Semana del 2/9/12

© Zoonar/Thinkstock

Querido DiálogoEcológico: ¿Cuán eficiente (y cómodo) en lo que respecta a energía es la calefacción por subsuelo, a veces conocida como calefacción de suelo radiante?

— Marcy Dell, Boston, MA

La calefacción radiante de subsuelo implica empotrar en el piso un elemento o tubería caliente que transfiere calor al cuarto a través de radiación y convección infrarroja, obviando la necesidad de aire forzado o soplado.

Según el sitio web Energy Savers del Departamento de Energía de EEUU, la calefacción radiante tiene varias ventajas sobre otras formas de distribución de calor: “Es más eficiente que el rodapié y generalmente más eficiente que la calefacción de aire forzado porque no se pierde ninguna energía en los conductos”. Es también flexible ya que puede alimentarse a base de una variedad de fuentes de energía: gas, petróleo, madera, solar y otras fuentes o combinaciones de las mismas pueden alimentar sistemas radiantes. Y la calefacción radiante es una elección buena para los que sufren de alergias severas ya que partículas potencialmente irritantes no son sopladas alrededor del cuarto.

Varios aspectos de la calefacción radiante la hacen más eficiente en cuanto a energía. Para empezar, la distribución uniforme de calor sobre la superficie entera de un piso calienta la mitad inferior del cuarto, envolviendo a los habitantes en calor a una temperatura general más baja—a veces hasta cinco grados Fahrenheit más fresca—que un sistema de calefacción convencional. “Los radiadores y otras formas de calefacción de “punto” circulan calor ineficazmente y de ahí necesitan

operar por períodos más largos para obtener niveles cómodos,” reportea la Red de Servicios de Energía Residencial (RESNet). “Aspiran aire frío por el suelo y envían aire tibio hacia el techo, desde donde entonces se cae, calentando la habitación de la parte superior abajo, creando corrientes y polvo y circulando alérgenos”. RESNet agrega que los sistemas radiantes transmiten calor alrededor de 15 por ciento más eficientemente que los radiadores convencionales.

Las ganancias en eficiencia pueden ser aumentadas apreciablemente con buen aislamiento y un sistema bien diseñado. Aunque arrancar los sistemas de calefacción viejos y/o reemplazar el piso decente existente quizás sea demasiada destrucción para cambiarse al calor radiante, los que se embarcan en nuevos proyectos de construcción o contemplan renovaciones mayores ciertamente lo deben considerar. Según la Guía de Vida Ecológica de la Red TLC, hay dos principales tipos de calefacción radiante, eléctrica e hidrónica. En el primero, alambres calentados instalados en el piso irradian calor hacia arriba. Este tipo de calefacción radiante es más comúnmente usada en una habitación individual—especialmente un cuarto de baño o cocina—en una casa o edificio más viejos. Mientras tanto, la calefacción hidrónica radiante, por la cual agua termoclimatizada se fuerza por tubos empotrados bajo el piso, es más a menudo diseñada en una nueva estructura desde el principio, y son generalmente más eficientes en materia de energía.

TLC indica que aunque la calefacción radiante es definitivamente más eficiente en casas más pequeñas y cómodas con techos más bajos, no siempre quizás sea la solución más verde en casas con cuartos más grandes: “En algunas situaciones puede ser menos eficiente en energía que la calefacción de aire forzado”. TLC recomienda consultar con un contratista acreditado de calefacción si calentar por u n sistema radiante es la manera más sensata de proceder.

Por supuesto, emparejando un sistema de calefacción radiante con un termostato programable de energía eficiente aprobado por EnergySTAR puede ahorrar a los hogares verdaderamente cientos de dólares al año en cuentas de calefacción, manteniendo a los ocupantes a una temperatura agradable todo el año. Muchos estados ofrecen estímulos financieros para modernizar sistemas de calefacción residenciales y comerciales en maneras que aumentan la eficiencia de energía. Examine la gratuita Base de Datos de Incentivos Estatales para Energía Renovable (DSIRE) y vea qué clases de bonificaciones de impuesto u otros estímulos estén quizás disponibles en su región.

CONTACTOS: Energy Savers; RESNet; TLC Network Green Guide; DSIRE Database.


© Savvy Rest
Querido DiálogoEcológico: ¿Existen marcas o tiendas donde existan opciones de muebles sostenibles? ¿Y qué debo buscar al comprar muebles más ecológicos?

— W. Cary, Trenton, NJ

Aunque nosotros ahora a menudo optamos por coches, aparatos domésticos, limpiadores y alimentos más ecológicos para aumentar el cociente de sostenibilidad de nuestros estilos de vida, los muebles en los que pasamos todo el día y la noche están frecuentemente muy lejos de la pureza ecológica. La inmensa mayoría de los sofás, sillas, camas y otros muebles tapizados en que adoramos descansar y relajarnos contienen formaldehido potencialmente cancerígeno y/o retardantes tóxicos de llama y resistentes de manchas que han sido ligados a enfermedades de desarrollo y hormonales. Y mucha de la madera utilizada en escritorios, sillas, mesas y cosas por el estilo (así como en los marcos de muebles tapizados) viene de madera insosteniblemente cosechada que contribuye a la deforestación de pluviselvas tropicales.

Pero hoy, gracias al mayor conocimiento y demanda de consumo, hay más opciones disponibles en muebles “verdes’ que nunca antes. Un lugar bueno para comenzar la búsqueda por ese perfecto sofá o silla es el sitio web del Consejo Sostenible de Muebles (SFC), una organización sin fines lucrativos formada en 2006 para ayudar a desarrollar normas estables y procesos de certificación dentro de la industria de mobiliario doméstico. La organización ha pasado a ser una fuente prominente de información y red de unos 400 fabricantes “verdes’ de muebles y detallistas relacionados, suministradores y diseñadores, así como otras organizaciones sin fines lucrativos. Los consumidores que buscan muebles más “verdes’ pueden hojear la lista de miembros de SFC, la que ofrece al mismo tiempo enlaces de información y sitios web. Los compradores deben tener cuidado: Simplemente porque un fabricante de muebles aparece en la lista de SFC esto no significa que evita completamente todas las sustancias químicas o madera insosteniblemente cosechada, sino sólo que se está moviendo en esa dirección. Y los consumidores todavía deberían estar bien informados acerca de que características verdes buscan y/o cuales clases de materiales deben evitar.

Por supuesto, con algo como los muebles usted debe realmente verlos y tocarlos para decidir si serán la elección apropiada para su espacio. Los consumidores eco-conscientes que visitan las tiendas de muebles locales deben recordar unas pocas preguntas clave para los vendedores. ¿Contiene el artículo en cuestión formaldehido, retardantes de llama o resistentes de mancha? ¿Está utilizado tela certificada bajo GOTS (Programa Global de Normas Para Textiles Orgánicos) que comanda que por lo menos 70 por ciento de las fibras sean derivadas de fuentes orgánicas y no contengan tintes químicos ni otros aditivos)? ¿Es la madera utilizada certificada por el Consejo de Protección Forestal (FSC, por sus siglas en inglés) como sosteniblemente cosechada? ¿Contiene el ítem en cuestión cualquier parte o componentes que provengan del bambú o madera recuperada o de metal o plástico reciclados? ¿Y es fácil de desmontar en partes reutilizables o reciclables si se debe reemplazar más tarde?

Si el vendedor no sabe las respuestas, es muy probable que el mueble no pase certificación ambiental. Limitando su búsqueda a tiendas o firmas en Internet que se especializan en productos verdes es una manera de reducir la cantidad de investigación y auto-educación necesitada, especialmente porque los vendedores en tales tiendas están generalmente al tanto de los últimos y mejores mobiliarios sostenibles. Algunas cadenas nacionales prominentes de muebles que llevan un inventario grande de bienes sostenibles incluyen Crate and Barrel, Room and Board y West Elm, pero muchos más almacenan muebles ecológicamente aceptables a través del país. Algunos detallistas importantes de muebles ecológicos en línea incluyen Eco-Friendly Modern Living, Furnature, InMod, Mitchell Gold + Bob Williams, SmartDeco, Southcone y Viesso.

CONTACTOS: SFC; FSC; GOTS; Eco-Friendly Modern Living; Furnature; InMod; Mitchell Gold + Bob Williams; SmartDeco; Southcone; Viesso.

Animal Rights National Conference 2018