Semana del 24/7/11

© Marco Dormino/Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas

Querido DiálogoEcológico: ¿Se puede explotar la energía de los terremotos para generar electricidad, especialmente en lugares como Japón? También, ¿cómo puede Japón, tan vulnerable a los terremotos, tener aún energía nuclear?

— Sasha M., Australia

Aunque es sin duda teóricamente posible engendrar electricidad enjaezando la energía cinética de las placas tectónicas debajo de la corteza terrestre, llevándolo a cabo de un punto de vista práctico sería un verdadero desafío logístico—sin mencionar el costo prohibitivo en comparación con otras formas de energía, renovable o de otro tipo.

Los terremotos grandes generan cantidades vastas de energía. Según Beth Buczynski del sitio web CrispGreen, los investigadores han calculado que el sismo de enero de 2010 de magnitud 7,0 que mató más de 220.000 personas en Haití liberó en términos de energía el equivalente a 31 de los bombas atómicas que EEUU dejó caer en Hiroshima en 1945. Y el terremoto de magnitud 9,0 que azotó al noreste de Japón en marzo de 2011 soltó el equivalente de más de 15.000 bombas tipo Hiroshima. Eso es en verdad una cantidad vastísima de energía.

“La energía total de un terremoto incluye energía requerida para crear nuevas grietas en la piedra, la energía disipada como calor por fricción, y la energía irradiada elásticamente por la tierra,” informa el Programa de Riesgos de Terremoto del Estudio Geológico de EEUU. “De éstos, la única cantidad que puede ser medida es la que se irradia por la tierra”. Igualmente, sólo esta energía irradiada—que es la que sacude edificios y es registrada por sismógrafos—podría ser explotada dada la dedicación de suficientes recursos y la implementación apropiada de tecnologías correctas.

Cómo “enjaezar” la energía tectónica es la interrogante central. Un método implicaría colocar cristales de cuarzo, que pueden transferir electricidad a través de piezoelectricidad, bajo la tierra a lo largo de las fallas conocidas. Cuando se desplazan las placas tectónicas, los cristales podrían transferir la energía que recogen a un medio de almacenamiento conectado a una red para uso posterior. Pero esto es escasamente práctico, por un lado porque los terremotos suceden raramente en una manera previsible, y mucho menos en los lugares exactos donde los captadores de energía habrían “sembrado” sus equipos. También, las fallas tienden a correr a mucha profundidad debajo de la superficie terrestre, así que implantando una red de cristales de cuarzo implicaría minar túneles y conectarlos bajo tierra a una escala muy superior a lo que los humanos han hecho al presente.

Con respecto a por qué Japón depende tanto de la energía nuclear a pesar de los riesgos tectónicos es un asunto de economía. Faltando riquezas de petróleo, el carbón y otras reservas de energía de muchas otras naciones, Japón depende de la energía nuclear para aproximadamente 30 por ciento de su electricidad. Antes del terremoto y maremoto de marzo de 2011, Japón se preparaba para aumentar sus reservas de energía nuclear pata satisfacer la mitad de sus necesidades de electricidad para 2030. Esta mayor dependencia en energía nuclear estaba concebida para jugar un rol importante en la reducción de los gases invernadero del país.

Antes del terremoto y maremoto, la Agencia de Energía Nuclear de Japón había modelado una reducción de 54 por ciento en emisiones de bióxido de carbono de los niveles de 2000 para 2050, y una reducción del 90 por ciento para 2100, con la energía nuclear representando más del 60 por ciento de la mezcla total de energía de país. Ahora parece que el país tendrá que reducir sus planes de expansión nuclear, que a corto plazo sólo aumentará su dependencia en hidrocarburos y que a su vez limitará drásticamente sus planes ambiciosos de reducir sus emisiones de gas invernadero. Por supuesto, uno esperaría que dejando de lado la expansión nuclear incitaría el crecimiento de alternativas como energía eólica y otras formas de energía renovable.

CONTACTOS: CrispGreen; U.S. Geological Survey’s Earthquake Hazards Program.


Querido DiálogoEcológico: ¡Tengo una alfombra hecha de botellas recicladas PET en el cuarto de mi bebé y empecé a advertir muchas fibras en nuestra ropa e incluso en mi boca! ¿Es peligroso para mí o mi bebé estar en contacto con o ingerir posiblemente estas fibras?

— Ashley Riccaboni, a través de correo electrónico

© Twicepix/a Flickr
No existe una opinión clara en cuanto a si plásticos PET pueden lixiviar contaminantes en nuestros sistemas, pero la mayoría de los defensores de consumidores prominentes parecen creer que el material es relativamente benigno. Dicho esto, no puede ser bueno ingerir fibras de alfombra de ningún tipo, y un estudio por científicos alemanes de 2009 encontró que algunas botellas de agua PET contenían vestigios de sustancias químicas que podrían imitar hormonas en caso de ser ingeridas. De modo que aunque no hay prueba documentada que esas fibras de alfombra PET son malas para usted, ¿por qué correr riesgo? Esté segura manteniéndolos fuera de sus bocas y narices. También, limpiar frecuentemente con aspiradora (una vez a la semana o más a menudo) debería ayudar a contener el problema, y se recomienda de todos modos para el mantenimiento general.

En términos generales, las alfombras PET—que son hechas verdaderamente de soda y botellas recicladas y que se vende bajo las marcas Resistron y Permalon, entre otras—es una buena elección verde. Edificios en varios parques nacionales han utilizado alfombras PET en vestíbulos y otras áreas de alto-tráfico con necesidad mínima de mantenimiento y excelentes resultados. Las fibras PET son naturalmente resistentes a las manchas y no requieren tratamientos químicos utilizados en la mayoría de las alfombras de nilón, y retienen color y resisten el desteñido causado por la exposición al sol o la limpieza dura. Los partidarios de alfombra PET afirman que porque los contenedores plásticos de bebidas son hechos con resinas de altísima calidad como lo requiere la Dirección de Drogas y Alimentos de EEUU, el PET reciclado es superior a fibras sintéticas vírgenes de grado inferior utilizadas en la manufactura de otras marcas de hilos de alfombra poliéster.

También, las alfombras viejas de PET puede vivir otro día cuando son desguazadas para uso en otras aplicaciones como repuestos de coche, aislamiento, e incluso rellenado de muebles. Los partidarios de alfombra PET se jactan que sus productos mantienen las botellas plásticas de soda y agua fuera de los basurales, pero quien sabe cuántas de esas botellas sacrificadas podrían haber vivido como más botellas en vez de otros productos de fin de línea.

GreenAmerica, el editor de las populares National Green Pages (Páginas Verdes Nacionales), publicadas anualmente, recomienda alfombras pos-consumidor recicladas un 100 por ciento de PET a la venta en el sitio web GreenFloors.com de Liberty Carpet One. Liberty Carpet One afirma que cada metro cuadrado de alfombra PET que venden mantiene 40 botellas de agua o soda fuera de los vertederos. La compañía también señala que su método de teñir es menos contaminante y requiere menos energía para producir que otras opciones de piso, y que todas sus alfombras han sido probadas y satisfacen estándares de calidad de aire interior establecidos por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EEUU.

Por supuesto, si empieza desde cero, las buenas antiguas fibras naturales, como la lana, el sisal, el yute y pastos marinos pueden ser las elecciones más verdes y más sanas de alfombra, especialmente cuando se combinan con almohadillas hechas de algodón o harapo (no petróleo). Aparte de las alfombras PET de GreenFloors, GreenAmerica también responden por artículos de fibra natural de firmas como Contempo Floor Coverings y Natural Home. para el suelo de Contempo y Casa Natural. Y además de alfombras, hay un mundo entero de elecciones más duras para pisos que satisfacen los criterios estrictos de los ecologistas, de parqués hechos con maderas cosechandas sosteniblemente al bambú y el corcho.

CONTACTOS: “Plastic Water Bottles May Pose Health Hazard,” Discovery News; Go Green Flooring; GreenAmerica.

Animal Rights National Conference 2018