Semana del 25/10/09

Querido DiãlogoEcolñgico: éCñmo produce la calefacciñn, el acondicionamiento y la electricidad la energéa geotérmica? No comprendo cñmo trabaja.

—Delano Stewart, Wyandanch, NY

El término “geotérmico” es derivado de las palabras griegas para la Tierra (geo) y el calor (therme). En esencia energéa geotérmica es el poder atrapado de la Tierra misma. El calor del centro de la Tierra, que promedia cerca de 6.650 grados Fahrenheit, procede fuera hacia la superficie del planeta. Las manantiales y géiseres calientes hasta tres millas de profundidad pueden ser alcanzados mediante pozos especiales que traen el agua caliente (o el vapor de ella) a la superficie, donde puede ser utilizada directamente para calefacciñn o para engendrar indirectamente electricidad al conectarla con turbinas giratorias. Puesto que el agua bajo la superficie terrestre se renueva constantemente, y el centro de la Tierra continuarã engendrando calor indefinidamente, la energéa geotérmica es al final de cuentas limpia y renovable.

Hoy hay tres métodos principales para cosechar energéa geotérmica de calidad comercial: vapor seco, vapor “flash” (parcial o secundario) y de ciclo binario. El proceso de vapor seco acarrea vapor hacia arriba directamente desde abajo, para impulsar turbinas que a su vez propulsan generadores de electricidad. Las plantas de vapor secundario traen el agua caliente misma arriba desde abajo; a continuaciñn se rocia en un tanque para crear vapor que impulsa las turbinas. Estos dos métodos son los mãs comunes, generando cientos de megavatios de electricidad a través del Oeste norteamericano, Europa y otras partes. Pero la expansiñn es limitada ya que estas plantas sñlo funcionan en regiones tectñnicas donde es mãs fãcil conseguir acceso al agua calentada por los suelos.

La tecnologéa de ciclo binario extrae agua caliente ubicada cerca de la superficie (no necesariamente extremadamente caliente) y la combina con un segundo léquido (“binario”), como butano o pentano, que tiene un punto de ebulliciñn bajo. Este léquido entonces es bombeado por un intercambiador de calor, donde es vaporizado y enviado por una turbina antes de ser reciclado otra vez en el sistema. Las plantas geotérmicas de ciclo binario ya bombean docenas de megavatios de electricidad en California, Nevada y Hawãi, entre otros lugares.

Una planta de electricidad geotérmica en Islanda, la que deriva 26,5 por ciento de su energía de esta tecnología. Acá en los EE.UU., donde la opción geotérmica está en su infancia, la administración de Obama ha reservado 0 millones para desarrollo geotérmico, y el Congreso ha asignado 9 millones al Departamento de Energía para varios programas geotérmicos.
© Gretar Ivarsson

Pero la opciñn geotérmica no es solamente para empresas püblicas. Los propietarios que buscan “ecologizar” y reducir sus cuentas de electricidad pueden instalar un sistema residencial, en esencia una versiñn a escala del sistema binario. Primeramente, se instala una serie de tubos bajo tierra. El agua circulando en el circuito se calienta naturalmente subterraneamente y luego transferida a un intercambiador del calor que concentra la energéa y la distribuye dentro del hogar como calor. En el verano y en climas mãs calurosos, el proceso es invertido para llenar el hogar con aire refrescado geotérmicamente.

La opciñn geotérmica tiene sus inconvenientes. Para propietarios, puede resultar difécil justificar el gasto inicial de $7.500 o mãs para instalar un sistema, aunque el IRS ahora ofrece créditos tributarios que cubren hasta 30 por ciento del costo. Al nivel de compañéa de electricidad, las plantas geotérmicas son costosas de construir y operar. Y encontrar un sitio conveniente requiere hacer ensayos caros de excavaciñn sin ninguna garantéa de localizar un lugar subterrãneo productivo. No obstante, los analistas esperan que la capacidad geotérmica a nivel comercial casi se doble solo en los seis años venideros. La administraciñn de Obama ha reservado $750 millones para el desarrollo geotérmico, y el Congreso también ha sido generoso, asignando $129 millones al Departamento de Energéa para varios programas geotérmicos.

La energéa geotérmica puede estar en su infancia en EEUU, pero es un factor grande en Islandia, que deriva el 26,5 por ciento de sus necesidades de electricidad de fuentes geotérmicas, y en Nueva Zelandia, que igualmente consigue 10 por ciento de su electricidad total.

CONTACTOS: DOE Consumer Energy Tax Incentives; Geothermal Energy Association.


Querido DiãlogoEcolñgico: Aparentemente el vino en cartones (en vez de embotellado) se estã poniendo de moda por razones ambientales. éCuãles son los beneficios ecolñgicos del vino en cartones sobre el embotellado?

—Justin J., Los Angeles, CA

No hay botellas en estos cartones de vino—solamente vino y la bolsa de plástico que lo contiene. Poner el vino en cartones en vez de botellas ahorra la mitad del peso de envío (y sus emisiones asociadas de carbón) y mantiene el producto fresco por mucho más tiempo.
© Bota Box

A medida que cada vez mãs bodegas de vino ofrecen variedades orgãnicas para reducir su huella ecolñgica, no es sorpresa que ellos estén examinando los impactos ambientales de sus envases también. La fabricaciñn de botellas convencionales de vidrio (y los corchos que las tapan) utiliza cantidades significativas de recursos naturales y engendra contaminaciñn considerable. Segün la Agencia de Protecciñn del Medio Ambiente de EEUU, el proceso de fabricaciñn de vidrio no sñlo contribuye su parte a las emisiones de gas invernadero sino también engendra ñxidos de nitrñgeno, biñxido de azufre y partéculas diminutas que pueden dañar el tejido pulmonar cuando son aspiradas.

Mãs allã de la fabricaciñn, el transporte de vino en botellas de vidrio a través del paés y alrededor del mundo también cobra su peaje ambiental. Segün el escritor de vino Tyler Colman, mãs del 90 por ciento del vino norteamericano es producido en la costa Oeste, pero a continuaciñn enviado a la Costa Este donde vive la mayoréa de los consumidores de vino. Transportar en camiñn todas estas botellas pesadas de vidrio engendra una huella de carbñn mucho mãs mãs grande, onza para onza, que el transporte del vino en cartones que es mucho mãs ligero. Casi la mitad del peso de un cajñn ordinario de vino deriva de las botellas; mientras que cerca del 95 por ciento del peso de un cajñn de vino encartonado es el vino mismo.

“Una botella de vino estãndar tiene 750 mililitros de vino y engendra cerca de 5,2 libras de emisiones de biñxido de carbono cuando viaja de una viña en California a una tienda en Nueva York,” informa Colman, que bloguea en DrVino.com. “Una caja de 3 litros engendra aproximadamente la mitad de emisiones por cada 750 mililitros”. El concluye que cambiando al vino en caja “para el 97 por ciento de los vinos que son hechos para ser consumidos dentro de un año” reduciréa emisiones de gas invernadero cerca de dos millones de toneladas, o el equivalente de quitar 400.000 automñviles de las carreteras.

Segün el Wine Group, la tercera compañéa mãs grande de vino en el mundo por volumen y un partidario grande de reemplazar las botellas de vidrio, hay otras ventajas para el vino encaratonado (que incluye tépicamente una bolsa plãstica dentro de una caja de cartñn). El empaque al vacéo de vinos encartonados permite el contenido permanecer fresco hasta seis s

emanas en el refrigerador una vez que se rompe el sello y se sirve el primer vaso. El Wine Group ha lanzado el sitio web “Mejores Vinos Mejor Mundo” en una tentativa de solicitar el favor püblico para vinos en cartones tecnolñgicamente avanzados, ambientalmente amistosos y econñmicamente prãcticos.

Todavéa, a pesar de los beneficios, el vino encartonado aun puede ser una példora dura de tragar para muchos enñlogos adheridos a la tradiciñn. “Aün los tradicionalistas que se estãn acostumbrando a la idea que las tapas enroscadas son aceptables para ciertos vinos, rechazan la idea de una bodega llena de cajas de cartñn,” dice el escritor sobre vino y propietario de viña Lee Asbell. “Es difécil imaginar cñmo el servicio de vino en un establecimiento elegante manejaréa tal cambio”. Por ahora, el vino encajonado sigue siendo el dominio de marcas mãs baratas. Pero todo eso podréa cambiar a medida que mãs fabricantes de vino y bebedores abracen la causa de salvar la Tierra.

CONTACTOS: Better Wines Better World; DrVino.

DiãlogoEcolñgico (EarthTalk) es ahora un libro! Mãs detalles e informaciñn en: www.emagazine.com/earthtalkbook.