Semana del 13/12/09

Querido DiãlogoEcolñgico: éCuãl es el estatus de la hiena en sus hãbitats naturales? Aunque no querida por muchos, la hiena siempre me ha impresionado como uno de los grandes artistas en supervivencia.

—Jim Reddoch, Portland, TX

Entre los animales mãs inteligentes de la Tierra, tres especies de hiena todavéa vagan en las partes mãs salvajes de Africa y Asia. De ellas, la hiena a rayas y la hiena parda estãn mãs en riesgo. Ambas son consideradas como “Cuasi Amenazadas” por la Uniñn Internacional para la Conservaciñn de la Naturaleza (IUCN siglas en inglés), que mantiene una “Lista Roja” de especies en peligro y extintas alrededor del mundo. La hiena moteada parece andar bastante bien ya que merita la clasificaciñn de “Menos en Peligro” por IUCN, pero su poblaciñn también estã disminuyendo, principalmente debido a pérdida de hãbitat.

En general, las hienas son animales grandes, fuertes y carnévoros que cazan una gran variedad de presas pero en su mayor parte se alimentan de carroña (las presas de otros animales de rapiña). Ellas se parecen mãs a los perros pero son de hecho mãs estrechamente relacionadas con los gatos. Adultas, el tamaño de las hienas va cerca de 3,5 a 5,5 pies de largo y pesan entre 75 y 175 libras. Consideradas tan listas como algunos primates, las hienas trabajan en equipos para cazar cebras y ñus. Los animales se comunican por una serie de gritos y gruñidos, y sus gritos se parecen a la risa humana.

La hiena rayada se extiende por una zona muy grande y fragmentaria que cubre del norte de Africa pasando por el Cercano Oriente a la India. Los biñlogos estiman que sñlo 5.000 a 14.000 individuos existen hoy en tierras vérgenes. Segün la IUCN, la mayor razñn del descenso de los animales incluye la persecuciñn (envenenamiento especialmente) por humanos, la disminuciñn de las fuentes de carroña debido a las reducciones en las poblaciones de otros carnévoros grandes (lobos, guepardos, leopardos, leones y tigres) y su presa, y cambios en prãcticas de ganado. “Los humanos son constantemente señalados como la fuente mayor de la mortalidad
en gran parte porque la [hiena] es aborrecida como un ladrñn de tumbas, y a causa de incidentes de daño a la agricultura
y el ganado,” informa la IUCN. También añadiendo al daño se debe considerar la caza ilegal para pieles de hiena a rayas y partes del cuerpo que se usan en la medicina tradicional.

La hiena rayada y la hiena parda son consideradas como 'cuasi amenazadas' por la Union Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que mantiene una 'Lista Roja' de especies en peligro y extintas alrededor del mundo. La hiena moteada, en la foto, está sobreviviendo bien, pero su población también está declinando, principalmente debido a la pérdida de habitat.© Ikiwaner, courtesy Wikipedia

Mientras tanto, sñlo 5.000 a 8.000 hienas pardas vagan hoy por diversos lugares en el Africa subsahariana. La hiena parda estã relativamente segura en ãreas protegidas, pero choques con humanos han cobrado véctimas también. La IUCN informa que actitudes negativas hacia las hienas pardas prevalecen a través de Sudãfrica y en otras partes, con muchos hacendados y granjeros balenado, envenenando, atrapando y cazando los animales con la ayuda de perros. El Predator Conservation Trust del Reino Unido ha establecido el Proyecto de Investigaciñn Sobre Hienas Pardas para ayudar a formar estrategias de promover la supervivencia a largo plazo de la especie y su hãbitat en el sur de Africa.

Unas 47.000 hienas moteadas viven en el Africa subsahariana. Ellas sufren formas semejantes de persecuciñn como otras hienas pero le ha ido mejor debido a su capacidad de adaptarse a la vida en proximidad a seres humanos.

El Grupo Especialista En Hienas del IUCN se concentra en desarrollar estrategias de conservaciñn de hienas en todo el mundo mediante investigaciñn integrada con educaciñn püblica para cambiar actitudes hacia estos animales tan difamados. Los conservacionistas subrayan la importancia de preservar las hienas porque sencillamente podemos aprender mucho de ellas. Para empezar, las hienas poseen sistemas inmunolñgicos extraordinarios que les permiten resistir enfermedades que matan otros animales. “Sñlo si existen hienas disponibles para estudiarlas podremos desenredar los misterios de sus respuestas inmunitarias,” informa IUCN.

CONTACTOS: International Union for the Conservation of Nature; Predator Conservation Trust; IUCN Hyaena Specialist Group.


Querido DiãlogoEcolñgico: Uso mi bicicleta para ir al trabajo a lo largo de calles urbanas congestionadas. éDeberéa preocuparme acerca de la inhalaciñn de contaminantes de emisiones de vehéculos y otras fuentes?

—J. Kaufman, San Francisco, CA

Aparte de las obvias consideraciones de seguridad físicas (especialmente cuando se habla en un celular!), andar en bicicleta en vías altamente transitadas expone a los ciclistas a grandes cantidades de partículas finas, bióxido de nitrógeno, y compuestos orgánicos volátiles emitidos por los tubos de escape.© Getty Images

La respuesta corta es, sé, probablemente. Los carros, camiones y autobuses emiten cantidades considerables de contaminaciñn al aire a medida que se desplazan por calles de ciudad y carreteras. Las partéculas finas, el biñxido de nitrñgeno y compuestos orgãnicos volãtiles (VOCs) arrojados por los tubos de escape han sido conectados con una gran variedad de problemas humanos de salud, de dolores de cabeza a enfermedades respiratorias y cãncer. Aunque investigadores australianos encontraron que la exposiciñn a estos contaminantes es realmente mãs alta al viajar dentro de un vehéculo que ir en bicicleta, usar calles menos frecuentadas es probablemente una buena idea, sin ni siquiera factorar que esto aumenta el margen de seguridad.

El geofésico Bernie Housen de la Western Washington University, concernido acerca de la calidad del aire en su propia ruta de bicicleta a la oficina por caminos muy ocupados de Bellingham, lanzñ recientemente un estudio sobre el magnetismo en ãrboles locales para medir la calidad del aire en su ruta y en otras partes de su regiñn. El magnetismo en las hojas de un ãrbol es creado por partéculas diminutas de ñxidos de hierro y otros contaminantes que van por el aire, procediendo principalmente de la erosiñn en las almohadillas de freno de autos y escapes de diesel. Las partéculas son suficiente pequeñas para pasar por los conductos nasales y alojarse en los pulmones. Housen y sus colegas encontraron 10 veces tanto magnetismo en hojas de ãrboles situadas al borde de las carreteras urbanas como en sus contrapartes rurales que contienden con trãnsito mucho mãs pequeño.

Housen ha alterado su propia ruta de bicicleta al campus para evitar las véas mãs contaminadas. “Una preocupaciñn fundamental es que si usted estã usando la bicicleta, usted estã siendo mãs fésicamente activo; respirando mãs profundamente y aspirando mãs aire, y si usted hace eso en un ãrea donde hay una alta concentraciñn de estas materias, probablemente no sea una buena idea”, agregñ él.

Irñnicamente, muchas ciudades que ofrecen pistas de bicicleta a menudo las colocan al lado de pistas muy congestionadas de buses, asegurando involuntariamente que los ciclistas aspiren tanto escape diesel como sea posible. “Uso uno de estos recorridos de autobüs de alto trãnsito,” Housen dice, “y
habéa entre dos y cinco o seis veces mas materia fina magnética particulada por el recorrido del autob&#

252;s que [en calles menos ocupadas]”. Housen querréa expandir su investigaciñn la que podréa ser utilizada por planificadores urbanos para diseñar mejores rutas de bicicleta y de peatñn de modo que no se entremezclen con tanto trãnsito de diesel.

Por supuesto, hay otras maneras de rastrear niveles urbanos de contaminaciñn. En el RU, por ejemplo, investigadores con el Consejo de Investigaciones de Ingenieréa y Ciencias Fésicas han creado el Proyecto Urbano de Vigilancia de Contaminaciñn, que construye y distribuye sistemas de detecciñn mñviles apoyados por GPS, los cuales pueden ser llevado a mano o colocado en un portabicicletas. El grupo utiliza los datos derivados de los sensores para determinar donde y cuãndo los niveles de contaminaciñn estãn al mãximo alrededor de Londres y otras ciudades del RU, y espera utilizar los datos para influir también la manera como se planea los caminos y ãreas urbanas en el futuro.

Los que desean o deben seguir usando una bicicleta por ãreas contaminadas deberéan considerar una mãscara respiratoria anti contaminaciñn, muchas de las cuales pueden filtrar mãs del 95 por ciento de la contaminaciñn de partécula antes que entre al pulmñn humano. Algunos fabricantes importantes incluyen Totobobo, el G-FLOW y Respro.

CONTACTOS: Urban Pollution Monitoring Project; Totobobo; G-Flow; Respro.

DiãlogoEcolñgico (EarthTalk) es ahora un libro! Mãs detalles e informaciñn en: www.emagazine.com/earthtalkbook.

Animal Rights National Conference 2018