Semana del 28/05/2006

Querido DiãlogoEcolñgico: éQué es la campaña “No Muy Bonito” en lo que respecta a cosméticos?

—Lucy Balzary, Los Angeles, CA

La organizaciñn sin fines de lucro Environmental Working Group [EWG, Grupo de Trabajo Ecolñgico] lanzñ la campaña No Muy Bonito en 2002 para educar al püblico sobre los peligros de los falatos, sustancias quémicas usadas como solventes en muchos cosméticos. La mayoréa de los rociadores de cabellos, desodorantes, esmaltes de uñas y perfumes usados por millones de personas diariamente contienen estos ingredientes peligrosos. Los falatos se usan también como ablandadores de plãsticos en muchos productos al consumidor, incluyendo juguetes para niños e instrumentos médicos.

Estudios en animales han demostrado que los falatos dañan el hégado, los riñones, pulmones y sistemas reproductivos, y que son absorbidos a través de la piel o inhalados. Muchos cientéficos con agencias estatales de Estados Unidos y Canadã estãn de acuerdo que la exposiciñn a estas sustancias podréa causar una cantidad enorme de problemas de salud y reproductivos en la gente.

Los fabricantes usan los falatos porque se adhieren a la piel y uñas dando asé mayor durabilidad a los perfumes, gominas y esmaltes de uñas. Pero un estudio reciente de los Centros Para el Control y Prevenciñn de Enfermedades de los EE.UU. (CDC) encontrñ que cinco por ciento de la mujeres entre 20 y 40 años de edad tenéan hasta 45 veces mãs falatos en sus cuerpos que lo que esperaban los investigadores. El CDC encontrñ falatos en casi todas las personas examinadas, pero las mayores concentraciones—20 veces mãs que el resto de la poblaciñn—se viñ en mujeres jñvenes capaces de tener familia. Mientras tanto, otro estudio, encabezado por la Dra. Shanna Swan de la Universidad de Misuri, identificñ anormalidades en niños pequeños varones que mostraban alta correlaciñn con altos niveles de falatos en sus madres.

Por su parte, el Centro de Informaciñn Sobre Falatos [Phthalate Information Center ] establecido por la industria, afirma que, “a la fecha no existe evidencia confiable que involucre a los falatos en ningün tipo de enfermedad en seres humanos cuando estos son utilizados en la forma estipulada”. El centro acusa a diversas organizaciones de favorecer ciertos tipos de investigaciones y resultados “que muestran el impacto en animales de laboratorio para crear una alarma injustificada acerca de estos productos”. Pero Lauren E. Sucher, vocera de la EWG, urge al püblico—especialmente las mujeres encinta, amamantando o planeando un embarazo—evitar los falatos. La EWG ofrece acceso gratuito a su banco de datos en lénea “Skin Deep”, que enumera lociones, cremas y esmaltes que contienen falatos. Los expertos en asuntos de salud animan a las mujeres a consultar el banco de datos antes de comprar sus productos de belleza.

Una directiva de 2003 de la Uniñn Europea prohibe los falatos que se venden en Europa, pero los reguladores de comercio de los Estados Unidos y Canadã no han sido tan enérgicos, a pesar de la creciente evidencia de posibles peligros. La FDA (Direcciñn Federal de Drogas y Medicinas de los EE.UU) diñ aliento temporal a los defensores de la salud cuando anunciñ que empezaréa a poner en vigor una ley de 1975 que requiere etiquetas con los ingredientes que no han sido suficientemente investigados en sus aspectos de salud. Pero tales etiquetas todavéa estãn por verse, aunque 99 por ciento de los comésticos en circulaciñn contienen uno o mãs ingredientes que no han sido probados.

Los interesados en añadir sus voces al coro de defensores ecolñgicos y de salud opuestos a la inclusiñn de falatos en productos de belleza pueden enviar una carta editable a la FDA expresando su alarma con estas sustancias desde la website NotTooPretty.org, administrada por la EWG. El sitio también ofrece una cantidad de pãginas repletas de informaciñn e informes que podréan resultar de gran interés a los que buscan mãs detalles sobre el tema.

CONTACTOS: No Muy Bonito, www.NotTooPretty.org; Skin Deep, www.ewg.org/reports/skindeep.


Querido DiãlogoEcolñgico: éQué es lo que estã causando la gripe aviaria? éY podréa realmente matar millones de personas?

—Steve Schlemmer, Andover, MA

La gripe aviaria es una infecciñn viral llevada en forma natural por aves silvestres, especialmente patos, y que puede infectar otros pãjaros pero no enfermar a los que la transmiten. Las aves de corral, sin embargo, son muy susceptibles a la enfermedad y normalmente se enferman y mueren una vez que son infectadas. Los seres humanos, a su vez, pueden captar la enfermedad debido al contacto estrecho con aves infectadas.

Cuando apareciñ la variedad de influenza H5N1 en Hong Kong en 1997 y rãpidamente se propagñ por Asia, Africa y Europa, esto causñ conmociñn por toda la comunidad médica. La virulencia de la enfermedad no era suficiente como para catalogarla como pandemia (una epidemia de alcance mundial), pero aün asé infectñ a mãs de 200 personas y matñ a la mitad de ellas. Hasta ahora no existen casos documentados de transmisiñn del H5N1 entre seres humanos, pero los expertos temen que el virus podréa mutarse en una variedad capaz de esto—pudiendo asé eliminar millones de personas. No seréa la primera vez: Muchos cientéficos creen que la Gripe Española de 1918, que matñ 50 millones de personas (incluyendo 675.000 estadounidenses y 43.000 canadienses), comenzñ como gripe aviaria.

Algunos investigadores ven la pérdida de habitat como factor clave en la propagaciñn de la enfermedad entre aves domésticas y silvestres. Un informe recientemente publicado por el Programa del Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP) encontrñ que la desapariciñn de pantanos alrededor del mundo ha forzado a los pãjaros silvestres en migraciñn a hacer paradas en puntos inesperados—tales como arrozales y granjas—los que sirven usualmente de domicilio de pollos, patos y gansos domésticos, con los que no se mezclan normalmente. “La pérdida de pantanos tiene implicaciones directas para las aves silvestres”, declara David Rapport, catedrãtico de la Universidad de Ontario Occidental e investigador prominente en el estudio de la N.U. “El habitat de pantanos sigue declinando alrededor del mundo, debido a la expansiñn de la agricultura y el desarrollo urbano, lo que resulta en menos zonas de reagrupaciñn y descanso para los pãjaros silvestres”.

Rapport advierte que “campañas extremas” como la matanza masiva de aves no detendrã apreciablemente la propagaciñn de la gripe aviaria. La mejor opciñn, indica él, es aumentar el habitat de las aves salvajes y evitar colocar operaciones avécolas masivas a lo largo de las rutas de migraciñn de aves silvestres. Asimismo, res

ulta esencial minimizar el contacto humano con las aves domésticas, pero esto seréa diféficil de implementar dado el predominio de la carne de aves en la dieta humana. De la misma forma, en muchas regiones de Asia, separar a la gente de sus aves de corral caeréa en contravenciñn de tradiciones culturales.

Muchos norteamericanos quizã no estén conscientes que el virus de la gripe aviaria ya ha llegado acã. En noviembre de 2005 se encontrñ que dos patos silvestres en Canadã tenéan el virus H5N1, aunque no de la misma variedad peligrosa que afectñ al Asia sudoriental. El virus también fue hallado poco después en un pato doméstico en la Columbia Britãnica. Aunque todavéa no se ha documentado el hallazgo de pãjaros infectados en los EE.UU., los investigadores dicen que esto es solo una cuestiñn de tiempo.

Solo el año pasado, haciendo eco a advertencias de la Organizaciñn Mundial de la Salud (WHO/OMS), Mike Leavitt, Secretario de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU., afirmñ que una pandemia de gripe aviaria era una “certeza absoluta”. Por su lado, un informe de la Casa Blanca recientemente distribuido señala que, si se produce un brote, la naciñn no estã preparada y podréan sucumbir hasta dos millones de personas. Mientras tanto, Canadã ha recibido aplausos de la OMS (WHO), que estã usando su plan billionario de emergencia como modelo a seguir por otros paéses.

CONTACTOS: Wildlife Trust, www.wildlifetrust.org/enter.cgi?p=news/2006/0101_1_avian.htm; Website de Health Canada para la Gripe Aviaria, www.hc-sc.gc.ca/dc-ma/avia/index_e.html.

Animal Rights National Conference 2018