Semana del 26/10/2008

Querido DiãlogoEcolñgico: éCuãl es la historia con las bombillas LED que se dicen ser aün mãs econñmicas en cuestiñn de energéa que las fluorescents compactas?

—Toby Eskridge, Little Rock, AR

Quizãs la ültima "alternativa a la alternativa," la bombilla de LED (diodo electroluminoso) bien puede destronar al fluorescente compacto (CFL) como rey de las opciones de “luz verde”. Pero antes de entrar al mercado, es posible que necesite mãs desarrollo todavéa en términos de asequibilidad y luminosidad.

Los LED se han utilizado extensamente por décadas en otro usos—formando los nümeros en los relojes digitales, iluminando relojes y teléfonos celulares y, cuando se utilizan en racimos, iluminando semãforos y creando imãgenes en las pantallas grandes de la televisiñn al aire libre. Hasta hace poco tiempo la iluminaciñn del LED ha sido imprãctica para la mayoréa de los otros usos diarios porque se construye a base de tecnologéa costosa de semiconductores. Pero el precio de los materiales de semiconductores ha caédo estos ültimos años, abriendo la puerta a ciertos cambios excitantes en opciones de iluminaciñn mãs amistosas al medio ambiente y econñmicas en términos de energéa.

Las bombillas LED no se conocen por su luminosidad, pero los fabricantes están haciendo esfuerzos para cambiar esa opinión. EarthLED está a la vanguardia de este proyecto con sus bombillas EvoLux y ZetaLux (ver imágenes) las que entregan el equivalente de incadescentes de 100 y 50-69 vatios, respectivamente.
© EarthLED

Segün HowStuffWorks.com, las ampolletas LED se encienden solamente por el movimiento de electrones. A diferencia de las incandescentes, no tienen ningun filamento que se queme; y a diferencia también de las CFLs, no contienen nada de mercurio u otras sustancias tñxicas. Los proponentes dicen que el LED puede durar unas 60 veces mãs que las incandescentes y 10 veces mãs que las CFLs. Y también a diferencia de los incandescentes, que generan mucho calor residual, los LED no se ponen especialmente calientes y no utilizan un porcentaje mucho mãs alto de electricidad para la generaciñn directa de luz.

Pero como se vio con las primeras CFLs, las bombillas LED no se distinguen por su luminosidad. Segün un artéculo del enero de 2008 en Science Daily, "debido a su estructura y material, mucha de la luz en el LED estãndar se atrapa, reduciendo la luminosidad de la luz y haciéndolo inadecuado como fuente de luz principal en el hogar." Los fabricantes de LED resuelven este problema en algunas aplicaciones mediante la agrupaciñn de muchos pequeñas bombillas LED en una sola plataforma para concentrar la luz emitida. Pero tales “bombillas” LED todavéa no generan mucha mãs luz que las de 35 vatios incandescentes, demasiado poco para la lectura u otras tareas que requieren un foco visual preciso.

Si los LED van a substituir a las incandescentes y los CFLs, los fabricantes tendrãn que hacerlos mãs luminosos. EarthLED estã iluminando el sendero con sus ampolletas EvoLux y ZetaLux, que utilizan mültiples LEDs en una sola plataforma para generar la luz. El EvoLux entrega luz igual a las incadescentes de 100 vatios, señala la compañéa. Pero el precio de $80/bombilla puede ser difécil de tragar. El ZetaLux, que se vende al por menor por $49.99, entrega luz equivalente a 50 – o 60 vatios de incandescentes, y dura 50.000 horas, lo que cuesta solamente $2/año para funcionar.

Otros fabricantes de bombillas estãn trabajando en diseños similares para ampolletas LED de alta potencia, esperando que un aumento en disponibilidad ayudarã a estimular la demanda, lo que a su vez rebajarã los precios en general. Hasta entonces, los consumidores pueden encontrar ampolletas LED convenientes para propñsitos secundarios y para iluminaciñn éntima en muchas ferreteréas y almacenes grandes. La bombilla LED de C. Crane de 1,3 vatios, genera tanta luz como una bombilla incandescente de 15 vatios. Chequea tu ferreteréa local para saber si hay otras opciones, asé como vendedores en lénea tales como Best Home LED Lighting, Bulbster, SuperBrightLEDs.com y We Love LEDs.

CONTACTOS: How Stuff Works; EarthLED; Best Home LED Lighting; Bulbster; SuperBrightLEDs.com; We Love LEDs


Querido DiãlogoEcolñgico: El aceite de motor usado es un contribuidor grande a la contaminaciñn de nuestros canales y agua potable. éCñmo puedo cerciorarme de que no estoy contribuyendo a este problema?

—John Eckerle, Jüpiter, FL

El aceite de motor perdido por vehéculos idividuales—o botado por los dueños de casa y garages comerciales—constituye una parte importante de la escorrentéa, la precipitaciñn pluvial que se escurre de caminos y parques de estacionamiento y que inevitablemente termina parando en cuerpos locales de agua.

El aceite de motor de automóvil que se pierde en cada vehículo o que se bota por los dueños de casa y garajes comerciales constituye una porción significativa de la escorrentía, la precipitación que se escurre de las carretras y parques de estacionamiento y que inevitablemente va a parar a los cuerpos de agua locales.
© Kendrack, courtesy Flickr

Estos agentes contaminadores incluyen no sñlo el aceite de motor escapado—que puede contener sustancias tñxicas como el plomo, benceno, cinc o magnesio—pero también fertilizantes, insecticidas, desperdicios plãsticos, colillas de cigarrillo, pinturas, solventes, sedimentos y otros desechos peligrosos. La tierra y la vegetaciñn natural filtraréan ordinariamente muchos de estos agentes contaminadores, pero el pavimento impermeable que cubre mucha de la superficie donde estos agentes contaminadores se originan los lleva derecho a los alcantarillados de tormenta y a canales, réos, lagos y el océano mismo, en donde pueden envenenar la vida marina—que podréamos comer—asé como mo ecosistemas ripécolas o costeros completos.

Esta contaminaciñn también termina en acuéferos subterrãneos que suministran nuestra agua potable, asé que su reducciñn es una medida sanitaria que podréa también ahorrar cada año millones de dñlares a los municipios en instalaciones de tratamiento de agua potable y costos operacionales.

Aunque las agencias gubernamentales intentan diseñar e implementar estãndares de desarrollo urbano y zonal para ayudar a reducir los problemas de escorrentéa de tormentas causados por entidades comerciales e industriales, todavéa también hay mucho que los individuos pueden hacer para reducir su impacto personal. De hecho, hasta un 40 por ciento de la contaminaciñn de petrñleo en los E.E.U.U. viene de la disposiciñn incorrecta del aceite de motor usado por el püblico.

La Agencia de Protecciñn Ambiental de los E.E.U.U. (EPA) recomienda ser escrupuloso en el mantenimiento de todo vehéculo para prevenir y reparar los escapes, asé como disponer del aceite de motor usado y otros léquidos y bateréas automotrices en puntos especéficos o estaciones de reciclado (consultar Earth911.org para encontrar uno cerca de ti). También, es preferible lavar tu coche en un tünel de lavado comercial en vez de tu calzada. Por ley, los tüneles de lavado deben tratar sus aguas residuales antes de disponer de ellas.

Ademãs de manejar y de desechar tu aceite de mot

or y otros léquidos automotores en forma responsable, la reducciñn o eliminaciñn de fertilizantes y pesticidas de tu césped o jardén también reducirã tu impacto negativo. También, no riegues excesivamente tu césped, ya que esto puede crear escorrentéa adicional. Y si estãs emprendiendo un proyecto de paisaje residencial, intentar incorporar pavimento permeable (que permite la filtraciñn de la lluvia y escorrentéa al subsuelo) asé como barriles para recoger agua, jardines pluviales, swales herbosos y franjas vegetales enmarcando la calzada todo incorporando plantas nativas y apropiadas a la regiñn, desde luego-para ayudar a filtrar los contaminantes antes de que estos lleguen a las alcantarillas de tormenta.

Tomar estas pequeñas medidas diarias puede parecer como una molestia, pero las ventajas para el ambiente y la salud humana son inmensurables.

CONTACTOS: U.S. Environmental Protection Agency; Earth911