Semana del 27/12/09

Querido DiãlogoEcolñgico: He estado siguiendo con interés informes acerca del paquete de estémulo del Presidente Obama y de lo que esto puede significar para crear empleos verdes. Pero mãs allã de eso, éhay programas en el plan para ayudar a las empresas a usar materias primas mãs “verdes” y/o en general “ecologizar” sus operaciones?

—Diane, a través de email

Aunque el empujo para crear empleos verdes estã recibiendo la mayor parte de los titulares sobre negocios en este momento, casi $7 mil millones de la ley de Recuperaciñn y Reinversiñn Norteamericana, la legislaciñn de estémulo que Obama convirtiñ en ley recientemente, ha sido asignado para ayudar a las empresas a reducir sus huellas ambientales en una variedad de maneras.

Para comenzar, el conjunto de medidas de estémulo recompensa a los negocios (asé como individuos) por inversiones en eficiencia de energéa—que es, en el fondo, hacer mãs con menos electricidad. El gobierno federal ha extendido su programa de crédito tributario para mejoras en la eficiencia de energéa de negocios—por lo cual 30 por ciento de los gastos calificados hasta $1.500 pueden ser descontados de su cuenta de impuestos—hasta 2010. Nadie sabe aun si el programa se extenderã mãs allã de esa fecha, asé que 2010 podréa ser al fin el momento indicado para hacer la modenrizaciñn que usted habéa postergado.

Las modernizaciones permitidas incluyen la instalaciñn de acondicionadores de aire central, bombas de calor, hornos, calderas, ventanas, puertas y techos que cumplen con las normas de eficiencia aprobadas por el programa Energy Star del gobierno. Igualmente, los costos de actualizar el aislamiento y sellado de acuerdo a los ültimos reglamentos, asé como instalar calentadores de agua y cocinas a biogãs o biomasa también califican para el crédito tributario. Los propietarios de negocios tienen que tener cuidado, sin embargo, ya que ellos sñlo pueden reclamar un mãximo de $1.500 en total, para todas las actualizaciones destinadas a maximizar eficiencia.

Se ha asignado mil millones de dólares de estímulo para ayudar negocios, instituciones, empresas de servicios públicos y agencias estatales a que reduzcan sus huellas ambientales en una variedad de maneras, tal como actualizar sus flotas a coches o camiones eléctricos o híbridos enchufables, lo que puede meritar de .500 and .500 por vehículo.© geonerd, courtesy Flickr

El dinero del estémulo—unos $2,3 mil millones en los prñximos 10 años—estã también disponible a negocios, instituciones, y agencias de gobierno que “verdeen” sus flotas de vehéculos y/o tomen pasos para favorecer o subsidiar empleados que decidan “ecologizar” sus viajes a la oficina o trabajo. Las compañéas que instalen bombas de combustible alternativo (etanol, biodiesel o hidrñgeno) podrãn recibir créditos tributarios entre 30 y 50 por ciento de los costos de instalaciñn hasta 2010. Al mismo tiempo, los negocios que compran carros o camiones eléctricos o enchufables hébridos para sus flotas pueden acumular créditos de entre $2.500 y $7.500 por vehéculo dependiendo del tamaño de la bateréa y eficiencia de combustible.

Otra manera en que los negocios pueden utilizar créditos tributarios es instalar sistemas locales de viento o energéa solar. El gobierno federal pagarã hasta 30 por ciento del costo de tales arreglos. El Congreso también ha asignado $1,6 mil millones para Bonos de Energéa Renovable Limpia (CREBs) para ayudar en la financiaciñn de la construcciñn de instalaciones renovables de energéa dirigidas por empresas de servicio püblico, cooperativas eléctricas y gobiernos municipales, estatales y tribales.

Empresas que tengan derecho a cualquiera de los créditos tributarios referidos deben estar seguras de presentar el formulario de impuestos internos 5695 con sus declaraciones tributarias y mantener todos los recibos y copias pertinentes de las certificaciones de fabricante y etiquetas EnergyStar (Energéa-Estrella) donde resulten aplicables. Consejeros de impuestos pueden proporcionar mãs detalles sobre cñmo calificar para recibir estos estémulos federales, y también indicar qué estémulos adicionales quizãs estén disponibles de los estados. No deje de revisar la Base de Datos de Estémulos Estatales para Renovables y Eficiencia (DSIRE, siglas en inglés), que proporciona una lista continuamente actualizada de tanto maneras federales como estatales para negocios y dueños de casa que quisieran ahorrar dinero al ecologizar sus propiedades.

CONTACTOS: American Recovery & Reinvestment Act; DSIRE.


Querido DiãlogoEcolñgico: éQué estã pasando con el salmñn de la costa Oeste? He oédo informes opuestos con respecto a si el pez es abundante o al borde de la extinction.

—Rebecca Shur, Kirkland, WA

Un salmón Coho desovante en el estado de Washington. Los Cohos retornaron a desovar en Oregón y Washington en cantidades abundantes este año, pero otros, como los Chinooks del río Sacramento de California y los rojos del río Fraser regresaron en números extremadamente pequeños. Los expertos señalan que las razones del descenso incluyen desvíos de agua de los ríos a causa de tareas agrícolas, contaminación, y la mezcla del salmón salvaje con peces débiles y llenos de enfermedades de criadero, y el calentamiento global­que crea algunos problemas y exacerba otros.© Dan Bennett, courtesy Flickr

Las carreras del salmñn de la costa oeste han estado en descenso por décadas, producto en gran parte de las represas de réos y la contaminaciñn a través de la gama extensa del pez de riachuelos de agua dulce de montaña a corrientes litorales profundas de océano. Los analistas estiman que todavéa existe sñlo 0,1 por ciento de las decenas de millones de salmñn que oscurecéan los réos cada verano y que saltaban por toda la costa Oeste antes de la colonizaciñn blanca.

Especialmente inquietante es la tendencia hacia abajo acelerada en los ültimos años, señalando que algunas poblaciones sencillamente no pueden sobrevivir las condiciones climãticas rãpidamente cambiantes encima de otras presiones existentes. Pero otros sugieren que la salud de las poblaciones de salmñn de la regiñn—como el abundante salmñn rosado de Oregon y Washington y las carreras todavéa robustas de Alaska—muestran que con gestiñn apropiada podemos retener poblaciones vivas de tanto salmñn salvaje como de pescaduréas granja.

Quizãs la trama de pesca mãs seriamente afectada y la de mayor fama en el mundo— la carrera de salmñn Chinook del Réo Sacramento en California—ha sido prohibida a pescadores ya por dos años a causa del volumen bajo de pez salvaje retornando a desovar. En 2008, sñlo 66.000 salmñn Chinook, una fracciñn de las carreras previas, regresñ a desovar. Aunque el año pasado fue ligeramente mejor, los biñlogos advierten que los nümeros son todavéa demasiado pequeños para justificar volver a abrir la pesqueréa en futuro cercano. En cuanto a las razones del descenso, la mayoréa de los analistas señalan una gama de factores incluyendo diversiones de agua de réo para tareas agrécolas, la contaminaciñn, el entremezclar el salmñn salvaje con pez de criadero mãs débil y plagado de enfermedades, y el calentamiento climãtico —que crea algunos problemas y exacerba otros.

En otras partes las noticias son también malas. La poblaciñn de salmñn rojo en el Réo Fraser de Columbia Britãnica estuvo a su punto mãs bajo en 50 años la temporada pasada, forzando cierre por el tercer año seguido de lo que habéa sido una pesqueréa abundante y segura. El Departamento de Pesqueréas y Océanos de Canadã habéa predicho que unos 10,5

millones de rojos regresaréan a desovar en el Fraser este verano pasado, pero sñlo 1,37 millones lo hicieron.

Algunos rayitos de esperanza persisten. Las pesqueréas de salmñn en Washington y muchas partes de Oregñn tuvieron un año memorable en 2009. “Los regresos al Réo Columbia, el productor mãs grande de salmñn de la regiñn, registraron un aumento,” informa Dennis Casco, un guéa de pescadores basado en Oregon y contribuyente a Oregon Fishing News. “Los regresos de salmñn Coho (plateado) en Oregñn y puntos al norte también vieron un auge, permitiendo alguna pesca recreativa y comercial en los litorales de Oregon y Washington”. El Departamento de Pesca y Fauna de Oregñn informa que la carrera del salmñn Coho del Réo Columbia para 2009, que alcanzñ unos 700.000 peces, fue la mãs grande desde 2001.

Los grupos como Save Our Wild Salmon y la Klamath Forest Alliance estãn presionando a los poléticos para que quiten varias presas grandes en la cuenca del Columbia y para estimular en otras partes la recuperaciñn del salmñn salvaje. Otros grupos, como Salmon-Safe y Stewardship Partners, estãn trabajando con granjas y otros usuarios intensivos de la tierra para tratar de reducir la contaminaciñn en zonas de aguas ricas en salmñn. Con 13 poblaciones diferentes de salmñn en la regiñn ya oscilando al borde de la catastrofe, y en el clima sñlo poniéndose mãs caliente, hacer algo decisivo pronto es seguramente esencial.

CONTACTOS: Canada’s Department of Fisheries and Oceans; Save Our Wild Salmon; Klamath Forest Alliance; Salmon-Safe; Stewardship Partners.

DiãlogoEcolñgico (EarthTalk) es ahora un libro! Mãs detalles e informaciñn en: www.emagazine.com/earthtalkbook.

Animal Rights National Conference 2018