Semana de 4/05/08

Querido DiãlogoEcolñgico: éCñmo le estã yendo a la energéas eñlica en los E.E.U.U.? éSe estã usando mãs y pasando a ser un porcentaje mayor de la red? Y qué estã pasando con los esfuerzos altamente publicitados de construcciñn de granjas de viento, por ejemplo en Cape Cod, Massachusetts. éSe ha aprobado eso?

—Paul Howe, San Francisco, CA

La energéa eñlica limpia y "verde" es el nuevo favorito de los partidarios de la energéa alternativa, y la industria de los E.E.U.U. ha estado surgiendo los ültimos tres años, especialmente a medida que los urbanistas se aprovechan de los incentives del gobierno —en la forma de los asé llamados Créditos Tributarios de Producciñn (PTC)—por sus siglas en ingles- para erigir turbinas y conectarlas con la red eléctrica.

La Asociaciñn Norteamericana sin fines de lucro de Energéa Eñlica (AWEA) informa que, en solo 2007, la capacidad total de energéa eñlica de los E.E.U.U. creciñ por un nuevo récord del 45 por ciento, inyectando unos $9 mil millones a la economéa. Estas nuevas instalaciones proporcionan electricidad suficiente como para accionar 1,5 millones de hogares americanos tépicos, mientras que consolidan el suministro de energéa de la naciñn con electricidad limpia, de cosecha propia.

Segün AWEA, las instalaciones de energéa eñlica al nivel de empresa de electricidad estãn en funcionamiento ahora a través de 34 estados de los E.E.U.U., generando cumulativamente mãs de 16.000 megavatios (MW) de electricidad—bastante como para satisfacer hasta 4,5 millones de hogares y generar 45.000 nuevos empleos en la naciñn. Pero incluso con este crecimiento, la energéa eñlica todavéa comprende apenas un uno por ciento del suministro total de electricidad de los E.E.U.U. El crecimiento continuo a ritmo acelerado de los ültimos años, sin embargo, deberéa hacerla un factor importante en la escena de energéa norteamericana dentro de una década. El Presidente Bush mismo sugiriñ recientemente que el viento tenga el potencial para suministrar hasta 20 por ciento de la electricidad de la naciñn.

Por supuesto, la volatilidad de los precios del petrñleo ha ayudado a la energéa eñlica a afianzarse. Una vez que se construye una granja de viento, el coste de combustible es esencialmente cero (mientras que sople el viento), mientras que los precios fluctuantes del combustible fñsil han hecho a las fuentes de energéa tradicionales mucho mãs costosas y riesgosas. El crecimiento de nuestra confianza en la energéa eñlica también ha permitido que bajemos nuestra huella total de carbñn. Si se substituyera el carbñn o el gas natural para generar la electricidad que ahora conseguimos del viento, esto pondréa 28 millones de toneladas adicionales de diñxido de carbono en la atmñsfera cada año. La energéa eñlica también ahorran el agua ya que no requiere los miles de millones de galones de agua usados para refrescar las centrales eléctricas a carbñn, una problema cada vez mãs agudo en ãreas ãridas con acceso limitado al agua dulce.

En lo que respecta al proyecto discutible de Cape Wind propuesto para la sonda de Nantucket en Massachusetts, la agencia federal responsable, el Servicio de Administraciñn de Minerales de los E.E.U.U., estã tratando de categorizar mãs de diez de millares de comentarios püblicos y espera tomar una decisiñn final para el proyecto para el invierno prñximo. Pero incluso si le dan la luz verde, las enormes demandas y retos legales de permiso probablemente demorarãn la construcciñn por años.

AWEA piensa que 2008 puede ser tanto un año de crecimiento como 2007 si el Congreso ampléa el programa del PTC. El senado ha aprobado ya extender el PTC por lo menos un año mãs, pero la Cãmara tiene todavéa que ponerlo a voto. Mientras tanto, los partidarios de la energéa eñlica estãn recorriendo los pasillos del Congreso tratando de persuadir a los representantes de que lo que es bueno para la industria del viento es bueno para los Estados Unidos también.

CONTACTOS: American Wind Energy Association; Cape Wind; U.S. Minerals Management Service


Querido DiãlogoEcolñgico: éMe caso este verano y me preguntaba si tienen Uds. algunas sugerencias para hacer las festividades mãs "verdes"?

—Tara McCarthy, Los éngeles, CA

Casi todas las facetas de una boda proven oportunidades para minimizar los desperdicios y el impacto ambiental.
© Getty Images

Se puede asumir que la concientizaciñn sobre el ambiente se ha arraigado realmente cuando las parejas comienzan a preocuparse de si sus bodas serãn suficientemente "verdes". Pero mãs y mãs la gente que se preocupa profundamente acerca de la condiciñn del planeta ven las bodas como una ocasiñn de demostrar sus valores; de modo que las "nupcias verdes" tienen todo el sentido del mundo.

Para ayudar a quitar la conjetura, muchas parejas se ponen en manos de planificadores de boda bien versados en aspectos medioambientales. Segün Angel Wedding Planners, basados en Idaho, cada elemento del proceso de planeamiento de la boda puede proporcionar una oportunidad de tomar decisiones que reducen al ménimo los desperdicios y las consecuencias para el medio ambiente. Uno de los lugares mãs fãciles para comenzar a beneficiar el ambiente consiste en elegir invitaciones. Angel sugiere ir con papel sin material forestall o reciclado, y también precisa que una sola pieza de diseño doblado puede ahorrar papel y sobres.

En lo que concierne a dar de beber y comer a los invitados, Angel recomienda adquirir comidas y bebidas de productores orgãnicos locales, si es posible. Algunos proveedores de comida se especializan en la preparaciñn y el servicio de tales artéculos. Las flores orgãnicas (de vendedores locales o en lénea véa Organic Bouquet) son otra manera de reafirmar tus valores ambientalistas.

Otra manera de ayudar a asegurarse de que tu boda sea tan verde como sea possible es evitar productos desechables lo mãs posible. Los abastecedores deben utilizar platos, linos, cuchilleréa y cristaleréa verdaderos, o alquilarlos en caso de necesidad. Otras ãreas donde las decisiones "verdes" pueden hacer una gran diferencia incuyen: ropa nupcial (consideren alquilar un traje de boda o comprar un vestido usado y después revenderlo); el transporte (acomodar varias personas en un coche sale a cuentas en las bodas también, por lo menos de la boda a la recepciñn); fotograféa (esas mãquinitas fotogrãficas desechables en cada mesa son simpãticas, pero pueden ser un ejemplo de derroche); y los registros de boda (se encuentra muchos mediante una sencilla büsqueda por Google, o se puede apoyar una tienda verde local).

Hablando del Internet, se han originado muchos sitios web estos ültimos años para hacer mãs fãcil el proceso de planear una boda verde. Valerie Edmunds, fu

ndadora de Green Elegance Weddings, espera que su compañéa pueda hacer una contribuciñn ambiental importante dirigiendo algunos de los $25.000 que la gente tépicamente gastan en una boda hacia productos y servicios mãs verdes. Su sitio web sostenido a base de publicidad proporciona pãgina tras pãgina de informaciñn ütil gratuita sobre la ropa de boda, las invitaciones, los regalos, las flores, la comida, y las bebidas respetuosas del medio ambiente, incluso la luna de miel.

La Guéa de Recursos del sitio contiene enlaces a una abundancia de informaciñn en lénea y a negocios y organizaciones que proporcionan productos y servicios ecologistas. Los que buscan aun mãs consejos para realizar una boda "verde" deberéan visitar el sitio web, OurWeddingDay.com, que proporciona docenas de herramientas en lénea libres (incluyendo un "encargado de los RSVP," tarjetas-E , tarjetas E para recordar el déa, un Registro de Regalos y un Encargado de Actividades) para ayudar a parejas a crear la "mãxima boda verde de comienzo a fin." El sitio también publica centenares de artéculos de revistas nupciales bien conocidas de modo que asé las novias pueden ahorrar papel al no tener que salir y comprar cualquiera de las 135 publicaciones nupciales gruesésimas que atochan los kioscos de periñdicos.

CONTACTOS: Angel Wedding Planners; Organic Bouquet; Green Elegance Weddings; OurWeddingDay.com