Semana del 2/03/2008

Querido DiãlogoEcolñgico: Como videojugador en lénea, paso mucho tiempo delante de mi computadora. éCuãles son las consecuencias para el medio ambiente? éY existen PC "mãs verdes"?

—Bob Grant, Burlington, VT

Los jugadores en lénea y otros usuarios "pesados" de computadora estãn dejando definitivamente una marca ambiental. Dependiendo de cuando fue hecha y cñmo fue diseñada, una computadora de sobremesa estãndar puede utilizar entre 60 y 300 vatios durante su empleo, mientras que una PC ineficaz para juego con tarjeta grãfica de gran alcance, discos duros mültiples y discos ñpticos, lector de memoria flash, y LCD de 30 pulgadas puede fãcilmente consumir hasta 750 vatios, o sea tanto como un refrigerador tépico.

Hasta julio de 2007, los requisitos gubernamentales para recibir una Estrella de Energéa del median solamente el uso de energéa de una computadora parada, que permitiñ que la mayoréa de las marcas de fãbrica llevaran la etiqueta.

Los nuevos requisitos mãs estrictos de eficacia han traédo modelos mãs verdes. Encontrarãs la selecciñn mãs grande de compañéas como Dell y Hewlett Packard. Muchos negocios utilizan la Electronic Products Environmental Assessment Tool (EPEAT) [Herramienta de Evaluaciñn Ambiental de Productos Electrñnicos] para asistir a la compra de sistemas de computaciñn mãs verdes, y las evaluaciones pueden ser ütiles a los consumidores también. EPEAT evalüa y clasifica el equipo de computaciñn segün 28 criterios de eficiencia y sostenibilidad, concediendo bronce, plata u oro por su funcionamiento total.

Un computador ineficiente de juegos con tarjeta gráfica fuerte, varios discos duros y ópticos, lector de memoria flash, y una pantalla LCD de 30 pulgadas puede consumir hasta 750 vatios, o sea casi lo mismo que un refrigerador típico.© Getty Images

La compañéa de tecnologéa VIA estã bien afirmada como léder del sector en procesadores de pocos vatios (las unidades centrales o CPU del proceso), con algunos modelos demandando apenas una docena de vatios de la fuente de alimentaciñn. Algunos tépicos diseños de VIA pueden superar a los competidores usando solamente 23 vatios, o menos de la mitad de la energéa requerida por las especificaciones de Energy Star. Por supuesto las tarjetas grãficas usadas por los videojugadores de PC son voraces consumidores de energéa. Las mejores tarjetas ATI o nVidia rinden grandes grãficos, pero utilizan 300 vatios o mãs. Las tarjetas mãs nuevas son mejores, pero mucho depende de su uso. El mejor consejo es comprar solamente el "musculo grãfico" que se necesite y no mãs.

Una de las maneras mãs fãciles de ahorrar energéa en la computaciñn es utilizar la tecnologéa que automãticamente descansa cuando tu lo haces, y cerrar tu computadora cuando no la estãs utilizando. Windows XP permite que los usuarios configuren su nivel de uso de energéa, y Vista Ultimate te deja configurar el consumo de energéa por el ordenador mediante mãs opciones. Vista puede realmente expandir su consumo de energéa para ciertas tareas y reducirlo al ménimo en otras ocasiones. Si estãs solamente mecanografiando un documento con Microsoft Word, el nivel de uso caerã, mientras que si estãs corrigiendo un védeo en un programa de gran potencia como Adobe Premier, Vista utilizarã toda la capacidad de cãlculo disponible.

Debes recordar que los protectores de pantalla no son ahorradores de energéa. De hecho, las caracterésticas de ahorro de energéa puede que no trabajen si tienes un protector de pantalla activado. Felizmente, los monitores a color de LCD no necesitan protectores de pantalla. En términos de cierre total, mientras que las PC utilizan una pequeña cantidad de energéa cuando se encienden, esto es considerablemente menos que la energéa usada cuando estãn prendido por largos periodos del tiempo. Considera por lo tanto apagar el monitor si no vas a utilizarlo por mãs de 20 minutos, y el CPU y monitor si no vas a utilizar tu PC por mãs de dos horas.

Si te concierne el "desgaste y descalabro" de las PC al encenderlos y apagarlos continuamente, no te preocupes. La mayoréa de las computadoras llegan al "fin de su vida ütil" debido a avances en tecnologéa mucho antes de que los efectos de ser encendidos o apagados repetidamente impacten su vida de servicio.

CONTACTOS: Energy Star; EPEAT; Recycling an old monitor; VIA


Querido DiãlogoEcolñgico: Los vegetarianos y veganos se perciben a menudo como arrogantes debido a su rechazo de todo consumo de carne y su convicciñn que ser carnévoro es terrible para el ambiente. éCuãl es la verdad acerca de estas posiciones?

—Frank Doolittle, Sudbury, MA

Hay 20 mil millones de cabezas de ganado en el mundo, más de tres veces la población total humana. Casi todos los aspectos de la producción de carne­desde el pastoreo que destruye la tierra de cultivo, al uso enorme de agua y terrenos, a la polución derivada de las "granjas industriales"­son un desastre ambiental de enorme y desastrosas consecuencias.© Getty Images

Nunca ha habido un mejor momento para convertirse en vegetariano. La evidencia creciente sugiere que las dietas a base de carne no son sñlo malsanas, pero que casi cualquier aspecto relacionado con la producciñn de carne -de la pérdida de tierras de cultivo debido al pastoreo, a las ineficacias de alimentar cantidades inmensas de agua y de granos al ganado, a la contaminaciñn de las "fãbricas industriales de animales" — es un desastre ambiental con consecuencias vastas y a veces catastrñficas.

Hay 20 mil millones cabezas de ganado en la tierra, mãs que tres veces el nümero de gente. Segün el Instituto Worldwatch, la poblaciñn de ganado global ha aumentado 60 por ciento desde 1961, y el nümero de aves que eran criadas como alimento casi se ha cuadruplicado en el mismo plazo, de 4.2 mil millones a 15.7 mil millones.

Las 4.8 libras de grano asignadas al ganado para hacer una libra de carne de vaca representan una pérdida de recursos colosal en un mundo colmado de gente hambrienta y desnutrida. Segün Vegfam, una granja de 10 acres puede sostener 60 personas cultivando soja, 24 si cultivan trigo, 10 personas si cultivan maéz-pero solamente dos si crian ganado.

El libro Food First (Primero el Alimento) de Frances Moore Lappé nos invita a imaginarnos sentarnos a comer un filete de ocho-onzas (cuarto de kilo). "Pero entonces imagénate también un cuarto lleno con 45 a 50 personas con platos vacéos
Porque por el coste de producir tu filete, cada uno de sus tazones se podréa llenar con una taza llena de cereales cocinados." El nutricionista Jean Mayer de Harvard dice que una reducciñn de producciñn de carne de solamente 10 por ciento en los E.E.U.U. liberaréa granos suficientes como para alimentar 60 millones de personas adicionales.

Las granjas industrials de animals estadounidenses generan mil millones de toneladas de basura animal cada año, que la Agencia de Protecciñn Ambiental dice contamina nuestros canales mãs que el resto de todas las fuentes industriales combinadas. El derramamiento de petrñleo infame del Exxon Valdez en 1989 descargñ 11 millones de galones de petrñleo en la bahéa de Prudhoe, pero el relativamente desconocido nuevo derramamiento de basuras de

cerdo en 1995 en Carolina del Norte vertiñ 25 millones de galones de excremento en el agua, matando 14 millones de pescados y cerrando 364.000 acres de "camas" de mariscos. Los derramamientos de basura de cerdo han causado la extensiñn rãpida del Pfiesteria piscicida, que ha matado mil millones de pescados en Carolina del Norte solamente.

Aparte de la contaminaciñn del agua, la producciñn de carne de vaca utiliza mãs agua que la que se utiliza en el crecimiento de nuestra cosecha completa de frutas y verduras. Y mãs de un tercio de todas las materias primas y combustibles fñsiles consumidos en los E.E.U.U. se utilizan en la producciñn animal. La carne también aumenta nuestras huellas de carbñn. Segün la Organizaciñn para la Agricultura y Alimentaciñn de las Naciones Unidas, el ganado alrededor del mundo contribuye mãs gases de efecto invernadero (sobre todo metano) a la atmñsfera —18 por ciento de nuestro total emitido—que todas las emisiones combinadas de coches y camiones de todo el mundo.

"No cabe duda que la opciñn a convertirse en vegetariano o un consumo mãs bajo de carne es uno de los cambios mãs positivos en nuestro estilo de vida que una persona podréa realizar en términos de reducciñn de su impacto personal al ambiente", dice Christopher Flavin del Instituto Worldwatch. "Los requisitos de recursos y la degradaciñn ambiental asociados con una dieta a base de carne son extremadamente substanciales."

CONTACTOS: Food First; UN Food and Agriculture Organization; Worldwatch Institute

Animal Rights National Conference 2018