Semana del 13/2/11

greenforall.org/greenforall.org/ © greenforall.org/Flickr

Querido DiálogoEcológico: La Agencia de Protección del Medio Ambiente de EEUU tuvo su aniversario 40 en 2010. ¿Cuán efectiva ha sido la EPA y cuáles son sus desafíos más grandes hoy?

— Bill A., Seattle, WA

La opinión general es que la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EEUU (EPA), que cumplió los 40 en diciembre 2009, ha sido muy efectiva. La primera agencia ambiental, nacional y dedicada de su tipo, la EPA ha jugado un rol importante en la determinación de prioridades de política y la redacción y puesta en vigor de una gran variedad de leyes que han cambiado literalmente la faz de la Tierra para mejor. La existencia de EPA y su eficacia también han inspirado a docenas de otros países a crear sus propias agencias ambientales basadas en los mismos principios.

Varias catástrofes ambientales durante la década de los 60—desde revelaciones acerca de los peligros de los pesticidas a los problemas respiratorios graves causados por el smog, a ríos que agarran fuego a medida que fluyen por áreas industriales—sembraron el camino para la creación de la EPA en 1970 por la administración de Nixon. La agencia fue designada como el instrumento principal para supervisor e implementar una nueva generación de leyes creadas expresamente para proteger el aire, el agua y la tierra de los norteamericanos contra los efectos adversos de contaminación, desarrollo y urbanización. La Ley de Aguas y La Ley del Aire Limpio son ejemplos tempranos de legislación general que sólo una agencia ambiental dedicada a estos fines podría supervisar apropiadamente. Hoy la EPA también se encarga de ayudar al pueblo estadounidense a identificar y aplicar remedios para problemas globales urgentes desde el agotamiento de ozono al cambio del clima.

El Aspen Institute, una organización sin fines lucrativos dedicada a fomentar liderazgo y diálogo en una gran variedad de temas, hizo público recientemente una lista de “10 maneras en que la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EEUU ha fortalecido América durante los últimos 40 años”.

Los jonrones de la lista—que fue compilada por un grupo de más de 20 organizaciones líderes ambientales, inclusive varios funcionarios anteriores de la EPA—incluye: prohibición del uso general del pesticida DDT, que diezmaba las águilas de cabeza blanca y otros pájaros y amenazaba la salud pública; logro de reducciones significativas en emisiones de bióxido de azufre y óxido de nitrógeno que contaminaban las fuentes de agua a través de la lluvia ácida; cambio de percepciones públicas con respecto a desechos, llevando a innovaciones que hacen uso de los desechos para crear energía y fabricar nuevos productos; consiguir la eliminación del plomo en la gasolina; clasificación del humo de segunda mano como una causa probada de cáncer, llevando a la prohibición de fumar en lugares públicos interiores; establecimiento de estándares rigurosos de emisión para contaminantes emitidos por coches y camiones; regulación de sustancias químicas tóxicas y estimulo al desarrollo de sustancias químicas más benignas; establecimiento de un compromiso nacional para restaurar y mantener la seguridad del agua dulce, a través de la Ley de Aguas Limpias; promover la protección ambiental equitativa para ciudadanos de minoría y de ingresos bajos; y aumento en el nivel de información pública y “el derecho de saber” qué sustancias químicas y/o contaminantes puedan estar afectando a los ciudadanos en sus vidas diarias.

En cuanto a las prioridades de la EPA, ahora bajo la dirección de Lisa Jackson, el cambio del clima está al tope de la agenda del ministerio, como también mejorar aún más la calidad del aire; vigilar la seguridad de sustancias químicas utilizadas en productos diarios; proteger las vías navegables y costeras en peligro; fortalecer los vínculos con entidades estatales y asociaciones tribales, y expandir la protección de comunidades subrepresentadas. Un montón de obstáculos potenciales—de un Congreso hostil a una Casa Blanca indiferente, a la apatía pública, aparte de desastres naturales y los causados por seres humanos que distraen al público y niegan recursos—podrían entorpecer el progreso de la agencia.

CONTACTOS: EPA; Aspen Institute.


© Tennessee Wanderer/Flickr
Querido DiálogoEcológico: ¿Ha contribuido el uso de E-ZPass y programas semejantes para facilitar el pago de peajes en las carreteras a la reducción de embotellamientos y por lo tanto la contaminación automovilística? ¿Y por qué necesitamos peajes del todo?

— Dianne Comstock, Nueva York, NY

Sí, el E-ZPass y programas semejantes han significado una gran avance para los conductores y el ambiente, al reducir o eliminar los coches parados y los atochamientos frente a las cabinas de peaje. Quizá por eso 25 estados de EEUU o toman parte en E-ZPass o tienen sus propios sistemas semejantes (FasTrak en California, EXpressToll en Colorado, SunPass en Florida, etc.) para acelerar el tráfico de carretera y reducir la contaminación.

Un estudio realizado en 2000 en evaluar el sistema electrónico E-ZPass de colección de peaje de la Dirección de la Carretera de Nueva Jersey encontró que la demora de plaza de peaje había sido reducida aproximadamente un 85 por ciento en general, para un ahorro total de más de dos millones de vehículo-horas por año. Los conductores de autos de pasajeros se ahorraron en total 1,8 millones de horas por año, mientras que los camioneros ahorraron casi 300.000 horas. El sistema de “colas más cortas’ disminuyó el consumo general de combustible en el sistema de autopistas del estado en unos 1,2 millones de galones anuales, y las emisiones de compuestos orgánicos volátiles (VOCs)—un componente clave del smog—en 0,35 toneladas por día.

El Departamento de Transporte de Maryland está a punto de llevar el concepto aun más allá, mediante la instalación de sendas expresas de peaje a través de un tramo congestionado de ocho millas en la Interestatal 95, al norte de Baltimore. Una vez que el proyecto se complete, los conductores podrán volar por las sendas expresas pagando el peaje electrónicamente, o ahorrar su dinero y sufrir en su lugar la congestión de las sendas gratuitas de uso general.

El monto del peaje variará en relación con la hora del día y conficiones de tráfico y será valorado automáticamente a través de transpondedores existentes de E-ZPass o por captura fotográfica de las placas de los conductores. A diferencia de los sistemas existentes tipo E-ZPass en EEUU, no habrá castigo ni multas por entrar en la senda expresa de peaje sin un transpondedor—sencillamente se enviará una cuenta por el peaje a la dirección en los archivos con la matrícula del coche. Las nuevas sendas expresas de peaje de diseño avanzado de Maryland deberán entrar en operación para 2014.

Pero, en primer lugar, ¿por qué necesitamos los peajes del todo? Su propósito original fue recaudar fondos para el mantenimiento de carreteras de manera que el peso fiscal cayera sobre los usuarios de los caminos y no simplemente en los contribuyentes locales que posiblemente ni usen la carretera o lo hagan sólo mínimamente. Después de todo, un porcentaje grande del tráfico de carretera es camiones y otros vehículos que solamente “están pasando”, a menudo con propósitos comerciales. Y los ecologistas vieron los peajes como una manera de desalentar el uso individual del automóvil, aún hacerlo lo suficientemente desagradable como para acelerar el día en que la gente comenzara a abrazar un cometido serio con el tránsito público. En ese sentido, se podría argumentar que el E-ZPass y sistemas semejantes, al hacer los peajes más tolerables, podrían menoscabar la realización de ese sueño.

Dado que es probable que el automóvil privado como nuestro principal modo de transporte dure un tiempo todavía, ciertamente nos conviene “ecologizar” la experiencia tanto como sea posible. Con coches eléctricos, híbridos enchufables y otros vehículos de combustible alternativos en posición de entrar al mercado en forma fuerte en años venideros, ciertamente parece que nos estamos moviendo en esa dirección. Pero no perdamos de vista los beneficios increíbles que el transporte público podría proporcionar si algún día pudieramos convencer a nuestros funcionarios electos de que lo tomasen en serio.

CONTACTOS: E-ZPass; New Jersey Turnpike Authority; Maryland Department of Transportation.

Animal Rights National Conference 2018