Semana del 14/4/13

et avoidingcancer© iStockPhoto

Querido DiálogoEcológico: ¿Sé que algunos de nosotros tenemos una predisposición genética al cáncer, pero cuáles son algunas maneras en que podemos evitar los detonadores ambientales de él?

— B. Northrup, Westport, MA

El cáncer sigue siendo el azote del sistema norteamericano de salud, ya que cuatro de cada 10 de nosotros será diagnosticado con una forma u otra durante nuestra vida. Algunos de nosotros sufrimos de predisposición genética hacia ciertos tipos de cánceres, pero podemos hacer mucho para evitar la exposición a cancerígenos en nuestro ambiente.

Según el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG), un grupo no comercial que trabaja para proteger la salud y el ambiente, el primer paso clave para evitar el cáncer es el cambio de estilo de vida— “dejando de fumar, reduciendo el beber, adelgazar, hacer ejercicio y comer bien”. La Sociedad del Cáncer de EEUU informa que fumar y la nutrición pobre cada uno representa cerca de un tercio de las 575.000 muertes anuales de cáncer en EEUU.

Pero tanto el fumar como la obesidad son obvios; existen otros disparadores de cáncer que no son tan fáciles de identificar. En 2010 el Panel del Cáncer Presidencial reportó que las toxinas ambientales juegan un papel significativo y no bien reconocidas en muchos cánceres, causando “daño grave” a grandes números de norteamericanos. Y reporta EWG que los niños de EEUU nacen pre-contaminados con hasta 200 sustancias cancerígenas ya en sus sangre.

Dado este hecho espantoso, puede parecer inútil tratar de reducir la carga química en nuestros cuerpos, pero podría ser un asunto de vida y muerte. EWG lista varias maneras que cualquiera puede usar para reducir su riesgo de cáncer. Primero se debe filtrar nuestra agua potable, que puede incluir arsénico, cromo y sustancias químicas perjudiciales. Los filtros sencillos de carbón o en cántaros pueden reducir contaminantes, mientras que los filtros inversos más costosos de ósmosis pueden filtrar arsénico o cromo.

Los alimentos que escogemos también juegan un papel en si o no caemos víctimas del cáncer. Comer muchas frutas y verduras es sano, pero no si están cargadas de pesticidas. Preferir productos orgánicos cuando sea posible es la mejor manera de reducir la exposición a pesticidas. Y cuando los alimentos de cultivo biológico no estén disponibles, quédese con vegetales que probablemente contengan menos pesticidas (eche un vistazo a la lista de las “15 Limpias” cosechas convencionales que contienen poco o no residuos de pesticida). EWG también sugiere reducir la carne rica en grasa y productos lácteos: “Contaminantes cancerígenos duraderos como dioxinas y TCI se acumulan en la cadena alimenticia y se concentran en la grasa animal”.

Eliminando los productos químicos antimancha y resistentes a las grasas (Teflón, Scotchgard, etc.) es otra manera de cortar los riesgos de cáncer. “Para evitarlos,” dice EWG, “elimine alimentos embalados grasientos y diga no a tratamientos opcionales de manchas en la casa”. Y hágale el quite al BPA, un estrógeno sintético encontrado en algunas cantimploras plásticas, fórmula infantil enlatada y alimentos enlatados. “Para evitarlo, coma menos alimentos enlatados, amamente a su bebé o utilice fórmula en polvo, y escoja cantimploras sin BPA,” indica EWG. Los productos de cuidado personal y cosméticos también pueden contener cancerígenos. La base de datos para cosméticos Skin Deep de EWG alerta sobre productos especialmente riesgosos y da la luz verde a otros que son sanos.

Otra sugerencia sobre la prevención del cáncer es de sellar terrazas exteriores y “playsets’ al aire libre de madera—los que fueron hechos antes que 2005 probablemente contengan madera tratada a presión con arsénico cancerígeno para evitar infestaciones de insectos. Por supuesto, evitando demasiado exposición al sol—y usando bronceador de alto SPF—cuando se usen esas terrazasy patios de juego son otra manera importante de eludir el cáncer.

CONTACTOS: EWG; President’s Cancer Panel.


et fightingclimatechange© iStockPhoto
Querido DiálogoEcológico: ¿Qué dirían Uds. son los pasos más importantes que debemos tomar como nación para contrarrestar los impactos de cambio de clima?

— Ned Parkinson, Chino, CA

Los norteamericanos se preocupan del ambiente más que nunca antes y la gran mayoría reconoce que el cambio del clima es verdadero e inducido por los seres humanos. Sin embargo, todavía continuamos consumiendo muchos más recursos per cápita que cualquier otra nación y rehusamos tomar acción decidida para evitar el calentamiento climático—aunque tengamos la posibilidad de hacerlo.

La reducción de emisiones de gas invernadero puede ser lograda desde arriba hacia abajo—a través de leyes que ordenen reducciones en emisiones de hidrocarburos—o de un modo de abajo hacia arriba con individuos y negocios haciendo su parte, manejando y volando menos, conservando más y abrazando formas más verdes de energía. Los líderes ambientales querrían ver a los norteamericanos tomando ambas rutas para cortar las emisiones de gas invernadero tan rápidamente como sea factible.

El Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC), un grupo verde prominente, ha propuesto un plan de cinco pasos a observar por los norteamericanos para cortar emisiones de gas invernadero en un 80 por ciento para mediados de siglo.

El Paso Uno es cortar la contaminación de calentamiento climático a través de “legislación fuerte que tope las emisiones de carbón y haga que los contaminadores paguen por los gases del calentamiento climático que producen”. El paso Dos implica invertir más en empleos y energía ecológica verdes. Producir coches más eficientes en combustible constituyen el Paso Tres. Crear casas y edificios “verdes’ es el Paso Cuatro. Y el paso Cinco: Construir comunidades y redes más sostenibles de transporte.

Los individuos pueden jugar un papel, también, alterando nuestras conductas para reducir nuestras huellas individuales de carbón. NRDC tiene varias sugerencias a este respecto también. Andando, usando bicicletas o utilizando e; tránsito público en vez de manejar es uno. Si debe manejar, asegúrese para mejor kilometraje de gas que su coche esté ajustado y que sus llantas estén infladas apropiadamente. Si necesita un nuevo coche, considere un híbrido o eléctrico que consume menos o ninguna gasolina.

En el frente residencial, la climatización puede ser una manera efectiva de bajar las necesidades de calefacción y aire acondicionado, así ahorrando cantidades significativas de energía. También, actualizando los electrodomésticos viejos modelos más eficientes en energía y cambiando las bombillas viejas con nuevas compactas fluorescentes (CFL) o LEDs reducirá la huellas de carbón. Si su empresa de electricidad ofrece una opción verde de energía—ya sea eólica, solar u otra renovable—escójala, inclusive si cueste más que la electricidad basada en carbón. Y para cosas que usted no puede cambiar hay “compensadores de carbón” que usted puede comprar y que apoyan proyectos de energía enovables que compensarán sus emisiones de carbón.

Pero quizás la herramienta más importante que tenemos como individuos para combatir el calentamiento climático es nuestra voz. “Envíe un mensaje a sus representantes políticos y funcionarios, haciéndoles saber que usted los hará responsable por lo que hacen—o dejan de hacer—acerca del calentamiento climático,” instruye NRDC. En el sitio web del grupo usted puede personalizar una carta e urgir al Presidente Obama a completar un estándar de contaminación de carbón para nuevas centrales eléctricas, y dirigir a la Agencia de Protección del Medio Ambiente a poner en vigencia nuevas normas severas para plantas existentes.

Los ecologistas aun tienen esperanza que el Presidente Obama tomará acción fuerte para luchar contra el calentamiento climático durante su segundo término. Pero incluso si llegase a persuadir al Congreso a legislar límites a la producción de carbón, cada uno de nosotros debe continuar jugando un rol importante en la manera en que vivimos nuestras vidas cotidianas.

CONTACTOS: NRDC.