Semana del 19/5/13

© Comstock/Hemera Collection

Querido DiálogoEcológico: Ahora que viene el tiempo más caluroso, quiero modernizar el aire acondicionado de mi casa. ¿Cuáles son los modelos más eficientes en electricidad y debería elegir acondicionado central o de ventana?

— Jackie Smith, Cary, NC

Según el Consejo Norteamericano Para Una Economía de Energía Eficiente (ACEEE), el consumo de energía de unidades de aire acondicionado doméstico alcanzan más de ocho por ciento de toda la electricidad producida en EEUU, con un costo a los propietarios de $15 mil millones anuales. Aparte del costo, toda esta refrigeración lleva a emisiones anuales de aproximadamente 195 millones de toneladas de CO2—o dos toneladas anuales por cada casa norteamericana con aire acondicionado.

Por supuesto, prescindiendo del aire acondicionado es la manera más eficiente de ahorrar energía y dinero, pero algunos de nosotros necesitamos un poco de aire acondicionado para nuestra comodidad, especialmente en climas más tibios. Si el aire acondicionado es una necesidad, comprar el modelo más eficiente es la mejor manera de ahorrar dinero y contaminar menos. Afortunadamente, una nueva generación de acondicionadores para cuartos y centrales significa que el actualizar probablemente pague por sí mismo en ahorros de energía dentro de sólo unos años.

Los principales factores a considerar al seleccionar un nuevo modelo son su capacidad de enfriamiento (medido en Unidades Térmicas Británicas, o BTUs) y Relación de Energía-Eficiencia, o EER. Para determinar la calificación correcta de BTU para un espacio dado, multiplique los metros cuadrados por 10 y entonces agregue 4.000. Mientras tanto, el EER de cualquier unidad es la relación de producción de enfriamiento dividida por el consumo de energía—entre más alto el EER, más eficiente el acondicionador de aire.

Según el Departamento de Energía de EEUU, estándares nacionales de aparatos electrodomésticos requieren que los acondicionadores de aire de cuartos tengan un EER de 8,0 a 9,8 o más, dependiendo de tipo y capacidad. Las unidades con una calificación de EER de 10 o más se califican típicamente para la etiqueta ESTRELLA de ENERGIA del gobierno federal, que aparece en aparatos especialmente eficientes. Inspeccione el sitio web de ESTRELLA de ENERGIA [ENERGY STAR] para ver listas de modelos de aire acondicionado que cumplen con los requisitos.

La Asociación de Fabricantes de Aparatos Electrodomésticos (AHAM) dice que el EER medio de unidades de aire acondicionado de cuarto subieron del 47 por ciento en 1972 a 1991. En efecto, al reemplazar una unidad más vieja de cuarto con un EER de cinco con un nuevo modelo con un EER de 10 tendría como resultado ahorros de costo de energía de 50 por ciento asociados con aire acondicionado.

En cuanto a si las unidades de cuarto o aire acondicionado central tienen más sentido, esto depende. Las unidades de cuarto, que sólo cuestan unos escasos cientos de dólares cada una, serán suficientes para inquilinos o los que sólo deben mantener algunos cuartos acondicionados a la vez. Mientras tanto, el aire acondicionado central es más eficiente en general para mantener una casa entera fresca, y también hará un mejor trabajo reduciendo la humedad de la casa que inclusive varias unidades individuales de cuarto—y ahorrará más dinero más rápido en recibos de electricidad. Pero con un precio que comienza alrededor de $4.000 para el condensador y sistema inicial (más cualquier trabajo de tuberías

requerido para distribuir aire fresco por una casa), el aire acondicionado central no es para todos.

ACEEE indica que hay maneras de mantener el aire interior fresco sin aire acondicionado: por ejemplo mejorando el aislamiento, sellando brechas de aire, deshaciéndose de aparatos y bombillas viejas que exhalan mucho calor, operando ventiladores, utilizando colores más “fríos’ (claros) en el techado exterior y la pintura, y otras estrategias. Los que viven en climas especialmente áridos también quizás consideren instalar un enfriador de pantano (que refresca el aire exterior corriéndolo sobre agua fría) como una alternativa más barata al aire acondicionado. Siguiendo estas sugerencias y actualizando concienzudamente, todos podemos permanecer un poco más cómodos en nuestro mundo cada vez más caliente sin exacerbar el problema demasiado.

CONTACTOS: ACEEE; ENERGY STAR; AHAM; Database of State Incentives for Renewables and Efficiency.

© Biofriendly, cortesía Flickr


Querido DiálogoEcológico: ¿Qué están haciendo las compañías grandes de entrega como FedEx y UPS para verdear sus flotas de camiones y operaciones en general?

— Mitchell Glaser, Overland Park, KS

Las compañías de envío de paquetes como FedEx y UPS han progresado mucho en un tiempo relativamente corto con respecto a la sostenibilidad, pero todavía tienen mucho espacio para mejorar. Aunque hay sólo tanto que estas compañías pueden hacer para reducir sus huellas inmensas de carbón—dada su dependencia en el transporte aéreo de emisiones pesadas—ellas han hecho grandes progresos en el “greening” (verdeamiento) de sus flotas terrestres, optimizando sus elecciones de méstodos y de otro modo perfeccionando el uso de energía.

Por su parte, UPS fue un adoptador temprano de vehículos más limpios, y hoy opera más de 2.500 vehículos de baja-emisión que operan a base de combustibles y tecnologías alternativas. La compañía está especialmente excitada acerca de una nueva generación de furgones de reparto híbridos hidráulicos inaugurados en el otoño de 2012 en conjunción con el programa Ciudades Limpias del Departamento de Energía de EEUU. Estos nuevos camiones—que emplean un motor diesel de combustión junto con un acumulador de alta presión hidráulico que almacena energía captada durante el frenado—consigue 35 por ciento más de eficiencia en economía de combustible y genera hasta 30 por ciento menos emisiones de gases invernadero en comparación con los vehículos diesel no-híbridos que reemplazan. Aunque estos camiones pueden costar a UPS $7.000 cada uno más que sus contrapartes tradicionales, la compañía estima que la actualización ahorrará $50.000 o más, y reducirá substancialmente las emisiones, durante la vida útil de cada vehículo.

UPS también ha estado abriendo horizontes en eficiencia operacional mediante el cambio de intermodal, por ejemplo, utilizando el modo más eficiente de transporte en combustible (avión, tren, camión o barco) o la combinación de modos para satisfacer las necesidades del cliente. Un esfuerzo coordinado por la compañía para perfeccionar sus operaciones en 2011 resultó en ahorros de dos millones de toneladas métricas de emisiones de gas invernadero al mover el volumen de entrega de aire (fácilmene el modo más intensivo en emisiones) al transporte terrestre, y otras 800.000 toneladas métricas al cambiar el volumen del modo de carreteras a ferrocarril.

Mientras tanto, FedEx, con una de las flotas híbrido-eléctricas más grandes en la industria y más de 2.000 vehículos de energía alternativa en servicio mundial, no se queda atrás cuando se trata de perfeccionar operaciones. En 2008 la compañía colaboró con el Fondo de Defensa Ambiental (EDF) para poner en marcha su plan ambicioso de mejorar la eficiencia de combustible de su flota mundial de camiones de Entrega Exprés en un 20 por ciento en una docena de años. Entonces a principios de 2013 la compañía anunció que ya había excedido su objetivo siete años antes de su plazo previsto (con ahorros generales del 22 por ciento hasta ahora) pero también había aumentado su objetivo a un 30 por ciento de incremento en eficiencia a través de toda la flota para 2020.

Con un compromiso fuerte de cambiar vehículos más viejos con nuevos más eficientes, la compañía está bien encaminada al éxito proyectado. Actualmente opera 360 camiones híbrido-eléctricos y 200 vehículos eléctricos y está reemplazando muchas de sus furgonetas de reparto con vagonetas del tamaño preciso Sprínter que son hasta un 100 por ciento más eficientes en combustible que sus antecesores. FedEx también ha estado actualizando su flota de camiones diesel Express a modelos de que queman más limpiamente, y haciendo también actualizaciones semejantes en sus divisiones de Flete y Terrestres. Igualmente, la compañía está ya bien encaminada para reducir sus emisiones de gas invernadero en sus aviones en un 30 por ciento para 2020.

CONTACTOS: UPS Corporate Responsibility; FedEx Environmental Sustainability; EDF.

Animal Rights National Conference 2018