Semana del 8/03/2009

Querido DiãlogoEcolñgico: Yo no como carne por una variedad de razones éticas y ambientales, y preferiréa no dãrselas a mi gato, tampoco. éEs cierto que los gatos tienen que ser carnévoros?

—John McManus, Needham, MA

A diferencia de los perros y de otros omnévoros, los gatos son, por asé decirlo, carnévoros (“obligados”) verdaderos: Cubren sus necesidades alimenticias consumiendo otros animales y tienen un requisito mãs alto de proteéna que muchos otros maméferos. Los gatos consiguen ciertos alimentos claves de la carne— incluyendo la taurina, el ãcido araquidñnico, vitamina A y vitamina B12—que no se pueden obtener suficientemente de los alimentos basados en plantas. Sin una fuente constante de estos alimentos, los gatos pueden sufrir de problemas del hégado y del corazñn, sin mencionar irritaciñn de la piel y posible sordera.

Como tal, la dieta ideal de un gato se compone principalmente de proteéna y grasas derivadas de pequeñas presas tal como roedores, pãjaros y pequeños reptiles y anfibios. Algunos gatos mastican la hierba y otras plantas, pero la mayoréa de los biñlogos estãn de acuerdo que tal alimento fibroso sirve solamente como ayuda digestiva y proporciona poco o ningün valor alimenticio.

Por supuesto, proveer a tu gato doméstico constantemente con su presa preferida es difécilmente conveniente o humano—y los gatos pueden causar estragos en las poblaciones locales de fauna si se dejan forajear donde les plazca. De modo que los llenamos con “kibble” seco, que combina productos animales con almidones a base de vegetales, y alimentos "mojados" en lata a base de carne, muchos de ellos con partes de animales que los gatos nunca encontraréan, y mucho menos cazaréan o mataréan en un ambiente puramente natural. La mayoréa de los gatos se adaptan a tales dietas, pero estas estãn lejos de ser alimentos ideales.

Dénme carne o me muero!" Bueno, no necesariamente, dicen algunas voces. Los gatos son carnívoros naturales y necesitan ciertos nutrientes que no se pueden obtener mediante alimentos vegetarianos. Pero algunos productores de alimentos y suplementos para mascotas dicen que han resuleto el problema­y que éstos son más sanos para los felinos que las comidas de mascotas convencionales basadas en carne
© Getty Images

La veterinaria Maréa McGeorge, una especialista en gatos con el centro médico veterinario de Best Friends en Portland, Oregon, sostiene que el problema con forzar a tu gato ser vegetariano o vegano es que tales dietas no pueden proporcionar los aminoãcidos necesarios para la salud felina apropiada y son demasiado altos en carbohidratos que los felinos no han evolucionado para poder procesar correctamente. En cuanto a ésos suplementos en polvo desarrollados para llenar el vacéo alimenticio, McGeorge dice que tales formulas no pueden ser absorbidas por los cuerpos de los gatos tan fãcilmente como las sustancias auténticas.

Algunos discreparéan vehemente. Evolution Diet, fabricantes de alimentos totalmente vegetarianos para los gatos, perros y hurñnes, dice que sus ofertas sin carne, en el mercado por 15 años, son sanas y nutritivas, e incluso, podréan haber alargado las vidas de muchos felinos y canes, reversando problemas de salud crñnicos. Asegurando que la mayoréa de los alimentos de animales domésticos contienen grasa animal que obstruye las arterias, tejidos enfermos, hormonas esteroides de crecimiento y antibiñticos no menos dañosos a los animales domésticos que a los seres humanos, su sitio web ofrece testimonios de clientes leales cuyos animales domésticos se dice estãn satisfechos, que han logrado una edad avanzada, y que anticipan con placer sus comidas.

Por su parte, Harbingers of a New Age, que fabrica "Vegecat" kibble y suplementos que proporcionan a los gatos alimentos que de otra manera se veréan solamente en la carne, declaran que sus productos permiten a los dueños "preparar alimentos en sus propias cocinas, eligiendo las recetas que conforman con sus estilos de vida."

El debate sobre las mascotas vegetarianas es una discusiñn difécil entre dueños vegetarianos y veterinarios y es uno que probablemente no terminarã demasiado pronto. El mejor enfoque bien puede ser dar una chance a algunos de los suplementos y/o alimentos. Si tu gato no los come, o no le hacen bien—sencillamente lleva el gatito a un veterinario para un chequeo— tü puedes siempre volver a lo que le dabas antes.

CONTACTOS: Best Friends Veterinary Medical Center; Evolution Diet; Harbingers of a New Age.


Querido DiãlogoEcolñgico: éA qué se refiere el movimiento de las "ciudades verdes"?

—John Moulton, Greenwich, CT

Por todo el mundo se ve zonas urbanas que están tratando para disminuir sus impactos ambientales mediante la reducción de desperdicios, la expansión del reciclaje, la reducción de la contaminación y lad emisiones de gas invernadero, y la expansión de espacios abiertos. Foto: Curitiba, Brasil, considerada por muchos urbanistas como la ciudad "verde" prototípica del futuro, vista desde el Parque Barigui.
© Astrodyum, courtesy Wikipedia

Mejor descrito como una asociaciñn informal de ciudades centradas en la sostenibilidad, el naciente "movimiento de ciudades verdes" abarca millares de zonas urbanas en todo el mundo que se esfuerzan en disminuir sus impactos sobre el medio ambiente mediante la reducciñn de la basura, la extensiñn del reciclaje, disminuyendo las emisiones, aumentando la densidad de los sectores habitacionales mientras que se ampléa el espacio abierto, y animando en todo momento el desarrollo de negocios locales sostenibles.

Quizãs la ciudad verde arquetipo es Curitiba, en Brasil. Cuando el arquitecto y planificador urbano Jamie Lerner fue elegido alcalde en 1972, cerrñ rãpidamente seis cuadras del distrito de negocios central de la ciudad a los coches, igualmente deleitando a los residentes y a los propietarios de negocios. Hoy déa la zona libre para peatones es tres veces mãs grande y sirve como el corazñn animado de una metrñpolis vibrante. Lerner también instalñ un sistema de autobuses de alta tecnologéa, reduciendo grandemente el trãfico, el uso de energéa y la contaminaciñn; el cambio también alentñ la densidad alrededor de nücleos de trãnsito y preservñ asé espacios abiertos en otras ãreas que probablemente se habréan convertido en ãreas suburbanas. El sistema de autobuses continua prosperando, y tres cuartos de la poblaciñn de 2,2 millones se conféa a él todos los déas.

Otro léder de ciudades verdes es Rekyjavik, Islandia, donde autobuses a hidrñgeno se desplazan por las calles y energéas renovables—geotérmicas o hidroelectricidad—proporcionan el calor y la electricidad de la ciudad. Londres, Copenhague, Sydney, Barcelona, Bogotã y Bangkok, sin mencionar Malmo en Suecia, Bahéa de Carãquez en Ecuador y Kampala en Uganda, también reciben altas notas por sus cualidades y actitudes “verdes”.

Las ciudades verdes abundan en Norteamérica, también. En 2005, Portland, Oregon se convirtiñ en la primera ciudad de los E.E.U.U. que cumpliñ con las metas de reducciñn de diñxido de carbono dispuestas en el famoso (aunque malogrado) protocolo de Kioto, un acuerdo internacional forjado para atenuar la amenaza del calentamiento del planeta. Seattle, Washington también se ha comprometido a resolver las metas de Kioto y ha persuadido 590 otras ciudades de los E.E.U.U. para hacer lo mismo bajo el U.S. Mayors Climate Protection Agreement [Convenio de los Alcaldes Para la protecciñn del Clima de E.E.U.U). Y Vancouver, Columbia Britãnica extrae 90 por ciento

de su energéa de fuentes renovables mientras que su ãrea metropolitana ostenta unos 200 parques y mãs de 18 millas de litoral accesible.

San Francisco es un léder en el movimiento verde, el rendimiento energético y la energéa alternativa, y ha estado en la vanguardia de la batalla para reducir el uso de plãsticos. Austin, Tejas se estã convirtiendo bien rãpido en un léder mundial en la producciñn de equipos solares y ha dado grandes pasos para preservar los espacios abiertos. Chicago ha invertido centenares de millones de dñlares en la revitalizaciñn de sus parques y vecindades, y ha construido algunos de los edificios céntricos mãs respetuosos del medio ambiente de América. También estã trabajando para proporcionar energéa limpia asequible a familias de ingresos bajos. Por supuesto, muchos sostendréan que la Ciudad de Nueva York—con su densa situaciñn habitacional, su dependencia en el transporte püblico y el caminar, y recientes medidas ecologistas del alcalde Bloomberg—podréa ser la mãs verde de todas.

Aunque no hay una organizaciñn formal de ciudades verdes, se han creadi muchos grupos para ayudar a zonas urbanas a lograr sus metas de sostenibilidad. GreenCities Events, por su lado, auspicia conferencias alrededor de los E.E.U.U. en las cuales expertos locales, poléticos responsables, y léderes de negocios comparten ideas para “ecologizar” sus regiones. Y International Sustainable Solutions lleva a planificadores urbanos, urbanizadores y funcionarios püblicos en giras educativas por las ciudades “mas verdes” del mundo de modo que puedan aprender en persona lo que resulta bien y lo que se puede aplicar en sus propias regiones y centros urbanos.

CONTACTOS: Mayors Climate Protection Center; GreenCities Events; International Sustainable Solutions.