Semana del 6/13/2008

Querido DiãlogoEcolñgico: éQué pesticidas ecolñgicos para el césped y el jardén estãn disponibles hoy? Estoy particularmente interesada en las opciones que no dañarãn mis gatos.

—Nancy Blanchard, véa email

Los pesticidas han aumentado enormemente la producciñn agrécola durante el medio siglo pasado, asé que no es sorpresa que, dada la disponibilidad comercial de muchos de estos productos quémicos sintéticos, los dueños de casa norteamericanos apliquen 100 millones de libras de tales materiales cada año para hacer que sus propios jardines crezcan mãs rãpidamente, también.

Pero la desventaja de usar tales productos quémicos es que pueden envenenar la gente y los animales domésticos asé como la fauna del patio casero: "Los ingredientes insecticidas comunes tales como ãcido diclorofenoxiacético 2.4 (2,4-D), atrazina y dicamba se han demostrado dañar los embriones de ratñn a veces al equivalente de la primera semana después de la concepciñn en seres humanos," dice Erica Glasener de The Green Guide.. Debido a tales revelaciones, los jardineros caseros estãn rãpidos descubriendo las ventajas de evitar los productos quémicos y favorecer alternativas naturales, menos tñxicas.

Pero antes de pensar aplicar pesticidas, los jardineros pueden diseñar (o rediseñar) sus jardines para usar en gran parte plantas nativas que se han desarrollado a través de eones y que pueden prosperar en condiciones locales sin ayuda sintética o montones de agua. Eligiendo las plantas nativas apropiadas a tu elevaciñn, tipo de suelo, drenaje y sol rechazarã naturalmente a muchos parãsitos comunes y también reducirã la propagaciñn de especies exñticas invasoras.

Las sustancias químicas de céspedes sintéticos y jardines pueden envenenar seres humanos y mascotas. Los propietarios norteamericanos aplican unas 100 millones de libras de tales materiales cada año, pero están descubriendo rápidamente los beneficios de usar enfoques más naturales y menos tóxicos.
© Getty Images

Semejantemente, el enterrar plantas en suelo sano repleto de insectos y gusanos beneficiosos puede también ayudar a reducir la necesidad de pesticidas. Laura Moran de Mainstreet.com sugiere que los jardineros caseros abonen las sobras de sus alimentos vegetales—que estãn repletas de nutrientes que las plantas adoran—para mezclarlas en los suelos existentes y dar al jardén un apoyo sano. "Aparte de estimular un desarrollo sano de las raéces," escribe ella, "la adiciñn de estiércol vegetal rico también mejora la textura del suelo, la aireaciñn y la retenciñn del agua." También proporciona un hogar agradable, añade ella, para los insectos beneficiosos que son destruidos junto con los malos por los pesticidas quémicos.

Si los pesticidas son realmente necesarios, hay un puñado de variedades orgãnicas disponibles. El bacilo thuringiensis ("BT “) es una bacteria natural que es mortal a la mayoréa de las orugas que comen hojas en los ãrboles, arbustos, flores y vegetales. Segün el escritor sobre horticultura Jeff ball, es inofensiva al resto de los insectos, animales y seres humanos. Viene en forma de polvo para uso como polvo, o, cuando estã diluido con agua, como un aerosol. Los quémicos orgãnicos han formulado variedades de BT para matar mosquitos o escarabajos de patata también.

Para controlar las babosas de una manera respetuosa al medio ambiente, The Green Guide's Glasener sugiere reciclar los paquetes negros de célula en que se venden vegetales y anuales, y poner los mismos (vacéos) en posiciñn invertida cerca de la base de las plantas. "Cada mañana, examina los envases para saber si hay parãsitos, y si encuentras cualquiera, bota simplemente el envase con los parãsitos adentro," dice ella. Otro método de control fãcil de las babosas es usar las cãscaras ahuecadas de pomelos de una manera similar alrededor de la base de plantas, botando las mismas si se ven babosas.

Los dueños de mascotas pueden ya estar familiarizados con los jabones insecticidas usados para controlar pulgas. Algunos de estos jabones se pueden también utilizar en el jardén para repeler insectos. Para mãs informaciñn, consulte un vivero local que se especializa en métodos orgãnicos y plantas nativas. Encuentre uno cerca de Ud. véa el directorio en lénea gratis de Native Plants Nursery Directory [Guéa de Viveros de Plantas Nativas].

CONTACTOS: The Green Guide; MainStreet.com; Native Plants Nursery Directory


Querido DiãlogoEcolñgico: éQué estã sucediendo con todos los casos de autismo que se presentan hoy por todos lados y que nadie parece saber porqué? Es probable que se trate de algo ambiental, aunque ningün estudio ha presentado a la fecha una conclusion fidedigna. éCuãles son las causas posibles?

—Jessica W., Austin, TX

El autismo afecta uno de 150 niños nacidos hoy en los EE.UU., un aumento de uno en 500 tan recientemente como 10 años atrás.
© jbcurio, courtesy Flickr

No cabe duda que los niveles de autismo se han disparado sübitamente en los E.E.U.U. y otros paéses estos ültimos años. Segün los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el control y prevenciñn de enfermedades), la enfermedad afecta a uno en cada de 150 niños nacidos hoy en los E.E.U.U., un aumento serio sobre el uno en cada 500 que se registraba tan recientemente como apenas 10 años atrãs. Se ha convertido en la incapacidad de crecimiento de mãs rãpido aumento entre los niños, mãs que el cãncer de la niñez, la diabetes juvenil y el SIDA pediãtrico combinados—y la misma continüa creciendo a un éndice del 10 a 17 por ciento por año.

Aunque los investigadores piensan que hay un componente genético en el autismo, ellos también creen que los factores ambientales estãn desempeñando un papel central en su aumento reciente. La exposiciñn al mercurio ambiental y otros metales pesados, el agua contaminada, los pesticidas, una mayor confianza en los antibiñticos—e incluso el mirar por largos peréodos la televisiñn por parte de pãrvulos—pueden ser factores en el aumento agudo de las tasas de autismo. Los investigadores en la Academia Norteamericana de Pediatréa y otros institutos también han identificado a los retardadores de llama como culpables posibles.

Las vacunas que contenéan el preservativo de mercurio thimerosal (ahora en su mayoréa retirado del mercado) han sido culpadas por mucho tiempo por causar autismo, pero los vénculos cientéficos son poco concluyentes. En lugar de una prueba clara, ahora estã emergiendo un cuadro mãs complejo de las causas ambientales del autismo.

Algunos investigadores se estãn concentrando en el papel de los alimentos en el desarrollo de los niños pequeños. Muchos niños autésticos sufren de enfermedades digestivas o tienen disposiciones genéticas que impiden a sus cuerpos desprenderse naturalmente de toxinas. Como tal, la exposiciñn a los metales pesados, a los pesticidas, al agua contaminada e incluso al alimento procesado podréa tener un efecto acumulativo devastador, opinan algunos investigadores.

Segün Brian MacFabe, un investigador en la University of Western Ontario [Universidad de Ontario Occidental] que ha estudiado los disparadores del autismo en ratas, cambios simples tales como la eliminaciñn de la dieta del trigo y los productos lãcteos podréa potencialmente mejorar la situaciñn.

Grupos no comerciales tales como Healthy Child Healthy World dicen que es hora ya de que los investigadores empiecen a considerar los factores ambientales. "No importa lo que haya desatado esta epidemia de autismo
los niños que sufren de autismo necesitan protecciñn contra mãs asaltos ambientales", el grupo escribe en su blog. Aconsejan a los padres estar alerta con respecto a limpiadores industriales usados en los edificios escolares y pesticidas rociados en campos de recreo, donde los niñitos pasan 25 a 30 horas por semana. Ellos y otros grupos también estãn inspeccionando el papel de productos quémicos no evaluados en productos de limpieza comunes: talatos, éteres de glicol y otras toxinas conocidas.

Otros se preguntan si "un desorden colectivo de déficit en la naturaleza" entre los niños juega un rol importante en las tazas crecientes del autismo. La exposiciñn al aire libre se ha asociado ya hace mucho tiempo con un funcionamiento cognitivo mãs sano en los niños, con la reducciñn en séntomas del Desorden de Déficit de Atenciñn y mayor capacidad emocional. Pero nuevos resultados sugieren que podréa afectar al autismo, también. El año pasado, los investigadores de la Universidad de Cornell encontraron éndices mãs altos de autismo en los condados en donde mãs hogares se suscribéan a cable y niños menores de tres años veéan TV regularmente. Los Amish, con casi ninguna exposiciñn a la TV, tienen poca evidencia de autismo, nota el estudio.

CONTACTOS: CDC Autism Information Center; Healthy Child Healthy World