

Segün datos de la IFTF, la gran mayoréa de las pieles—hasta el 85 por ciento—vienen ahora de animales créados en “granjas”. (Esto significa, entonces, que un 15 por ciento todavéa se coge en sus habitats naturales, a menudo atrapados por métodos que son tan dolorosos como indiscriminados, cogiendo presas inesperadas, incluyendo especies en peligro y animales domésticos domésticos.) El animal mãs criado en “granjas” es el visñn, seguido por el zorro. La chinchilla, el lince, las ratas almizcleras y los coyotes también se cultivan por su piel. PETA reporta que el 73 por ciento de las granjas restantes de pieles del mundo estãn en Europa, mientras que cerca del 12 por ciento estãn en Norteamérica.

IFTF sostiene que el cultivo de las pieles tiene ventajas ambientales, tales como encontrando un buen uso para 647.000 toneladas anuales de subproductos animales solamente de las industrias pesqueras y de la carne de Europa (se alimentan a los animales cautivos), y la generaciñn de mucho abono, vendido como fertilizante orgãnico. La

granjeréa de visñn también proporciona grasa para jabones y productos de pelo, dice la IFTF.

Por supuesto, los activistas contra las pieles no ven las cosas de esta manera. "La cantidad de energéa necesaria para producir un abrigo de pieles verdadero con pieles de animales criados en granjas es aproximadamente 15 veces lo que se requiere para producir un abrigo de pieles falso," dice PETA. "Ni es la piel biodegradable, gracias al tratamiento quémico aplicado para orevenir la descomposiciñn de las pieles". PETA agrega que estos mismos productos quémicos contaminan el agua subterrãnea cerca de las granjas peleteras si no son manejadas responsablemente.

Los activistas también estãn preocupados, por supuesto, acerca de las condiciones que deben soportar los animales en las granjas de pieles. "Los animales—que se mantienen en jaulas extremadamente pequeñas—viven con el miedo, estrés, enfermedades, parãsitos y otras dificultades fésicas y psicologicas
" señala PETA. El grupo añade que los animales son matados en maneras extremadamente inhumanas—como la electrocuciñn, gas o envenenamiento—para preservar la calidad de las pieles sobre todo.

CONTACTOS: PETA; IFTF.

DiãlogoEcolñgico (EarthTalk) es ahora un libro! Mãs detalles e informaciñn en: www.emagazine.com/earthtalkbook.