Semana del 08/07/2007

Querido DiãlogoEcolñgico: éCuãl es la situaciñn con los esfuerzos de protecciñn de tortugas marinas? éNo es verdad que muchas de ellas mueren en las redes a la deriva y estãn actualmente al borde de la extinciñn?

—Matthew Lieberman, Wellesley, MA

Dada su existencia delicada, las tortugas marinas se consideran por muchos ambientalistas como embajadores de los oceãnos en peligro. Estos animales han honrado a los mares por mãs de 200 millones de años y sobrevivido cualquiera que sea la catãstrofe que arrasñ con los dinosaurios. Pero ahora se enfrentan con una caéda alarmante de su poblaciñn alrededor del mundo debido principalmente a amenazas humanas como la alteraciñn de los habitats playeros de nidificaciñn, el uso de sus huevos como comida, enredos en las redes de pescadores y la contaminaciñn de los grandes océanos.

Halladas en todas las aguas cãlidas oceãnicas del planeta, las tortugas marinas permanecen en el mar por lo general, retornando a la superficie solamente por aire y visitando las playas solamente para poner huevos y anidar. Las cinco especies de quelonios marinos en y alrededor de norteamérica son la tortuga laüd, verde, carey, lora, y caguama.

Las tortugas marinas estãn protegidas en y alrededor de las aguas de Estados Unidos de acuerdo a la Ley de Protecciñn de Especies en Peligro (ESA, por sus siglas en inglés), que nombra a la tortuga carey, laüd, lora, y verde "en peligro de extinciñn", mientras que la tortuga caguama se clasifica como "amenazada". (Una especie se considera como "en peligro crético" cuando se encuentra al borde de la extinciñn; si estã experimentando serias amenazas que eventualmente conduzcan a su extinciñn. Pero si la situaciñn no es aün crética, se la clasifica solamente como amenazada.) Hiriendo, matando, importando, vendiendo o transportando cualquier tortuga marina, sus créas o huevos, se considera una violaciñn de los estatutos federales castigable con multas graves e incluso prisiñn.

Fuera de los Estados Unidos muchos otros paéses tienen leyes similares diseñadas para proteger las bien amadas tortugas marinas del planeta en su lucha por la sobrevivencia. Y la Convenciñn Sobre Comercio Internacional de Especies en Peligro (CITES), un tratado internacional firmado por 169 naciones y preparado para prevenir el comercio en fauna salvaje en peligro y sus partes, también ofrece protecciñn a las tortugas marinas. El problema es que tales medidas a menudo lucen mucho mejor en el papel que en la prãctica, ya que los esfuerzos de implementaciñn de estas leyes son a menudo inadecuados y el resultado es que las poblaciones de tortugas marinas siguen cayendo en picada.

La Caribbean Conservation Corporation (también conocida como la Liga Para la Sobrevivencia de las Tortugas Marinas) presenta metas para proteger a las tortugas marinas que incluyen: dejar que la policéa tome medidas duras en contra del comercio internacional en tortugas y sus productos; forzar a los botes de pesca a que usen redes con "aparatos para la exclusiñn de tortugas", lo que disminuiréa la muerte de estos animales; establecer mãs refugios costeros para prevenir que el desarrollo urbano interfiera con las playas de anidamiento; reducciñn de luces artificiales cerca de cualquier playa de nidificaciñn (la luz intensa asusta a las tortugas); hacer observar las leyes que minimizan la descarga de contaminantes y basuras sñlidas en el oceãno y cerca de las aguas costeras; y un aumento en operaciones de vigilancia y protecciñn de modo que los esfuerzos de conservaciñn puedan concentrarse donde estén mãs urgentemente requeridos.

El püblico puede ayudar simplemente dejando en paz a las tortugas marinas durante el peréodo en que ponen huevos o nidifican en las playas, evitando tocar o remover los huevos de las tortugas, y apagando o no usando las luces en las casas cercanas (inclusive linternas y flash de cãmaras fotogrãficas) durante la noche. Las personas interesadas en ayudar a esta causa pueden hacerse miembros de organizaciones que estãn ya trabajando para proteger a las tortugas marinas, tales como la Caribbean Conservation Corporation, la Sea Turtle Restoration Project y la National Save the Sea Turtle Foundation.

CONTACTOS: Caribbean Conservation/Sea Turtles and Threats to Their Survival,"; Sea Turtle Restoration Project; National Save the Sea Turtle Foundation


Querido DiãlogoEcolñgico: éCuãnta poluciñn generan las motocicletas? éSe estãn haciendo esfuerzos para hacerles mãs respetuosas del medioambiente?

—Matt Lackore, Rochester, MN

Las motos normalmente obtienen el doble de kilometraje por galñn de gasolina de incluso los coches mãs eficientes, pero eso no significa que sean muy "ecolñgicas". A pesar de obtener entre 60-70 millas por galñn, las motos no estãn sujetas a los mismos reglamentos rigurosos sobre emisiones que se aplican a los automñviles y camionetas, aunque vomitan hasta 15 veces mãs poluciñn por milla, principalmente en términos de hidrocarburos generantes de smog y ñxidos de nitrñgeno.

Los reglamentos crecientemente severos en Europa y los EUA han obligado a los fabricantes de autos a diseñar sus motores en forma mãs respetuosa al medioambiente, pero no se ha requerido que los fabricantes de motos observen tales altas normas y por lo tanto han sido lentos en la adopciñn de avances similares. Segün la Comisiñn Europea, las motocicletas—a pesar de que solamente representan tres por ciento del volumen de trãfico total en Europa—probablemente generarãn hasta un 14 por ciento de las emisiones totales de hidrocarburos de ese continente para el año 2010.

Pero se ven luces al fondo del tünel, gracias en gran parte al estado de California, que en 2004 aprobñ legislaciñn para forzar la "ecologizaciñn" de las motos vendidas y usadas en ese estado. Las nuevas normas californianas demandan que las emisiones de motocicletas de hidrocarburos y ñxidos de nitrñgeno no sobrepasen 0,8 gramos por kilñmetro (g/km), una reducciñn drãstica de las normas establecidas en 1975 que fijaban entre 5,0 y 14,0 g/km (segün tamaño de motor). Y en 2005, el Foro de las Naciones Unidas para La Armonizaciñn de Reglamentos Vehiculares, que trabaja internacionalmente para fijar normas de emisiñn vehiculares, publicñ un nuevo conjunto de directivas para pruebas de emisiones de motos, lo que se cree ayudarã a las fãbricas de motocicletas a diseñar motos mãs respetuosas del medioambiente.

Tras estos eventos, la Agencia de Protecciñn Ambiental (EPA), estableciñ sus propias normas federales que requieren que los fabricantes de motos reduzcan las emisiones de sus productos un 50 por ciento. En efecto desde comienzos del año modelo 2006, se espera que estos nuevos reglamentos eliminen las emi

siones combinadas de hidrocarburos y ñxidos de nitrñgeno de motocicletas en cerca de 54.000 toneladas al año, ahorrando también aproximadamente 12 millones de galones de combustible al impedir que estos se escapen de las mangueras de alimentaciñn y tanques de combustible.

Muchos fabricantes han aceptado el reto. Honda, desde ya el léder mundial en el desarrollo de automñviles ecolñgicos, estã poniendo los ültimos toques a su nuevo "sistema de marcha en vacéo-parada" que reduce el consumo de combustible y las emisiones de gases al apagar el motor en vez de ponerlo en marcha lenta durante paradas de luces y atollamientos de trafico. Y la firma britãnica Intelligent Energy estã desarrollando un Vehéculo Neutro de Emisiones (ENV), una motocicleta impulsada por una pila de combustible portable a hidrñgeno. El vehéculo puede alcanzar velocidades de hasta 50 millas por hora sin hacer virtualmente ningün ruido, y puede operar hasta cuatro horas sin necesidad de realimentaciñn. Versiones mãs rãpidas, mãs grandes y de mãs radio de acciñn del ENV estãn ya en desarrollo, y deberéan entrar al mercado en Europa, los EUA y otros puntos del globo dentro de pocos años.

CONTACTOS: California's "New Standards for On-Road Motorcycles,"; EPA's Motorcycle Emissions Info; Honda Motorcycles; Intelligent Energy