Semana del 15/1/12

© Comstock

Querido DiálogoEcológico: ¿Cómo podría el calentamiento climático impactar negativamente los suministros de agua en EEUU?

— Penny Wilcox, Austin, TX

El cambio del clima promete tener un impacto muy grande en los suministros de agua de Estados Unidos así como alrededor del mundo. Un estudio reciente comisionado por el Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC), un grupo ambiental prominente, y llevado a cabo por la firma consultora Tetra Tech encontró que uno de cada tres condados a través de los estados contiguos de EEUU debería prepararse para enfrentar escaseces de agua para el medio siglo a consecuencia del cambio climático causado por los seres humanos. El grupo encontró que 400 de estos 1.100 o más condados encararán “riesgos muy altos de escaseces de agua”.

Según el análisis de Tetra Tech, partes de Arizona, Arkansas, California, Colorado, Florida, Idaho, Kansas, Mississippi, Montana, Nebraska, Nevada, Nuevo México, Oklahoma, y Tejas serán azotadas más duramente por escaseces de agua relacionadas con el calentamiento. Las Grandes Llanuras dedicadas preferentente a las tareas agrícolas y el Suroeste árido enfrentan un riesgo más alto de demanda creciente de agua que sobrepase los suministros en continua mengua.

Aunque los mecanismos detrás de esta mengua vaticinada de suministros de agua son complejos, los factores clave incluyen: alza de niveles del mar e invasión de aguas del océano que absorben aguas dulces a elevaciones más bajas; subida de las temperaturas de la superficie las que causan más rápida evaporación de los depósitos existentes; y frecuentes incendios descontrolados que devastan las tierras de su capacidad de retener agua en los suelos.

Los investigadores ya han comenzado a notar reducciones en los suministros de agua a través del Oeste norteamericano en los últimos años, dada la menor acumulación de nieve en las montañas de la región a medida que suben las temperaturas. Según un estudio de 2008 compilado por el Instituto Scripps de Oceanografía y publicado en periódico Science, la acumulación de nieve en el lado occidental ha estado fundiéndose antes de lo que hacía en el pasado gracias al calentamiento climático, llevando a períodos secos radicalmente más largos durante los últimos meses de primavera y verano en estados que han estado sufriendo sequías prolongadas. Dado que la longitud y fuerza de estos cambios en los últimos 50 años no pueden ser explicadas por variaciones naturales, los investigadores creen que el culpable es el cambio de clima inducido por los seres humanos.

El resultado de estos cambios es que los norteamericanos en general deben reducir su uso de agua—de los granjeros que irrigan sus cosechas a propietarios que riegan sus pastos a usted y yo cuando nos damos duchas más cortas y cerramos la llave de agua al cepillarnos los dientes. Aún más importante, los que administran el agua y otros recursos naturales deben imaginar nuevos paradigmas para la gestión de reservas de agua dulce con el fin de aprovechar al máximo lo que tenemos. Y todos debemos trabajar juntos para reducir las emisiones de gases invernaderos que han llevado al calentamiento climático en primer lugar.

Los analistas también están preocupados porque escaseces de agua debidas al calentamiento global podrían detonar conflictos, especialmente en regiones donde un país o grupo controla recursos de agua necesitados por otros a través de fronteras nacionales, como el Medio Oriente donde ya cinco por ciento de la población del mundo depende de sólo un uno por ciento del agua dulce total. Partes de Africa, India y Asia están también en riesgo de caer en conflictos relacionados con el agua. Los políticos norteamericanos esperan que la situación no se ponga tan terrible en EEUU, pero sólo el tiempo podrá aclarar eso.

CONTACTOS: NRDC; Tetra Tech; Scripps Institute for Oceanography.


© Hemera Collection
Querido DiálogoEcológico: Desde el pánico sobre el tinte rojo #2 en los años setenta he tenido miedo de utilizar colorantes alimentarios o comprar alimentos que parecen contenerlos. ¿Hay colorantes alimentarios naturales y sanos?

— Nancy McFarlane, Methuen, MA

Muchos de nosotros todavía ejercemos cautela con respecto a los tintes alimentarios debido a los informes sobre los lazos entre el tinte rojo #2 y el cáncer en los años setenta. Aunque el tinte rojo #2 fue prohibido subsiguientemente para productos vendidos en Estados Unidos, muchos consumidores que vigilan su salud continúan evitando alimentos con otros colorantes artificiales o tintes—a pesar de que la Agencia de Alimentos y Drogas de EEUU (FDA) todavía los considera seguros para el consumo humano.

Pero un análisis de 2010 que revisó los vínculos entre los tintes alimentarios y la salud para el Centro de Ciencia por el Interés Público (CSPI) encontró evidencia convincente que la ingestión de tintes artificiales puede contribuir a la hiperactividad, y problemas de agitación y atención en algunos niños—especialmente ésos con TDAH. “Además, los estudios sugirieron que eliminando tintes de la dieta de esos niños resultó de un 25% a un 50% tan efectivo en la reducción de esos síntomas como dar Ritalin u otros estimulantes a los niños ,” informa Nancy Cordes, corresponsal para asuntos de protección al consumidor de CBS. “En otras palabras, ciertos niños con TDAH quizás no necesiten drogas si los tintes artificiales fueran quitados de sus dietas”. Varios tintes artificiales alimentarios comúnmente utilizados son sospechados de ser cancerígenos también.

Aunque quizás sea imposible prevenir que sus niños coman algo con tinte artificial, Ud. puede ayudar lo más posible al concentrar sus compras en Whole Foods o Trader Joe’s—ya que ambas cadenas han prohibido productos que utilizan tintes artificiales y llevan alimentos que solamente usan colorantes naturales para la cocina casera y proyectos de horneado.

Una marca a buscar es India Tree, que produce una línea de colorantes de alimentos derivados de colorantes vegetales. El lema de la compañía, “Los colores de la naturaleza son los colores de decoración naturales,” no contienen jarabe de maíz ni tintes sintéticos, y es sumamente recomendada para colorar glaseado en tonos ricos de joya o suaves pasteles.

Otra compañía que se especializa en colorantes alimentarios naturales (así como orgánicos) es Nature’s Flavors, cuyos productos se utilizan mucho comercialmente en helados, productos horneados, glaseados, productos lácteos, jarabes, salsas, bebidas e incluso tinturas de pelo. La compañía comenzó recientemente a vender también sus productos a consumidores por tiendas al por menor. Utilizan una variedad de materiales vegetales, inclusive remolachas, raíz de cúrcuma, semillas de annatto, zanahoria púrpura, col púrpura, flores de gardenia, flores de hibisco y cáscara de uva. “Nuestros colores naturales para alimentos son hechos a base de plantas y contienen antioxidantes poderosos, que ayudan a la reparación del cuerpo mismo de los efectos de oxidación,” asegura Nature’s Flavors.

“El utilizar colores alimentarios naturales u orgánicos puede ayudar realmente al cerebro a retrasar la aparición de los efectos de envejecimiento”.

Otro fabricante prominente de colorante alimentario completamente natural es Chefmaster, cuyos productos pueden ser encontrados en Whole Foods

y otros detallistas naturales y tiendas caras de alimento, así como en Amazon.com y otros sitios en línea.

CPSI querría que la FDA prohibiese ocho de los tintes artificiales más comunes, o ponga por lo menos una etiqueta de advertencia en productos que los contengan: “Advertencia: El colorante artificial en este alimento causa hiperactividad y problemas de comportamiento en algunos niños”. Mientras tanto, los consumidores que tengan reservaciones a este respecto deben seguir usando productos, tiendas y restaurantes que utilizan ingredientes naturales.

CONTACTOS: India Tree; Nature’s Flavors ; CPSI’s “Food Dyes: A Rainbow of Risks”.

Animal Rights National Conference 2018