Semana del 25/1/2009

Querido DiãlogoEcolñgico: Una amiga méa en Connecticut estã muy entusiasmada con los eventos llamados "tragos verdes" a las que ella asiste cada mes para juntarse con otros vecinos interesados en cuestiones del medio ambiente. éCñmo puedo averiguar si existen este tipo de reuniones en mi ãrea?

—Janet McIntosh, Dubuque, Iowa

Todos los meses gente interesada en asuntos ambientalistas en mãs de 460 ciudades en todo el mundo se encuentran en reuniones sociales informales llamadas Green Drinks (“Tragos Verdes”). Iniciado en 1989 en Londres por Edwin Datschefski y amigos, el concepto se ha corrido como reguero de pñlvora, con unos 350 diversas agrupaciones verdes de Tragos Verdes por todo el mundo en la actualidad. Las reunones se planean para ser discretas, no estructuradas y dar la bienvenida a todos los puntos de vista en asuntos ambientales. Muchos participantes han encontrado trabajo, hecho amigos, desarrollado nuevas ideas, concluido negocios y experimentado momentos de serendipia e inspiraciñn en diversas reuniones de Tragos Verdes.

Solamente en los E.E.U.U., cada mes se efectuan diversos acontecimientos de Tragos Verdes en 223 ciudades. La agrupaciñn de Nueva York es la mãs grande del mundo, con una lista de invitados que ya excede 10.000 personas y una asistencia tépica en centenares de personas. Los eventos de Tragos Verdes son también populares en el Reino Unido, Canadã, Alemania, Polonia, Suecia, los Paéses Bajos, Japñn, Nueva Zelandia, Chile, Puerto Rico y Australia. Melbourne, Australia ostenta en la actualidad el record para este tipo de acontecimientos, con mãs de 1.700 participantes apareciendo en la primera noche del Festival de Estilo de Vida Sostenible de febrero de 2007.

“Gente de diversos campos se reüne con un interés mutuo en aspectos medioambientales, intercambian ideas y beben en una atmñsfera social muy discreta," dice Margarita Lydecker, que fundñ la agrupaciñn de Tragos Verdes de la Ciudad de Nueva York en 2002 y sirve actualmente como coordinadora de los E.E.U.U. para estos acontecimientos. Lydecker—que ha ayudado personalmente a fundar mãs de 100 diversas agrupaciones, incluyendo una en Kabul, Afganistãn—dice que los eventos han sido un catalizador grande para la conectividad, comunidad, colaboraciñn y cambios en el sector ambientalista en Nueva York y mãs allã.

Una reunión de Green Drinks (Tragos Verdes) en Tucson, Arizona. Solo en los EE.UU. , tales eventos se realizan cada mes en 223 ciudades, reuniendo gente local de diversas edades, experiencia y carreras para discutir asuntos de interés mutuo relacionados con el medio ambiente.
© kretyen, courtesy flickr

En los E.E.U.U. y el Canadã, la mayoréa de las ciudades grandes y de tamano mediano tienen ya agrupaciones en auge de Tragos Verdes. Probablemente puedes encontrar una en alguna parte cerca de ti, dondequiera que vivas, usando el enlace "Encontrar Ciudad" del sitio web GreenDrinks.org, y cliqueando sucesivamente hasta que consigas un horario de acontecimientos venideros en tu ciudad particular. Si no hay todavéa una agrupaciñn de Tragos Verdes en tu regiñn, por supuesto funda una nueva.

Heather Burns-DeMelo, que habéa fundado un sitio web sobre acontecimientos ambientalistas para Connecticut llamada CTgreenscene.com, se inspirñ por Lydecker en 2007 para comenzar una agrupaciñn de Tragos Verdes donde ella vive en el condado de Fairfield de Connecticut de modo que la gente con intereses ecolñgicos se pudieran encontrar en persona. "La Red es magnéfica," dice ella, "pero verse cara a cara es clave para hacer crecer el movimiento."

Segün Burns-DeMelo, fundar una agrupaciñn fue fãcil—ella sencillamente enviñ un mail al fundador de Tragos Verdes (Green Drinks) Datschefski desde el sitio web greendrinks.org pidiendo permiso para comenzar una nueva agrupaciñn—pero conseguir que la gente viniera a las reuniones iniciales fue mãs difécil. Ella y amigos pusieron mesas para recolectar firmas en eventos locales, mandaron comunicados de prensa a los periñdicos regionales, encontraron un restaurant dispuesto a servir de sede, distribuyeron volantes, y pusieron avisos en su sitio web y otros. El esfuerzo diñ resultados: 65 personas aparecieron para el primer acontecimiento en una noche de miércoles deprimente, y la agrupaciñn ha estado creciendo a pasos agigantados desde entonces.

CONTACTOS: Green Drinks


Querido DiãlogoEcolñgico: éQué partes de los Estados Unidos estãn o serãn azotadas mãs severamente por el calentamiento del planeta?

—Aliza Perry, Burlington, VT

Los famosos cerezos de Washington DC están ahora floreciendo más temprano debido a los aumentos de temperatura derivados del calentamiento global. Pero esto palidece en comparación a los mucho más serios impactos de los huracanes más frecuentes y feroces del Sudeste, las grandes inundaciones de la zona central, los glaciares en deshielo del oeste, y los niveles crecientes del mar en los litorales de la nación.
© celestria, courtesy Flickr

Es difécil predecir qué ãreas de los E.E.U.U. sufrirãn mãs a razñn del calentamiento planetario, pero se puede apostar que no habrãn regiones inafectadas. Los cientéficos señalan ya la severidad creciente de huracanes en la costa este, las inundaciones graves en la regiñn Central de los EE.UU., y los glaciares en deshielo en el oeste como prueba del inicio del calentamiento del planeta.

Por supuesto, los Estados Unidos no habréan podido hallar un mejor cartel para la lucha contra el calentamiento del planeta que Alaska, que estã experimentando cambios dramãticos del paisaje como resultado de los aumentos de la temperatura, de la fusiñn glacial y de la subida del nivel del mar. Incluso los poléticos conservadores de Alaska no pueden negar mãs que el calentamiento causado por los seres humanos estã afectando al estado. La situaciñn no se ve mucho mejor en el Oeste de norteamérica, que estã ya haciendo frente a algunos de los aumentos mãs grandes de temperatura en el paés. Los glaciares caracterésticos del Parque Nacional de Glaciares de Montana podréan haber desaparecido del todo en solo dos déscadas.

Un informe reciente de dos destacadas organizaciones no comerciales, la Rocky Mountain Climate Organization y el Natural Resources Defense Council, detalla cñmo los 11 estados occidentales de los E.E.U.U. han experimentado en conjunto durante los cinco años pasados un aumento de temperatura media de aproximadamente 70 por ciento mayor que la subida media global. La parte mãs caliente de la regiñn ha sido el estado de Arizona, azotado por la sequéa, adonde se han elevado las temperaturas medias unos 2,2 grados Fahrenheit—120 por ciento mãs alto que el aumento global—entre 2003 y 2007. Los investigadores también encontraron que el oeste ha experimentado olas de calor mãs frecuentes y mãs severas, con el nümero de déas extremadamente calurosos aumentando hasta cuatro déas por década desde 1950.

En la zona central, aparentemente aumentos de temperatura de menor importancia han tenido efectos desproporcionados. En 2006 el Lago Erie no se congelñ por primera vez en la historia, lo que llevñ "a nevadas efecto de lago" pues mãs agua de evaporaciñn estaba disponible para la precipitaciñn. Asimismo, los cambios en la temperatura del agua del lago han comenzado a alterar las poblaciones de peces, que a su vez afectan a los pãjaros y sus pautas migratorias. A pesar de nevadas mãs pesadas localizadas, la regiñn estã sufriendo generalmente de una tendencia a la sequéa. Los agricultores estãn preocupados que el resultado serã cosechas mãs pequeñas y por lo t

anto alimentos mãs costosos para los consumidores norteamericanos.

En la costa este, el blanqueo de los arrecifes coralinos, las olas de calor y la intensidad creciente de los huracanes son solo algunos de los peligros relacionados con el calentamiento global que los habitantes de la Florida han tenido que soportar estos ültimos años. También, los famosos cerezos de Washington DC estãn ahora floreciendo mãs temprano debido a los aumentos de temperatura. Mãs al norte, temperaturas mãs suaves que las tépicas de estaciñn se han conectado con cambios sutiles en las corrientes océanicas. En la Ciudad de Nueva York, la temperatura media ha aumentado cerca de cuatro grados Fahrenheit desde 1880, y podréa alcanzar 10 grados mãs para 2100, segün un estudio comisionado por el Programa de Investigaciñn de Cambios Globales financiado por el gobierno federal de los E.E.U.U.

Pero el problema mãs grande para Nueva York, tanto como para otras ãreas bajas de las costas de la naciñn, serã la subida del nivel del mar: Los modelos de clima predicen que el nivel del mar alrededor del noreste se levantarã entre varias pulgadas y 3 pies durante el curso de este siglo.

CONTACTOS: Rocky Mountain Climate Organization; Natural Resources Defense Council; U.S. Global Change Research Program