Semana del 13/08/2006

Querido DiãlogoEcolñgico: Especéficamente, éen qué forma nos estã afectando el calentamiento global en norteamérica? — Tyler Merson, New York, NY

Hay muchos ejemplos del impacto actual real de los cambios en el clima. Para comenzar, los 20 años mãs calurosos desde que se empezñ a registrar el tiempo en los años 1880 han ocurrido a partir de 1983, y si contamos hasta ahora, 2005 ha sido el año mãs caluroso en la historia del clima moderno. Ahora, segün el nuevo informe sobre el clima estadounidense, 2006 parece estar en véas de ser el nuevo año record.

Y si le gusta el jarabe de arce de Nueva Inglaterra, le preocuparã saber que sus productores estãn observando un efecto decidido del calentamiento global en sus cosechas céclicas. Los agricultores estãn extrayendo la savia de los ãrboles un mes antes que sus antepasados, y algunos se temen que el calentamiento del planeta eventualmente reducirã la capacidad de los ãrboles para producir savia de alta calidad. "Creo que la industria del arce azucarado estã en peligro de desaparecer", opina el profesor Barrett Rock, con la Universidad de New Hampshire, quien liderñ las investigaciones acerca de los riesgos regionales causados por el cambio de clima.

Algunas canchas de esqué en el Pacéfico Noroeste culpan al recalentamiento global por el tiempo caluroso que hizo cancelar la estaciñn de 2004-2005 incluso antes que comenzara. Y el profesor de ciencias atmosféricas Cliff Mass con la Universidad de Washington informa que ha caédo mucha menos nieve en el estado de Washington en los ültimos 20 años. "El calentamiento planetario es una realidad", dice él. También en peligro debido a la escasez de nieve estãn ahora las canchas y balnearios de Nueva Inglaterra y el mediooeste.

La pérdida de playas arenosas debido a la subida del nivel del mar causada por el cambio del clima también resulta preocupante, y el problema se estã agudizando. El informe de la Academia Nacional de Ciencias (EUA) sobre las costas metropolitanas del este dice que la erosiñn de las playas probablemente se doblarã para los años 2020, aumentarã entre 3 y seis veces para los 2050, y hasta 10 veces para los 2080. Ya ahora, la pérdida de arena ha obligado al Cuerpo de Ingenieros del Ejército a embarcarse en grandes operaciones de rellenado de playas en muchos puntos del litoral.

Y tenga siempre a mano bastante lociñn de calamina. Los investigadores de la Universidad de Duke han encontrado que algunas enredaderas—inclusive la hiedra venenosa—podréan prosperar en forma alarmante en climas mãs cãlidos. Los experimentos demostraron que la hiedra venenosa creciendo en un ambiente rico en diñxido de carbono creciñ cerca de tres veces mãs que lo normal y produjo mucho mãs urushiol, la sustancia alergénica que causa los sarpullidos.

Otra señal del calentamiento del planeta es la retirada de los glaciares a través de toda norteamérica occidental. Este fenñmeno inquietante se observa mãs claramente en el complejo de parques del Waterton-Glacier Park, en la frontera estadounidense con Canadã. Varios de los glaciares principales de la zona se han encogido hasta un 50% o mãs en décadas recientes. En el lado estadounidense de la frontera, el nümero de glaciares ha disminuédo de 150 en 1850 a 35 en la actualidad.

Los animales también estãn sintiendo el aumento en la temperaturas. Un estudio de 2004 por la Wildlife Society, una organizaciñn de 9.000 miembros, todos profesionales de la fauna silvestre, encontrñ que el calentamiento planetario estã afectando a muchas especies de Norteamérica y que podréa causar grandes trastornos en los ecosistemas. La organizaciñn concluyñ que el caribü, los osos polares, los pãjaros migratorios y otras especies ya han respondido al cambio de clima alterando sus habitats, sus pautas de alimentaciñn o cambiando sus rutas de migraciñn.

Por ültimo, el calentamiento global podréa explicar parcialmente tormentas mãs formidables como el Huracãn Katrina en años recientes. Los investigadores en encontrado que tanto la intensidad como el nümero de tormentas de categoréa 4 y 5 han aumentado en forma dramãtica en los pasados 35 años, y han conectado ese fenñmeno al recalentamiento de las temperaturas oceãnicas.

CONTACTOS: Intergovernmental Panel on Climate Change, www.ipcc.ch.


Querido DiãlogoEcolñgico: He oédo que Coca-Cola estã agotando las aguas subterrãneas alrededor de las plantas de embotellamiento en India de modo que los villorrios de estas zonas no tienen agua salubre. éEs verdad esto?

—Dan Ehl, Centerville, IA

Una sequéa imperante ha amenazado las reservas de aguas subterrãneas por toda la India, y muchos aldeanos en zonas rurales estãn echando la culpa a Coca-Cola por agravar el problema. Coke opera 52 plantas intensivas de embotellamiento en la India. En el villorrio sureño indio de Plachimada en el estado de Kerala, por ejemplo, sequéas persistentes han secado los pozos locales, obligando a muchos residentes a depender de suministros de agua traédos diariamente por camiñn por el gobierno.

Algunos en la zona conectan los pozos agotados con la llegada al ãrea de una planta embotelladora de Coca-Cola tres años atrãs. Después de varias enormes protestas, el gobierno local revocñ el año pasado la licencia de Coca-Cola para operar, y ordenñ a la compañéa cerrar las puertas de su planta de $25 millones de dñlares.

Problemas similares han plagado a la compañéa en el estado rural indio de Uttar Pradesh, donde el agro es la principal indfustria. Varios miles de residentes tomaron parte en una marcha de 10 déas en 2004 entre dos plantas embotelladoras de Coca-Cola que se creéan estar agotando el agua subterrãnea. "Beber Coca-Cola es como beber la sangre de agricultores en India", señalñ Nandlal Master, organizador de la protesta. "Coca-Cola estã creando sed en la India, y es directamente responsible por la pérdida de trabajo e incluso hambre de miles de personas a través de la India", añadiñ Master, que representa al India Resource Center en la campaña contra Coca-Cola.

En efecto, un informe, en el diario Mathrubhumi, describiñ a mujeres de la localidad teniendo que viajar cinco kilñmetros para obtener agua bebible, mientras las gaseosas saléan de la planta por la camionada.

El agua no es el ünico punto de conflicto. La Junta Central de Control de la Contaminaciñn de India encontrñ en 2003 que el lodo industrial de la fãbrica de Uttar Pradesh estaba contaminado con cadmio, plomo y cromio. Para complicar las cosas aün mãs, Coca-Cola estaba dando sedimentos industriales llenos de cadmio como "fertilizador gratis" a los agricultores que viven cerca de la planta, dando lugar a preguntas de por q

ué haréan eso pero a la vez rehusaréan proveer agua limpia a los residentes locales cuyas reservas subterrãneas estaban siendo "robadas".

Otra organizaciñn sin fines de lucro india, el Centro Para la Ciencia y el Medio Ambiente (CSE, por sus siglas en inglés), dice que ha probado 57 bebidas gaseosas hechas por Coca-Cola y Pepsi en 25 plantas embotelladoras y que encontrñ un "cñctel de entre tres y cinco pesticidas diferentes en todas las muestras". El director de CSE, Sunita Narain, ganador del Premio del Agua Estocolmo de 2005, describiñ los resultados avanzados por la organizaciñn como "un escãndalo grave de salud püblica".

Por su parte, Coca-Cola declara que "un nümero pequeño de organizaciones motivadas poléticamente" estãn persiguiendo la compañéa "para avanzar sus agendas de ataque a las multinacionales". La firma niega que sus acciones en India hayan contribuido a agotar los mantos acuéferos locales, y cataloga las acusaciones como "carentes de toda base cientéfica".

CONTACTOS: India Resource Center, < ahref="http://www.indiaresource.org">www.indiaresource.org; Coca-Cola India, www.coca-colaindia.com.