Semana del 21/12/2008

Querido DiãlogoEcolñgico: He notado que el bambü estã muy de moda ahora, evidentemente—en parte-por razones ambientales. éPueden aclarar?

—Eric M., véa email

El bambü tiene una larga historia de importancia econñmica y cultural, sobre todo en Asia Oriental y Asia Sur-Oriental en donde se ha utilizado por siglos para todo de materiales de construcciñn a alimentos y medicinas. Hay unas 1.000 especies diversas de bambü creciendo en climas muy diversos del mundo entero, incluyendo el sudeste de los Estados Unidos.

Las ventajas ambientales del bambü se presentan en gran parte a raéz de su capacidad de crecer rãpidamente—en algunos casos tres a cuatro pies por déa—sin la necesidad de fertilizantes, de pesticidas o de mucha agua. El bambü también se esparce fãcilmente con poco o nada de cuidado. Ademãs, una arboleda de bambü lanza alrededor de unl 35 por ciento mãs oxégeno al aire que un apiñamiento similar de ãrboles, y madura (y puede ser replantado) en el plazo de siete años (comparado a 30-50 años para un grupo de ãrboles), ayudando asé a mejorar las condiciones del suelo y prevenir la erosiñn. El bambü es de crecimineto tan rãpido que puede rendir 20 veces mãs madera que ãrboles en la misma ãrea.

Hoy, el mejor entendimiento ambiental por parte del püblico consumidor ha dado un fuerte impulso a las ventas de bambü, para suelos, ropa, materiales de construcciñn y otros artéculos.

Los beneficios ambientales del bambú son numerosos en relación a la madera y otros recursos, y la mayor sensibilidad actual a cuestiones del medio ambiente ha dado un impulso fuerte a las ventas de suelos, ropa, materiales de construcción y otros artículos de bambú. Imagen: un nuevo piso terminado de bambú para un salon.© library_chic," courtesy Flickr

Como alternativa atractiva y robusta al suelo de madera dura, el bambü es difécil de superar. Segün Ecohaus, un abastecedor de productos ecolñgicamente sanos para la construcciñn en el Pacéfico Noroeste, el bambü—una de las opciones mãs populares para suelos—es mãs duro, mãs resistente a la humedad y mãs estable que incluso las maderas duras de roble. Ecohaus almacena tanto las marcas de bambü EcoTimber como Teragren, y hace envéos por todo el mundo.

El bambü también estã haciendo avances en la industria de la confecciñn como una nueva tela funcional emblemãtica de la eco-elegancia. Mãs suave que el algodñn y con una textura parecida a la seda o la cachemira, la ropa de bambü extrae naturalmente la humedad lejos de la piel, asé que es formidable para el tiempo caluroso o para los entrenamientos sudorosos. También se seca en alrededor de la mitad del tiempo requerido por la ropa del algodñn.

Algunos créticos señalan que el proceso de convertir el bambü a textil puede involucrar un costo ambiental serio, con el método mãs rentable y extensamente aplicado basado en un proceso quémico duro de hidrñlisis-alcalizaciñn seguido por el blanqueo polifãsico. La Guéa Verde replica, sin embargo, que el bambü todavéa tiene consecuencias para el medio ambiente mucho mãs bajas que el algodñn convencional cargado de pesticidas, o telas nylon o poliester derivadas del petrñleo. Los consumidores interesados en probar la ropa de bambü deben buscar las etiquetas Bamboosa y EcoDesignz, dos de los léderes en el rãpidamente creciente sector de modas "ecolñgicas."

El bambü también estã haciendo incursiones en la industria del papel, aunque hay temores que una transiciñn demasiado rãpida a ese fin podréa amenazar bosques de bambü ecolñgicamente diversos a través de Asia Sur-Oriental y otras partes. El Earth Island Institute, entre otros grupos preocupados acerca de la pérdida de bosques debido a la consumiciñn de papel, preferiréa considerar mãs investigaciñn en el uso de la basura agrécola para hacer papel en vez de la pulpa de madera o el bambü. Pero cueste lo que cueste, el bambü en todas sus variantes podréa ser un déa cercano una de las plantas mãs importantes del mundo.

CONTACTOS: Ecohaus; The Green Guide; Bamboosa; EcoDesignz; Earth Island Institute.


Querido DiãlogoEcolñgico: Estã comenzando a ponerse mãs fréo y tengo muchas ganas de probar la chimenea en nuestro nuevo hogar, pero no queremos crear problemas de salud o ambientales. éHay materiales menos dañinos al medio ambiente que la leña ordinaria para chimeneas?

—Emily Eidenier, Durham, NC

El humo de la chimenea contiene monóxido de carbón, óxidos que causan smog, hollín, particulado, y una gama de otras sustancias químicas y gases que pueden causar o empeorar serios problemas de salud. La Coalición de la Salud Ambiental de Niños dice que los infantes que residen en casas con chimeneas a leños están especialmente vulnerables.© Getty Images

Quemar madera puede ser la mãs antigua manera de generar calor de la humanidad—y en el hogar definitivamente crea un ambiente agradable. Pero tiene sus desventajas. Segün el Departamento de Protecciñn del Medio Ambiente de Massachusetts, el humo de la madera "contiene monñxido de carbono tñxico, ñxidos de nitrñgeno que causan smog, hollén, partéculas finas, y una gama de otros productos quémicos y gases que pueden causar o empeorar problemas de salud serios, particularmente entre los niños, las mujeres embarazadas, y gente con dificultades de respiraciñn."

La Coaliciñn Ambiental Para la salud de Niños (CHEC) concurre, citando una serie de estudios que demuestran cñmo los niños que viven en hogares que queman leña experimentan "éndices mãs altos de inflamaciñn del pulmñn, dificultades de respiraciñn, pulmonéa, y otras enfermedades respiratorias." Por su parte, la Agencia de Protecciñn Ambiental de los E.E.U.U. advierte que aquellos con insuficiencia cardéaca congestiva, angina, enfermedad de obstrucciñn pulmonar crñnica, enfisema o asma eviten el humo de madera tanto como sea posible. El humo de madera es también malo para el ambiente del aire libre, contribuyendo al smog, la lluvia ãcida y otros problemas.

Una alternativa mãs verde a quemar leña en una chimenea es quemar bolitas de madera, que se hacen del serrén y otros subproductos de la madera de construcciñn que de otra manera se habréan perdido o terminado en basurales. Éstos leñitos minüsculos especialmente formulados se consumen muy eficientemente y casi completamente—en gran parte porque hay poco contenido de humedad—de modo se escapan menos agentes contaminadores al aire adentro o afuera. Necesitas una estufa para bolitas para quemar estas pelotillas de madera, o un accesorio removible para chimeneas que pueda manejarlos con seguridad. (Tal accesorio de chimeneas emplea un encendedor para encender las bolitas, un soplador para aventar el fuego, y otro implemento que lanza las bolitas a las llamas. Juntos, evitan la necesidad de abrir las puertas de estufa—y dejar que entren agentes contaminadores a tusalñn—para alimentar el fuego.)

Otra manera de reducir emisiones en una chimenea existente es instalar un adaptador portãtil de gas, que quemaréa propano léquido (de un tanque intercambiable) o instalar cañeréas para gas natural. Estas partes movibles tiran aire para oxigenar las llamas y canalizan el humo hacia a

fuera, ya sea por la chimenea o a través de un respiradero. CHEC advierte, sin embargo, que las chimeneas del hogar, incluso con un accesorio movible, no puedan calentar espacios grandes tan eficientemente como las estufas a leña, a bolitas, o de gas. Dado, entonces que las chimeneas son tépicamente de mãs valor para propñsitos estéticos que en términos de eficacia de calefacciñn, podréa resultar prudente no invertir tiempo y dinero en un parte movible. Usando la fuente de primaria de calefacciñn de tu hogar (tu caldera) y encendiendo unas velitas en la chimenea podréa ser el modo mãs eficaz de proveer calor y todavéa disfrutar del ambiente de llamas vivas en tu chimenea.

Si ninguna de estas alternativas tienen sentido para ti, recuerda revisar tu chimenea regularmente para descubrir escapes o grietas que podréan traer contaminaciñn adicional a tu hogar. También, cerciñrate de hacer un limpiado de chimenea regular cada ciertos años para verificar que tu chimenea no estã bloqueada con creosota lo que podréa llevar a la creciente contaminaciñn del aire interior. Y si estãs instalando una nueva chimenea—o un accesorio a la misma—verifica que el trabajo lo haga un profesional cualificado, pues una instalaciñn correcta podréa ser la diferencia entre enfermedad y salud mientras que tu y tus seres amados se acomodan alrededor del fuego esta estaciñn de fiestas.

CONTACTOS: Massachusetts DEP; Children’s Health Environmental Coalition (CHEC)

Animal Rights National Conference 2018