Semana de 15/02/09

Querido DiãlogoEcolñgico: éQué es la "microfinanza" y cñmo ayuda ella a los paéses pobres y al medio ambiente?

—Eliza Clark, Seattle, WA

Una creaciñn del fundador de la fundaciñn Grameen, Mohamed Yunus, la microfinanza es un tipo de actividad bancaria mediante la cual instituciones financieras ofrecen préstamos pequeños a los pobres. La idea detrãs del concepto, que se originñ en Bangladesh a mediados de los años setenta, es que la gente pobre motivada y disciplinada puede escapar de la pobreza si se provee acceso a préstamos—inclusive sumas pequeñas—para ayudar a que los negocios se pongan en marcha. Con el acceso a fondos de préstamo rotatorios, estos "micro-empresarios" pueden construir negocios, restituir el dinero prestado, y continuar financiandose a sé mismos y sus familias en una manera sostenible.

Un ejemplo clãsico seréa una mujer que pide prestados $50 para comprar gallinas de modo que pueda vender los huevos a otros miembros de su comunidad. A medida que sus pollos se multiplican, ella puede vender mãs huevos, y eventualmente puede vender polluelos también. Ella ya ha restituido el dinero y se ha liberado de una situaciñn econñmica quizãs desesperada—mientras que la comunidad se beneficia al tener una nueva fuente de alimento nutritivo.

"Tener acceso al dinero para comenzar una pequeña empresa no es solamente una cuestiñn de satisfacer un sueño, es literalmente mantener a sus familias un paso delante del hambre y poner un techo sobre sus cabezas," dice Tracey Turner, fundador de MicroPlace, un "mercado en lénea de microfinanzas" inaugurado por eBay en 2007. El püblico puede depositar cantidades pequeñas o grandes de dinero en MicroPlace y conseguir una tasa de rendimiento entre dos y tres por ciento—-mejor que una donaciñn—-y obtener la satisfacciñn de saber que su efectivo estã ayudando a alguna persona y sus vecinos empobrecidos en un paés en véas de desarrollo.

Gracias al trabajo de Muhammad Yunus, fundador del Grameen Bank en Bangladesh, más de 7.000 instituciones de microfinanzas están sirviendo unos 16 millones de gente pobre en diversos países en desarrollo con .000 millones en préstamos. Por sus esfuerzos, Yunus recibió el Premio Nobel de la Paz en 2006.

En el frente ambiental, la microfinanza es, de por sé, "verde" ya que promueve negocios que se pueden sostener indefinidamente. Ejemplo tras de ejemplo durante las tres décadas pasadas ha probado el concepto que cuando se da oportunidad a la gente pobre de ganarse la vida en una manera legétima y sostenible, tienen poca o ninguna necesidad de despilfarrar sus recursos naturales para buscar abrigo o alimentarse. También, la mayoréa de las instituciones financieras conectadas con la microfinananza apoyan la sostenibilidad como condiciñn previa para los préstamos que conceden. Otras dan aliento a los negocios mãs verdes ofreciendo léneas de interés mãs bajas a prestatarios con planes orientados a la sostenibilidad.

A pesar de que MicroPlace y Kiva (que funciona con un modelo similar en que inversionistas individuales pueden participar en los placeres del microcrédito) estãn hoy capturando la mayoréa de los tétulares sobre la microfinananza, el Banco Grameen fue el primer prestamista de microfinanzas en el mundo, iniciando su primer proyecto en 1976 en la aldea de Jobra en Bangladesh. En la actualidad Grameen hace mucho mãs que ofrecer préstamos pequeños. La instituciñn también acepta depñsitos y proporciona otros servicios bancarios, ademãs de operar varios negocios orientados al desarrollo—incluyendo compañéas textiles, de teléfonos y de energéa. Y el banco ha ayudado también a crear millares de otras instituciones que hacen cosas similares: Las estadésticas del Banco Mundial demuestran que mãs de 7.000 instituciones del microfinanzas sirven a unos 16 millones de personas en paéses en véas de desarrollo con $7 mil millones en préstamos, y una tasa de repago del 97 por ciento.

En 2006, el fundador de Grameen Mohamed Yunus recibiñ el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos.

CONTACTOS: Grameen Bank; MicroPlace; Kiva


Querido DiãlogoEcolñgico: éEn qué consiste la asé llamada "red inteligente” de la cual he estado oyendo, y cñmo puede ahorrar energéa y dinero?

—Larry Burger, Litchfield, CT

El concepto de red inteligente está predicado a base de flujos bidireccionales de energía­e información­entre generadores de electricidad y usuarios. El sistema no solamente entrega electricidad a los usuarios de acuerdo a la demanda; el mismo también recibe electricidad de los usuarios que producen su propia energía cuando tienen meas de lo que necesitan­tal como este dueño de casa que genera energía solar.© sakraft1, courtesy Flickr

La red de electricidad de los Estados Unidos estã construida en base a un principio que muchos consideran anticuado: Producir grandes cantidades de electricidad y tenerlas siempre disponibles para los usuarios—las necesiten o no. Es parecido a la manera en que la mayoréa de los calentadores de agua de hogar funcionan al mantener el agua constantemente caliente incluso cuando no se estã utilizando. Es también una relaciñn estrictamente unidireccional con las empresas de servicios püblicos suministrando energéa a los usuarios, pero no viceversa.

El concepto de red inteligente se predica en un flujo bidireccional de energéa—e informaciñn—entre generadores de electricidad y usuarios. El sistema no sñlo entrega energéa a los usuarios finales de acuerdo a sus necesidades; el mismo también recoge energéa de usuarios que producen su propia electricidad—hogares y negocios que generan energéa solar, de viento o geotérmica—-cuando éstos tengan mãs de lo que necesitan.

Unos 42 estados y Washington, D.F. requieren ya que las compañéas de electricidad tengan sistemas establecidos para comprar el exceso de energéa generada por sus clientes. Pero, escribe el periodista Michael Prager en E – La Revista Ambiental, "porque no pueden saber en tiempo real que estã llegando energéa, las utilidades generan tanto como lo habréan hecho segün sus planes normales." Él agrega que cuando los flujos de informaciñn vayan en ambas direcciones, los usuarios podrãn enviar informaciñn a la red especificando cuãnta energéa necesitan y cuando la necesitarãn. También podrãn comunicar cuando tienen exceso de energéa lista para ser cargada en la red.

En la vanguardia de la investigaciñn sobre la viabilidad de la red inteligente a gran escala estã el Future Renewable Electric Energy Delivery and Management (FREEDM) Systems Center, establecido en 2008 por la National Science Foundation y con oficina principal en la Universidad del Estado de Carolina del Norte. FREEDM se estã afiliando con universidades, industrias y laboratorios nacionales en 28 estados y nueve paéses para desarrollar tecnologéas que ellos dicen "revolucionarãn la red de energéa de la naciñn y apresurarãn [el arribo de] tecnologéas renovables de energéa eléctrica en cada hogar y negocio." Hasta este momento, unas 60 utilidades, compañéas nuevas de energéa alternativa, fabricantes de equipos eléctricos y otras firmas, se han unido a la nueva asociaciñn.

Una empresa de este tipo, la firma Xcel basada en Colorado, ha comenzado incluso a poner la tecnologéa de red inteligente a prueba para un pequeño porcentaje de su universo de clientes. La em

presa ha gastado unos $100 millones equipando 35.000 hogares y negocios en y alrededor de la ciudad de Boulder con capacidades de automatizaciñn y de comunicaciones para permitir comunicaciñn bidireccional sobre la demanda de electricidad.

Xcel no tendrã suficientes datos para determinar los ahorros en energéa y costes hasta principios de 2010, pero los analistas estãn optimistas que el experimento costoso de la empresa asegurarã eventualmente ventajas para los consumidores, las empresas mismas y el ambiente. De hecho, los ecologistas y los economistas tienen igualmente grandes esperanzas de que la puesta en prãctica en forma extensa de tales sistemas "inteligentes" podréa ayudar a introducir una nueva edad de eficiencia eléctrica, de reducciones de emisiones y de ahorros sin precedentes en costes a través de los Estados Unidos y mãs allã de sus fronteras.

CONTACTOS: Future Renewable Electric Energy Delivery and Management (FREEDM); Xcel Energy

Animal Rights National Conference 2018