Semana del 13/05/2007

Querido DiãlogoEcolñgico: éQué pasa con mis telefonitos celulares después que los cambio por otros mãs modernos? éEs verdad que las tiendas los reciclan, o los dan a los pobres, o sencillamente estãn parando en los basurales? éDñnde puedo llevar el méo de modo que se disponga en forma responsable?

—Paul G., Reno NV

A medida que los teléfonos mñviles proliferan, estãn compitiendo ya con los ordenadores y monitores por la dudosa distinciñn de ser el problema de desperdicios electrñnicos mãs grande del mundo. De hecho, los aparatos electrñnicos llenos de toxinas estãn atochando ya los basurales y polucionando el aire y los depñsitos de agua potable de costa a costa.

El americano promedio obtiene un fono celular nuevo cada 18 a 24 meses, haciendo de los fonos viejos—muchos de los cuales contienen materiales peligrosos como plomo, mercurio, cadmio, retardantes de fuego abrominados y arsénicos—el tipo de basura de productos fabricados de mãs rãpido crecimiento en la naciñn. Segün la Agencia de Protecciñn Ambiental (EPA), los americanos descardan 125 millones de fonos anualmente, creando 65.000 toneladas de desechos.

Felizmente, una nueva estripe de recicladores ha surgido para dar auxilio. Call2Recycle, una organizaciñn sin fines de lucro, ofrece a los consumidores y comerciantes en los EUA y Canadã maneras sencillas de reciclar fonos desechados. Los consumidores pueden registrar sus cñdigos postales en el sitio web de la organizaciñn y recibir instrucciones sobre la ubicaciñn de un punto oficial de recogimiento de fonos en sus zonas locales. La mayoréa de las cadenas de electrñnicas, como RadioShack y OfficeDepot, participan en el programa y ofrecen cajas de Call2Cycle en sus mismas tiendas. Call2Cycle recoge los fonos y los vende de vuelta a los fabricantes que ya los reparan o rejuvenecen o reciclan sus piezas en la manufactura de nuevos productos.

La Organizaciñn BienComün (CollectiveGood) también recolecta fonos mñviles usados, los renueva y a continuaciñn los revende a distribuidores y compañéas de teléefonos para uso en paéses en desarrollo, ofreciendo asé comunicaciones baratas a ciudadanos mãs pobres y cerrando la "distancia digital". También reciclan todas las bateréas que no funcionan a través de una afiliaciñn con la Rechargeable Battery Recycling Corporation (Corporaciñn de Reciclado y Recarga de Bateréas). Y cuando Ud. dona sus teléfonos mñviles a BienComün Ud, puede pedir que dirijan los beneficios de las ventas a una caridad de su elecciñn.

Otro participante en este fenñmeno es ReCellular, que maneja los programas de recolecciñn en tiendas para la Bell Mobility, Sprint PCS, T-Mobile, Best Buy y Verizon. La firma tiene afiliaciones también con Easter Seals, la March of Dimes, Goodwill Industries y otras caridades que organizan recolecciones de fonos como manera de financiar sus trabajos de asistencia social. Segün el vicepresidente de ReCellular, Mike Newman, la compañéa estã tratando de cambiar las actitudes hacia los fonos usados, para hacer "que los consumidores automãticamente piensen en reciclarlos justo como ya lo hacen con papeles, plãsticos y vidrio".

Ni los EUA ni Canadã obligan en estos momentos a reciclar productos electrñnicos de ninguna clase at nivel federal, pero unos pocos estados y provincias estãn comenzando a hacerlo de su propia iniciativa. California aprobñ recientemente la primera ley de reciclado de teléfonos mñviles en Norteamérica. A partir de julio de 2006, los comerciantes en artéculos electrñnicos de Califoria deberãn tener un sistema de reciclado de telefonitos para poder legalmente vender estos productos, ya sea en lénea o en la tienda misma. Otros estados de la uniñn que estãn considerando legislaciñn similarincluyen a Illinois, Mississippi, Nueva Jersey, Nueva York, Vermont y Virginia, mientras que las provincias canadienses de Columbia Britãnica, Alberta, Saskatchewan y Nueva Brunswick podréan unirse a la ola de legislaciñn sobre estos fonos en el futuro cercano.

CONTACTOS: Call2Recycle; CollectiveGood; ReCellular


Querido DiãlogoEcolñgico: éEs que existen sustitutos no tñxicos de ScotchGard? Acabo de renovar un silla antigua y desearéa proteger la tela contra derrames y huelas de mascotas.

—Don Cummings, Los Angeles, CA

ScotchGard fue creada accidentalmente en un laboratorio de 3M mãs de medio siglo atrãs cuando una fñrmula experimental se derramñ en la zapatilla de un técnico. Sorprendentemente, la sustancia mantuvo el lugar limpio a pesar que el resto de la tela siguiñ acumulando suciedades y polvo con el pasar del tiempo. Asé Scotchgard llegñ a ser famosa por su habilidad cuasi mãgica de proteger la ropa, alfombras y muebles del agua, la suciedad y las manchas. 3M mãs tarde creñ variaciones para uso en contenedores de comida, limpiadores de dentaduras postizas, pulidores de piso, espumas contraincendios y muchos otros productos.

Pero en mayo de 2000, 3M empezñ a retirar paulatinamente el producto, citando evidencia que el ingrediente clave del producto, el sulfonato perfluoroctano (PFOs), estaba pasando a permear el medio ambiente asé como la sangre de seres humanos y animales salvajes. Algunos ambientalistas señalan que la 3M no era un ciudadano modelo al hacer esto. Segün el Environmental Working Group, "Los mãs de 1.000 documentos en el archivo administrativo de ScotchGard con la Agencia de Protecciñn Ambiental (EPA) —unas 29.000 pãginas de material—muestran claramente que 3M sabéa que sus productos cirulaban en la sangre de la poblaciñn general ya en 1976 y habéan detectado PFOs en sus propios obreros en 1979". 3M esperñ mãs de 20 años, bajo amenazas de la EPA, para remover la sustancia del mercado.

Los PFOs son "fluorocarbones" similares a la sustancia quémica prohibida por el Protocolo de Montreal a razñn de mermar la capa de ozono de la Tierra. En efecto, se acumula en el ambiente, eventualmente "bioacumulãndose" en la cadena de alimentaciñn donde los animales y la gente retienen mãs y mãs cantidades de la sustancia en su sangre y tejidos, con el pasar del tiempo. Segün la EPA, los PFOs tienen una habilidad enorme de "persistir, bioacumularse, y toxificar todo al grado mãximo".

La 3M ha desarrollado desde entonces una nueva fñrmula sin PFOs, usando en vez estos una sustancia parecida, el sulfonato de perflurobutano (PFBS). La 3M trabajñ estrechamente con cientéficos de la EPA para desarrollar la formula, y asegura que el PFBS no comparte la tendencia de toxicidad o bioacumulaciñn de su pariente, los PFOs. El PFBS es todavéa demasiado nuevo para que los investigadores sepan si estas declaraciones son verdaderas o no, el tiempo dirã, y la EPA no

estã publicando los resultados de docenas de estudios que condujo con respecto al PFBS en conjunto con 3M.

Desgraciadamente para los que no quieren correr el riesgo, pocas alternativas funcionan tan bien en lo que respecta a la protecciñn de telas. Vectra Spray, que estã basado en una sustancia parecida al PFBS, es una opciñn. Su fabricante, la Vectra Enterprises, de Georgia, solicitñ pruebas independientes que determinaron que el producto no era tñxico y seguro. La sustancia puede aplicarse mediante aerosol en telas y paños y otras superficies previamente tratadas con la versiñn antigua de ScotchGard, dice Vectra, para atrapar los dañinos PFOs de modo que no se filtren al ambiente.

Pero para aquellos que tienen una aversiñn profunda a usar cualquier sustancia artificial en sus muebles, alfombras y otros artéculos valiosos, la mejor soluciñn podréa ser elegir un diseño de tela complicado que esconda las manchas cuando estas ocurran, y tratar cualquier accidente de este tipo con limpiadores naturales de mancha especéfica como el Orange Sol, Castor and Pollux" Out Spot! o Ecover’s Stain Remover. Aunque estas formulas no protegerãn las telas como lo hace la ScotchGard, se desempeñan bien removiendo manchas después del accidente.

CONTACTOS: Vectraspray; 3M; Orange-Sol; Castor & Pollux; Ecover

Animal Rights National Conference 2018