Semana del 19/08/2007

Querido DiãlogoEcolñgico: He leido que los coches hébridos son en realidad menos "ecolñgicos" que incluso los Hummers, porque tienen dos motores y bateréas que hacen mucho daño al ambiente. éEs verdad lo que se dice?

—Renee Sweany, Indianapolis, IN

Las aseveraciones que ha oido provienen de "De Polvo a Polvo: el Costo en Energéa de Nuevos Vehéculos de Concepto a Chatarra", un estudio polémico del investigador Art Spinella de la Oficina de Mercadotecnia CNW Marketing, basada en Oregñn. El estudio clasifica mãs de 300 vehéculos segün uso energético durante sus vidas ütiles—desde extracciñn de materias primas a fabricaciñn, rodaje, y consumo de combustibles, al reciclaje y disposiciñn de sus componentes. Lo que sorprendiñ incluso al mismo Spinella fue como el Prius, el modelo mundial de exito hébrido gasoléctrico, emergiñ de la comparaciñn con el Hummer de General Motors, el modelo moderno de transporte no sostenible.

"Tomando en cuenta su vida total, el Hummer termina siendo menos oneroso en materia energética para la sociedad que el Prius", escribiñ Spinella en su informe. Un aspecto clave de tal determinaciñn fue el uso de néquel extraido de una mina en Sudbury, Ontario para la bateréa del hébrido, que ha emitido tanto diñxido de azufre que la lluvia ãcida ha convertido un bosque cercano anteriormente sano en un paisaje deprimente. Esa mina, sin embargo, que suministra néquel para muchos objetivos industriales y no solamente hébridos, ha reducido su poluciñn un 90 por ciento desde los años 1970.

Otra crética comün de los hébridos es que sus bateréas se convertirãn en una amenaza al ambiente una vez que paren en el deshuesadero. Pero los partidarios de los hébridos insisten que las bateréas hédridas de metal-néquel halladas en los Toyotas Prius, Hondas Insight y otros hébridos contienen menos contaminantes que las variedades de plomo-ãcido usadas en coches tradicionales. Y las preocupaciones iniciales de que las bateréas hébridas necesitaréan reemplazo cada pocos años no se han confirmado; Toyota decara que las bateréas deberéan funcionar al menos por 150.000 millas, que predicen también como la vida ütil del vehéculo.

Spinella asigna la vida ütil de un Prius comparado nuevo hoy a solamente 100.000 millas (165.000 km), y contrasta eso a las 300.000 de los Hummers—insinuando que, aunque los Hummers consumen mãs gasolina y emiten mãs contaminantes, durarãn mucho mãs. Ademãs, Spinella incluye los costos adicionales de producir dos motores distintos para el Prius—una que funciona a gas y el otro a electricidad.

La mayoréa de los ambientalistas disputan las conclusiones de Spinella. Jim Kliesch, un investigador con el Consejo Norteamericano Para Una Economéa Eficiente en Energéa (ACEEE), que publica una clasificaciñn anual de los coches mãs "Verdes a Peores", señala que el estudio CNW contradice muchos otros estudios, incluyendo los realizadfos por el Instituto de tecnologéa de Massachussetts (MIT), Carnegie Mellon, Argonne National Labs, la Union of Concerned Scientists y otros que posicionan el beneficio ambiental del Prius y otros hébridos muy por delante de muchos otros vehéculos, y ciertamente del Hummer.

"Spinella estã extremadamente equivocado", dice Kliesch, y amonesta al CNW por no haber sometido el estudio "Polvo a Polvo" a una crética por pares para certificar su veracidad. "Si Ud. calcula el Prius segün las aseveraciones de CNW", dice él, "encontramos que el Prius sale costando $286.500 en energéa producir y montar un solo coche, lo que es absurdo".

La misma Toyota disputa los alegatos de CNW. En una breve refutaciñn publicada en el Washington Post, el Vicepresidente de Toyota, Irv Miller, declara que el costo mayor en energéa inicial para producir un hébrido con dos motores "es compensado ampliamente a medida que se usa el vehéculo".

CONTACTOS: "Dust to Dust"; ACEEE.


Querido DiãlogoEcolñgico: éQué incentivos en materia de impuestos existen para estimular el uso de productos ecolñgicos—tanto para individuos como negocios?

—Sarah Rafferty, New York, NY

No ha habido jamãs un tiempo mejor para aprovechar la larga lista de descuentos en impuestos y otros incentivos financieros diseñados para estimular a individuos y negocios a usar opciones ecolñgicas. Al nivel federal en los EUA, los individuos pueden hacer uso de no menos de ocho incentivos diferentes que van de créditos en impuestos y préstamos para la vivienda para reemplazar ventanas e instalar aislamientos por toda la residencia, a reembolso de impuestos por la compra de coches hérbidos o la instalaciñn de calentadores de agua solares.

Ademãs de estos incentivos federales, casi todos los estados de la Uniñn proveen incentivos estatales y municipales. Muchos requieren que las empresas de electricidad den reembolsos a los que ahorran energéa. Algunas empresas incluso ofrecen "mediciñn neta" segün la cual los consumidores que generan su propia energéa mediante paneles solares de techo u otras tecnologéas pueden ender electricidad a la compañéa, reduciendo o neutralizando su cuenta completamente, y aun ganando dinero.

Existe también una serie de incentivos para los negocios. Al nivel federal, los ejemplos incluyen una deducciñn de impuesto por concepto de edificio comercial eficiente en cuestiñn de electricidad, un reembolso de impuestos por reduciones en el consumo de energéa, un crédito por materia de maquinarias eficientes para los fabricantes, y un nuevo crédito de impuestos para constructores que sigan pautas ecolñgicas en sus faenas.

Al nivel estatal, mucha gente tiene interés en atraer compañéas de energéa renovable a sus zonas, y ofrecen ventajas en impuestos para realizar este fin. El estado de Washington, por ejemplo, no cobra impuesto de venta en ningün equipo de energéa renovable producido o vendido ahé. Y algunas ciudades progresistas estãn comenzando a ofrecer "bonificaciones de densidad" e incentivos de construcciñn ecolñgica a urbanizadores y constructores para estimular el uso sostenible de la tierra.

El mejor lugar para ver lo que estã disponible es inspeccionar el sitio web del dato de bancos en lénea de DSIRE (Database of State Incentives for Renewables and Efficiency, es decir, Banco de Datos de Incentivos Estatales para Eficiencia y Renovables), una fuente completa de informaciñn sobre incentivos estatales, locales, de empresas de electricidad y federales que promueve energéa eficiente y renovable. DSIRE es un proyecto financiado federalmente del Consejo Interestatal de Energéa Renovable, cuyos miembros incluyen agencias de gobierno estatales y

locales, laboratorios nacionales, compañéas de energéa renovables y grupos activistas.

En Canadã, la Oficina de Eficiencia de Energéa afiliada con la Natural Resources Canada ofrece una serie de subvenciones federales e incentivos bajo su programa ecoENERGY de modernizaciñn energética a propietarios, establecimientos comerciales, grandes industrias e instituciones püblicas, con el fin de ayudarles a invertir en actualizaciones que ahorren energéa y eviten poluciñn. La agencia también administra el programa de asistencia para Alta Eficiencia en Calefacciñn Residencial, que contribuye hasta $300 a propietarios que modernizan sus viejas calderas a petrñleo o gas a un modelo mãs eficiente. Y los hogares mas humildes podréan recibir aun mãs ayuda federal para los mismos modernizamientos. Otro programa canadiense, el Incentivo de Eficiencia Vehicular (VEI) premia a los que compran autos o camiones econñmicos en materia de combustible, con reembolsos de hasta $2.000 por cada instancia. Ademãs de estos programas federales, ciertas entidades provinciales y municipales a través de Canadã también ofrecen incentivos a los que estén buscando maneras de ahorrar electricidad y proteger el medioambiente.

CONTACTOS: Database of State Incentives for Renewables and Efficiency (DSIRE); Natural Resources Canada ecoEnergy Retrofit Program

Animal Rights National Conference 2018