Semana del 5/7/09

Querido DiãlogoEcolñgico: éLas pinturas aisladoras, realmente aislan y ahorran energéa? éY si lo hacen, son respetuosas del medio ambiente?

—Bob Dibrindisi, Easthampton, MA

Los aditivos de pinturas que alegan tener cualidades aislantes se han visto en el mercado desde finales de los 90, pero laboratorios de investigaciñn en materias energéticas no han confirmado su valor como aisladores. Por su parte, la Agencia de Protecciñn Ambiental de los E.E.U.U. (EPA) no recomienda usar pinturas o baños en lugar de los aislamientos a granel tradicionales. "No hemos visto ningün estudio independiente que pueda verificar sus cualidades aisladoras," informa la agencia. El gobierno federal clasifica la pintura de material para techos por su rendimiento energético, pero tales resultados consideran solamente la capacidad de una sustancia de reflejar calor de la azotea—no sus caracterésticas aislantes per se—para mantener el edificio fresco.

Segün el Laboratorio Nacional del Departamento de Energéa de Oak Ridge, el uso de pinturas aislantes es en la mayoréa de los casos "difécil de justificar solamente en base a supuestos ahorros en costes energéticos". Mientras tanto, la organizaciñn no comercial EnergyIdeas Clearinghouse, una asociaciñn entre Washington State University y el grupo sin fines de lucro Northwest Energy Efficiency Alliance, encontrñ que bajos circunstancias ideales las pinturas con aisladores pueden lograr “una reducciñn en el alza de calor” de cerca de un 20 por ciento en murallas recién pintadas expuestas al sol, pero nota que tales murallas solamente enfrentarãn la luz solar directa por una parte limitada de incluso el déa mãs claro de verano. Al mismo tiempo el centro de intercambio de informaciones señala que, “la reducciñn de calor es importante solamente en el caso de superficies bañadas por el sol”, y que la “reflectividad de la superficie pintada generalmente declina considerablemente con el pasar del tiempo."

El carbón hace estragos con el ambiente, de la minería del carbón que contamina ríos y canales, a la muerte prematura de mineros del carbón por accidentes y enfermedades pulmonares, al lanzamiento de gases de invernadero, mercurio y otras toxinas en la centrales eléctricas. Imagen: Una central eléctrica a carbón.
© Getty Images

Alex Wilson del sitio web BuildingGreen.com no es un admirador de las pinturas aisladores: “El decir que se ha hecho demasiado bombo alrededor de las pinturas aisladoras
es una subestimaciñn", insiste él en el sitio Treehugger.com. "El Internet estã repleto de historias de pinturas que se dicen ser capaces de reducir dramãticamente la transferencia de calor—generalmente basãndose en una cierta tecnologéa mãgica derivada de la NASA. Aunque estos productos podréan tener cierta relevancia en las condiciones extremas del espacio sideral, los fabricantes de pinturas que contienen [aditivos aisladores] estãn avanzando propociciones que desaféan las leyes de la fésica
cuando aseveran que pueden ahorrar energéa significativa en edificios.”

Sin embargo, para ciertos usos, especialmente en concierto con formas tradicionales de aislamiento interno, el aislamiento de la pintura puede ayudar a reducir gastos energéticos y cuentas del aire acondicionado. Para los que quieran insistir en el uso de pinturas aislantes a pesar de sus ventajas limitadas, algunas de las principales marcas a investigar incluyen Insuladd, Hy-Tech, Therma-Guard y Eagle Coatings" SuperTherm.

La adiciñn de pintura aislante debe ser simplemente la guinda que corona el pastel en un plan de otra manera bien concebido para reducir los costes de calefacciñn y aire acondicionado. La instalaciñn de una forma tradicional de aislamiento seréa la primera defensa. Una barrera reflexiva, radiante en la estructura de de la azotea también podéa ofrecer ayuda significativa, segün el Florida Solar Energy Center. Ventanas con vidrios termicos y prãcticas responsables de energéa contribuirãn al esfuerzo. Finalmente, se debe considerar los ãrboles y otras formas de sombra en el paisaje, que el Departamento de Energéa de los E.E.U.U. recomienda como modo eficaz pasivo de refrescar tu hogar. Para mãs ideas, visita el instrumento de evaluaciñn de consumo de energéa en el sitio web dedicado a ahorros en cuestiones del hogar del Lawrence Berkeley National Laboratory.

CONTACTOS: U.S. EPA; EnergyIdeas Clearinghouse; Insuladd; Hy-Tech; Eagle Coatings; Therma-Guard; Home Energy Saver


Querido DiãlogoEcolñgico: A mi entender, el carbñn "limpio" no lo es realmente—sin embargo la administraciñn de Bush apoyñ el concepto efusivamente. éCuãl es la posiciñn de Obama a este respecto?

—John Zippert, Eutaw, AL

Las pinturas aislantes deberían ser solamente la guinda en el pastel de un plan que de otro modo fuese bien concebido para reducir los costes de calefacción y acondicionamiento, y no deben usarse en lugar de la aislación tradicional a granel.
© Getty Images

Barack Obama y George W. Bush tienen grandes diferencias, pero ambos han abrazado el supuesto "carbñn limpio" para proporcionar una fuente de energéa barata y fãcilmente disponible para la producciñn de electricidad.

El término "carbñn limpio" se define libremente como carbñn que se lava o procesa para quitar agentes contaminadores, para reducir emisiones de diñxido de carbono (CO2), el gas de efecto invernadero principal, cuando se quema el carbñn. Las plantas que utilizan carbñn emiten 40 por ciento de la contaminaciñn de CO2 de los E.E.U.U.—la mitad de nuestra electricidad proviene del carbñn—de modo que reduciendo la huella de carbñn de esta industria de cualquier manera posible seréa un gran triunfo para el medio ambiente.

Afortunadamente para los partidarios del carbñn limpio, la Casa Blanca ha estado y continüa impulsando su desarrollo. El apoyo de George W. Bush al carbñn limpio data de su primer término de gobierno, cuando indicñ que tales tecnologéas se deberéan estimular para reducir la dependencia del paés en el petrñleo extranjero. Y desde asumir las riendas del gobierno, la administraciñn de Obama ha destinado $3.400 millones de dñlares de estémulo a proyectos de carbñn limpio.

Pero los grupos verdes continüan cuestionando la sabiduréa de confiarse en el carbñn. El carbñn da rienda suelta al estrago ambiental, desde las minas de carbñn que contaminan los réos y riachuelos, a las muertes prematuras de mineros del carbñn a raéz de accidentes y enfermedades pulmonares, al lanzamiento de gases de efecto invernadero, mercurio y otras toxinas en las centrales eléctricas.

Segün Greenpeace, la quema de carbñn emite 29 por ciento mãs CO2 que quemar petrñleo o gas natural. Y las centrales eléctricas a carbñn son las fuentes mãs grandes del mundo de mercurio atmosférico, una neurotoxina bien conocida que se dispersa rãpidamente a través del ambiente y la cadena alimentaria. Greenpeace señala que las tecnologéas de carbñn limpio no abordarãn este problema, y que no hay "tecnologéas comerciales disponibles para prevenir emisiones de mercurio de las centrales eléctricas a carb&#24

1;n." También, el grupo dice, el carbñn limpio no harã nada para atenuar el daño causado por la mineréa del carbñn a los habitats de la fauna y las fuentes de agua potable.

"No existe el ‘carbñn limpio’ y “nunca existirã”, indicñ Dan Becker del Sierra Club al sitio web Grist.org. "Es un oxémoron." La Reality Coalition, un grupo de organizaciones no comerciales que incluye el Sierra Club, ha estado circulando anuncios en la televisiñn intentando demoler las aseveraciones de la industria que el carbñn puede ser limpio. Los grupos verdes también estãn preocupados de que un auge del “carbñn limpio” solamente retrasarã la transiciñn a una infraestructura verdaderamente mãs limpia y mãs verde de energéa basada en fuentes solares, de viento y otras fuentes de energéa renovable sin emisiones.

En abril de 2009, el abogado ambiental Robert F. Kennedy, Jr. puso en tela de juicio los motivos de Obama y otros poléticos que apoyan el carbñn limpio. "En general la industria hullera y la industria del carbñn son los contribuidores mãs grandes al proceso polético," Kennedy declarñ a ABC News. "No existen poléticos que representen el püblico norteamericano, sino la gente que financia sus campañas."

Por supuesto, el apoyo de Obama para el carbñn limpio no niega el hecho de que él ha propuesto gastar mucho mãs en el desarrollo adicional de fuentes de energéa alternativas. Obama ha demandado que un 10 por ciento de la electricidad de los E.E.U.U. provenga de fuentes reanudables hacia el año 2012 y 25 por ciento antes de 2025, y ha destinado hasta $32 mil millones de dñlares de estémulo a la causa, segün un anãlisis del grupo no lucrativo Environment America..

CONTACTOS: Greenpeace; Reality Coalition.

DiãlogoEcolñgico (EarthTalk) es ahora un libro! Mãs detalles e informaciñn en: www.emagazine.com/earthtalkbook.