Semana del 11/02/2007

Querido DiãlogoEcolñgico: éQué significa que un edificio tenga "certificaciñn LEED"? éEs que quiere decir que es un edificio "verde"?

—Bo Thibault, Slidell, Louisiana

LEED es el acronismo en inglés de Diseño de Vanguardia en Energéa y Ambientalismo y se refiere al programa nacional del Consejo Ecologista Norteamericano de la Construcciñn (U.S. Green Building Council—USBGC), para certificar el diseño ecolñgico sostenible, y las prãcticas de construcciñn y utilizaciñn de recursos en la industria de la construcciñn de Estados Unidos.

La organizaciñn lanzñ este sistema de clasificaciñn en 2000 para tratar de dar a la industria de la construcciñn normas uniformes y creébles para lo que constituye un edificio "verde". Desde entonces, se ha otorgado la categoréa LEED a casi 10.000 proyectos de edificaciñn. El programa estipula puntos de referencia para las "mejores prãcticas" que los constructores pueden emular al tratar de investir sus proyectos con una ideologéa de protecciñn al medio. Una vez que un edificio ha sido certificado como LEED, este puede usar esta designaciñn como ventaja en el mercadeo hacia compradores o inquilinos interesados en espacios de vivencia o trabajo saludables.

Programas especéficos tipo LEED enfocan una variedad de distintos tipos de proyectos, incluyendo nueva construcciñn comercial, grandes proyectos de renovaciñn, mantenimiento y mejoras de edificios existentes, casas residenciales, proyectos de desarrollo de vecindarios, y proyectos de edificios mültiples y campuses, entre otros. Hay también un programa LEED para escuelas, y el USBGC estã desarrollando programas especéficos para la construcciñn de edificios de tiendas, interiores comerciales, y hospitalarios.

Los constructores que desean certificaciñn LEED deben seguir pautas desarrolladas por el USBGC aplicables a su tipo de proyecto o estructura. Cada lista de control toma en cuenta cinco aspectos claves de sostenibilidad en los procesos de construcciñn y diseño: desarrollo sostenible del sitio, ahorros de aguas, eficiencia energética, selecciñn de materiales y calidad ambiental interior. Para ganar la certificaciñn, un proyecto de construcciñn debe satisfacer ciertos puntos de referencia en cuestiñn de prerequisitos y rendimiento ("créditos") dentro de cada categoréa. Los proyectos reciben certificaciñn con rango de Certificado, Plata, Oro, o Platino dependiendo del nümero de créditos que logren.

El programa LEED también incluye una gama completa de talleres de trabajo de adiestramiento y un programa de Acreditaciñn profesional para desarrollar y estimular los conocimientos sobre construcciñn con métodos ecologistas a través de toda la industria de la construcciñn. Miles de arquitectos, profesionales de los bienes raéces, gerentes de planteles, ingenieros, diseñadores de interiores, urbanistas, contratistas, financiadores y funcionarios de gobierno han sido acreditados como profesionales LEED. Ellos aportan ahora las destrezas y conocimientos que aprenden en el programa para hacerlos realidad en sus propios proyectos y hacer que el proceso de certificaciñn marche lo mãs suave y sin problemas.

El concepto de certificaciñn "verde" estã también vivito en Canadã, donde el Consejo de Construcciñn Ecologista Canadiense ha adoptado su propia versiñn, LEED Canada, adaptado especéficamente a las prãcticas y reglamentos de construcciñn de ese paés. Proyectos registrados como LEED estãn también en marcha en 22 otros paéses alrededor del mundo, incluyendo México, Brasil, y la India. Y el Consejo Mundial de la Construcciñn Ecologista, fundado en 1998, apoya a otros sistemas de clasificaciñn LEED en Australia, Japñn y otros puntos.

CONTACTOS: U.S. Green Building Council; Canadian Green Building Council; World Green Building Council


Querido DiãlogoEcolñgico: éQué es una "isla de calor urbana"? Y étiene algo que ver con el Calentamiento Global?

—Max, via correo electrñnico

Una isla de calor urbana es una ãrea metropolitana que es mucho mãs cãlida que sus zonas rurales circundantes. Pero a diferencia del calentamiento global que involucra un alza mundial de temperaturas, las islas de calor ocurren al nivel local. Segün la Agencia de Protecciñn Ambiental (EPA), muchas ciudades y suburbios tienen temperaturas de aire hasta 10 grados Fahrenheit mãs altos que sus ãreas conlindantes.

Las islas de calor se forman a medida que las ciudades reemplazan las cubiertas naturales del terreno con pavimentos, edificios y otras infraestructuras. Estos cambios contribuyen a temperaturas mãs elevadas en una serie de maneras. Para empezar, el desplazar ãrboles y remover tierra y vegetaciñn destruye los efectos refrescantes que la sombra y la evaporaciñn de agua del suelo y las hojas contribuyen normalmente. Por otra parte, los edificios altos y las calles estrechas pueden calentar el aire atrapado entre ellas y reducir su flujo. Ademãs, el calor residual producido por los vehéculos, fãbricas y acondicionadores de aire añaden calidez a los entornos, agravando el efecto de isla de calor.

La intensidad de la isla de calor dependerã también de su topograféa, su proximidad a cuerpos de agua, y el clima local. Las islas urbanas de calor pueden asimismo impactar al clima local, alterando las pautas de viento regionales, estimulando la creaciñn de nubes y neblina, aumentando el nümero de relãmpagos, y a la vez influyendo las tasas de precipitaciñn.

Y aunque la islas de calor urbanas son bastante diferentes del fenñmeno de cambio climãtico, durante los meses de verano ellas pueden contribuir al calentamiento global. El uso mayor del aire acondicionado y la refrigeraciñn para mantener frescos los espacios interiores en una ciudad isla-calor, por ejemplo, resulta en la descarga de mãs gases de invernadero que atrapan el calor y que causan calentamiento global. Ademãs, la calidad deficiente del aire que resulta de este uso mãs alto de electricidad puede afectar nuestra salud, agravando el asma y promoviendo otras dolencias respiratorias.

Se sufre también de costos adicionales. El Heat Island Group, una organizaciñn de investigaciñn y activismo que trabaja para educar al püblico y los gobernantes acerca del efecto isla calor, calcula que la ciudad de Los Angeles gasta cerca de $100 millones de dñlares anualmente en costos de electricidad para contrarrestar el efecto de su isla de calor.

El efecto isla de calor puede reducirse mediante el uso de materiales de construcciñn blancos y de colores claros (incluyendo materiales de tejado blancos) en edificios, los que funcionarãn para reflejar el calor del sol hacia el espacio en vez de absorberlo, como las superficies oscuras tiende

n a hacerlo. Ademãs, el mantener o crear bolsillos "verdes" de vegetaciñn ayuda a refrescar los lugares en forma natural. Un programa nacional llamado Comunidades Frescas, coordinado por Bosques Norteamericanos y apoyado por el Departamento Norteamericano de Energéa, alienta a los dueños de inmuebles y regidores locales a que adopten tales prãcticas. Otra prãctica ütil en este sentido es la creaciñn de "tejados verdes" o jardines de techos, en los cuales los techos estãn parcial o completamente cubiertos con vegetaciñn o tierra, o un substrato de plantas, todos estos colocados o plantados sobre una capa impermeable.

CONTACTOS: EPA Heat Island Effect, Heat Island Group; American Forests

Animal Rights National Conference 2018