Semana del 03/12/2006

Querido DiãlogoEcolñgico: éDñnde puedo hallar regalos ecolñgicos para amigos y familia durante las festividades de navidad?

—A.L. Burger, via e-mail

No ha sido nunca fãcil reconciliar los valores ecologistas con el impulso de ir de compras. La mayoréa de los grupos ambientalistas critican hoy los hãbitos de consumismo occidentales como un desperdicio, y causa mayor de la degradaciñn ecolñgica de un mundo cada vez mãs pequeño. Y mucha gente, aparte de los problemas del ambiente, creen que el comercialismo desbocado al que nos hemos acostumbrado durante la pascua rebaja lo que deberéa ser un peréodo sagrado de reflexiñn.

Nuestras costumbres adquisitivas no son caritativas con el bolsillo tampoco. Segün el Centro Para un Nuevo Sueño Norteamericano (CNAD), 60 millones de familias estadounidenses cargan una deuda promedio de tarjetas de crédito de mãs de $7.000 y pagan mãs de $1.000 al año en interés y gastos especiales. Ademãs, dice la CNAD, "Un record 1,6 millones de norteamericanos declararon bancarrota personal el año pasado".

Para los que predican una ética de moderaciñn (por cualquiera razñn) pero deben, sin embargo, asistir al menos a una media docena de fiestas con algo para poner debajo del arbolito navideño, hay ahora muchas mãs opciones amigables desde un punto de vista ecolñgico (y menos caras) que antes. Sencillamente enfile su navegador a cualquier comerciante en lénea que ofrezca ropa, productos de baño, de cama, alimentos y artéculos orgãnicos para bebés, los ültimos libros, o "regalos que siguen dando", tales como juegos para plantar ãrboles y artesanéas del tipo "comercio justo" que sostienen comunidades econñmicamente desventajadas en paéses pobres. Un puñado de sitios web populares incluye Green Home Environmental Store, Global Exchange"s Fair Trade Online Store, The Eco-Store, Abundant Earth, y Gaiam, entre otras. Una visita a las Pãginas Verdes Nacionales en Lénea de Co-Op America es un sendero seguro a un verdadero tesoro de opciones de este tipo.

Aunque todas estas tiendas se especializan en artéculos decididamente "verdes", muchos consumidores con conciencia ecolñgica sencillamente quieren comprar cosas de detallistas normales pero quieren tener confianza a la vez que su dinero irã a compañéas que son "buenos ciudadanos comerciales". Si Ud. se clasifica mãs bien en esta categoréa de consumidor, visite Alonovo.com, que ofrece informaciñn acerca de los antecedentes tanto sociales como ambientales de muchas firmas, aparte de miles de productos a la venta en sociedad con Amazon.com. El sitio puede usarse también como un instrumento de investigaciñn para obtener la verdad pura acerca de muchas compañéas antes de largarse para el supermercado o mall en el centro. Alonovo califica las firmas en cinco ãreas diferentes: responsabilidad social, justicia laboral, cuestiones ambientalistas, relaciones con el consumidor, y la ética general del negocio. Y si compra en el sitio web, la compañéa comparte de 20 a 40 por ciento de las ganancias con organizaciones sin fines de lucro y otras organizaciones caritativas que Ud. como consumidor puede elegir.

Otras opciones incluyen el sitio Greenerchoices.org de Consumer Reports, que también califica productos normales desde carros a artéculos electrñnicos basãndose en criterios ambientalistas, y el Responsible Shopper (Consumidor Responsable) de la Co-op America, que contiene informes detallados sobre diversas firmas que mercadean productos "verdes" al consumidor. Desde luego Ud. no necesita comprar nada si tiene un poco mãs de tiempo (y artéculos para reusar y reciclar) que dinero. Sherri Osborn, la guéa sobre artesanéas de About.com, ofrece una lista saludable de los "101 Gran Regalos a Hacer" para cualquier estaciñn, completa con enlaces a instrucciones y materiales requeridos.

CONTACTOS: National Green Pages Online; Alonovo; greenerchoices.org; Responsible Shopper; About.com’s 101 Great Gifts to make.


Querido DiãlogoEcolñgico: Varios de mis vecinos han instalado calderas exteriores a leña para calefaccionar sus hogares en vez de depender del petrñleo o gas natural. Pero, ées bueno para la salud el humo creado por estas calderas?

—Susan MiHalo, Michigan City, IN

A medida que ha subido el precio de los combustibles en años recientes, mãs y mãs dueños de casa a través de los E.U.A. han estado adoptando maneras alternativas de calefaccionar sus hogares. Aunque algunos optaréan sin duda por alternativas aün mãs futuristas—como fuentes de energéa solares, eñlicaso geotérmicas—otros prefieren retroceder a la fuente mãs antigua de calor, el quemar madera. Para los que tienen acceso fãcil a leña y la necesidad de calentar una casa grande o varios edificios, las calderas a madera son una elecciñn obvia, aunque potencialmente nociva.

Las calderas externas a leña, también conocidas como hornos externos al vapor, normalmente consisten de una caja de cremaciñn de madera rodeada con un chaqueta de agua. Idealmente, una chimenea alta sirve para ventilar la unidad del a menudo copioso humo generado por la leña. La combustiñn de la madera en la caja de cremaciñn calienta el agua en la chaqueta envolviente, la cual a su vez se bombea por medio de cañeréas aisladas subterrãneas a uno o mãs edificios.

Una vez dentro del edificio mismo, el agua calentada calefacciona la casa a través de radiadores o un sistema de intercambiadores de calor a base de conductos. Las calderas exteriores a leña también tépicamente proveen agua caliente al hogar. Y, a diferencia de las estufas a leña interiores, no se mete humo alguno a la casa.

Aunque todo esto parezca muy bien, tales calderas a menudo pasan a ser objetos de conflicto entre vecinos, ya que el humo producido por la leña puede crear masas de smog que cubren vecindarios completos. Segün el toxicñlogo ambientalista Uni Blake, el humo producido por la madera es una mezcla compleja de sustancias quémicas y particulados. Ella incorpora monñxido de carbñn y otros gases orgãnicos, materia particulada, materias quémicas, y algunos gases inorgãnicos. Algunos de estos compuestos, tales como los aldehidos y fenoles, son tñxicos, mientras que otros, como la benzoprina y los cresoles, se reconocen como sustancias carcinogénicas, reporta Blake.

Los gobiernos de Estados Unidos y Canadã tienen todavéa que adoptar reglamentos con respecto a la manufactura y usos de las calderas a leña al aire libre, de modo que los vecinos molestos no tengan demasiado asidero legal. Pero varios estados de la Uniñn y algunas provincias canadienses

han pedido a sus capitales que regulen las emisiones de estas calderas, de modo que solamente el tiempo dirã si o no se instituirãn ordenanzas formales.

Los fabricantes visionarios no esperan a que se pasen estos reglamentos para actuar, sin embargo, y han estado muy ocupados rediseñando sus unidades para ayudar a mantener condiciones ñptimas de combustiñn y mejor dispersiñn de los humos emitidos. Mientras tanto, los dueños de calderas externas a leña pueden utilizar sus unidades en forma mãs responsable limitando su operaciñn al invierno solamente cuando los vecinos estãn probablemente dentro de sus casas, con las ventanas cerradas, eligiendo también quemar leña seca para minimizar la humedad que lleva a la creaciñn del humo, y la instalaciñn de chimeneas mãs altas para ayudar a dispersar el humo de las casas mãs cercanas.

CONTACTOS: Outdoor Wood-Fired Boilers.

Animal Rights National Conference 2018