Semana de 5/8/07

Querido DiãlogoEcolñgico:El césped artificial ha sido popular en los campos de deportes ya por décadas por una serie de razones, pero éresulta una buena opciñn ambiental para céspedes residenciales?
—Sharon Chinchilla, Ft. Lauderdale, FL

El uso de césped artificial para patios residenciales es una tendencia creciente en los Estados Unidos, especialmente en regiones donde el suministro de agua no da abasto. Los partidarios del césped artificial señalan, por ejemplo, que la enorme cantidad de 56.000 galones de agua se deben aplicar anualmente al césped residencial promedio.

Las estadésticas muestran también que cortar el pasto, suministrar el agua y los abonos del césped natural añade por lo menos dos por ciento al consumo de combustibles fñsiles de los EUA. Segün la Agencia de Protecciñn Ambiental (EPA), las actividades de cuidados de césped también significan un 10 por ciento de la poluciñn peligrosa del aire de costa a costa. Y estudios en Loing Island, estado de Nueva York. muestran asimismo que hasta un 60 por ciento del nitrñgeno aplicado ahé termina parando en los abastecimientos de agua local.

Pero dada la elecciñn entre césped natural y artificial, la mayoréa de los ambientalistas todavéa prefieren pasto real. Ademãs de ayudar a crear el oxégeno que respiramos mediante la fotoséntesis, las plantas (incluyendo el pasto) son una parte integral de cualquier ecosistema viviente. Filtran asé agua y luz solar a. la tierra donde los gusanitos, insectos y la humedad trabajan en concierto para mantener firme al suelo. Y previenen las inundaciones a la vez que proveen habitat y alimentaciñn a pãjaros, abejas y otra vida animal.

Por contraste, el césped artificial se hace de plãsticos derivados del petrñleo. En casos donde el césped no real se instala mal, susdtancias quémicas del plãstico pueden filtrarse al suelo y potencialmente contaminar el agua freãtica de beber. Algunas formulaciones de césped sintético requieren rellenos de arena de sélica o goma granulada, ambas de las cuales pueden contener metales pesados potencialmente tñxicos que también pueden filtrarse a la mesa de agua subyacente. Los grãnulos también han sido implicados en la producciñn de un olor muy malo a veces. Y cualquier consumidor que esté tratando de reducir su generaciñn de carbono debe recordar que la fabricaciñn y transporte de céspedes sintéticos como cualquier producto artificial, genera grandes cantidades de gases de invernadero.

Sin embargo, debido a las preocupaciones con respecto al consumo de agua, algunas municipalidades estãn tratando de estimular a los dueños de casas a que usen el césped artificial. En 2002 los directores del municipio de Las Vegas, tradicionalmente asotada por sequéas, empezaron a ofrecer a los propietarios descuentos en sus impuestos de $1 dñlar por pies cuadrado para que reemplazaran sus céspedes naturales con los sintéticos. Y en 2007, los miembros de la junta directiva del Distrito de Aguas Metrpolitano de California del Sur, que sirve a 18 millones de gente en seis condados, iniciñ un programa similar para tratar de hacer mella en el uso de agua exterior a través de la regiñn, 50 a 70 por ciento de la cual se dedica a regar los céspedes residenciales.

Desde luego, instalando césped artificial no es solamente la ünica manera de minimizar el impacto ambiental de nuestros patios. La conversiñn de céspedes a una forma de ajardinar menos intensa en su uso de recursos—conocida como "xeriscaping"—también esta entrando. Esto comprende los arbustos nativos resistentes a las sequéas, a la vez que plantas y céspedes ornamentales que no requieran grandes cantidades de agua, abonos o pesticidas para sobrevivir. Por otro lado muchas otras plantas que cubren el suelo detienen a las malezas en forma natural y contribuyen a la salud del mismo. Inclusive los jardines de piedras resultan atrayentes y no necesitan manteniiento alguno. Dadas todas estas alternativas naturales, los propietarios no estãn obligados a convertir sus patios al césped artificial.

CONTACTOS: Metropolitan Water District of Southern California’s BeWaterWise


Querido DiãlogoEcolñgico: Estoy considerando comprar un Honda Civic a gas natural. éQué sale exactamente del tubo de escape de este tipo de vehéculo, y cuãn dañino es el proceso de extracciñn y refinamiento de gas natural? éCuãl es mãs "verde"—un auto hébrido o uno a gas natural?
—Alex Neal, San Diego CA

El auto Honda a gas natural Civic GX, que debutñ en 2006 en California pero que ahora se estã distribuyendo en otras partes del paés, podréa ser el vehéculo de uso general mãs limpio en las carreteras del mundo. Al menos, eso es lo que opina el Consejo Norteamericano Para una Economéa Eficiente (ACEEE). El grupo sin fines de lucro publica un Libro Verde anualmente que listea los coches mãs verdes (y los mãs horrorosos), pone al Civic GX al tope de su lista para 2007 de coches no malsanos al ambiente, desplazando al hébrido Prius de Toyota. Aunque ambos coches son excelentes en cuestiñn de economéa de combustible y reducciñn de emisiones nocivas, el Civic a gas natural registrñ mejores nümeros que el Prius en ambas categoréas en las pruebas realizadas por ACEEE. Y el coche también se ganñ puntos en términos de la poluciñn generada durante sus procesos de fabricaciñn.

El gas natural es el combustible mãs limpio de todos los combustibles fñsiles. Segün el Departamento Estadounidense de Energéa, el consumo de gas natural emite 117.000 libras por billñn (ppb) de BTUs de diñxido de carbono comparado a los 164.000 de la gasolina. Asimismo sus 92 ppb de emisiones de ñxido de nitrñgeno son dramãticamente mãs bajas que las 448 de la gasolina y su meramente un ppb de emisiones de diñxido sulfuroso son aplastadas por las 1.122 de la gasolina. El gas natural también emite solamente 7 ppb de particulados comparados a 84 para la gasolina, y no emite nada de mercurio, en contraste con las pequeñas cantidades emitidas por los motores a gasolina convencionales. La combustiñn del gas natural sé emite un poco mãs de monñxido de carbono que la gasolina, pero con 44 ppb vs. 33, tal diferencia es negligible.

Sin embargo, la gran posible desventaja del Civic GX es el radio de acciñn limitado de la mãquina, que supone 220 millas entre rellenadas de tanque. El Civic a gasolina convencional alcanza 350 millas con tanque lleno; el Prius, con sñlo un tanque de 11 galones, puede ir considerablemnte mãs lejos, operando a casi 55 millas por galñn en la carretera. Aunque unas pocas docenas de estaciones de servicio para gas natural han aparecido a través del paés, ellas siguen siendo bastante escasas. Asé, los que necesitan hacer viajes mãs largos y valoran las cualidades "verdes" de sus vehéculos, deberéan elegir un hébrido como la mejor opciñn ya que éste producirã emisiones levemente peores que el Civic G

X pero se beneficiarã con la ubicuidad de estaciones de servicio a gasolina por todas partes.

Los que ya usan gas natural para calefacciñn de sus casas pueden pagar $5.000 dñlares por un sistema de alimentaciñn de combustible para sus coches instalado ya sea en su garaje o caminito de entrada. Aunque este costo puede parecer alto, los propietarios podréan ahorrar aproximadamente $1 por galñn en comparaciñn a la gasolina, y también recibir un descuento del impuesto federal de hasta $1.000 dñlares. (Asimismo, como el Prius, la compra de un Civic GX puede también meritar otro descuento de impuesto federal de $2.000, a la vez de hasta otros $2.000 en incentivos estatales y locales, donde resulte aplicable.) Algunos distribuidores Honda arriendan sistemas domésticos de combustible por un costo de $34 a $79 al mes. Honda pone el costo de combustible a 3,75 centavos/milla, comparado con 8,8 centavos/milla en el caso del Civic a gasolina normal.

En lo que respecta a la extracciñn y distribuciñn del gas natural, este combustible es a menudo obtenido con o cerca de otras reservas de petroleo, e involucra metodos de taladraje similarmente invasivos. Accidentes ocurren de vez en cuando, y aunque el gas natural no se derrama como el petrñleo, o causa perturbaciones en los ecosistemas terrestres o marinos, el mismo sube a la atmñsfera donde contribuye directamente al calentamiento global.

CONTACTOS: Database for State Incentives for Renewables and Efficiency, ACEEE’s Green Book, Honda Civic GX

Animal Rights National Conference 2018