Semana del 27/3/11

© National Oceanic and Atmospheric Administration

Querido DiálogoEcológico: Noticias recientes han revelado el descubrimiento de especies anteriormente desconocidas que habitan las partes más profundas de nuestros océanos. ¿Se está haciendo algo para proteger este hábitat antes que los humanos tengan oportunidad de pescarlo hasta la saciedad o sencillamente destruirlo?

— Matthew Polk, Gary, IN

Desafortunadamente puede que ya sea demasiado tarde para algunas de las criaturas marinas de aguas profundas no descubiertas. Los avances en la tecnología que se llama “pesca por redes de arrastre” (o rastreo profundo) ha significado en los últimos años que los barcos pesqueros ahora tienen acceso inaudito a hábitats océanicos profundos y al fondo marino mismo, donde incontables especies desconocidas han estado ganándose la vida por millones de años. Los científicos especulan que más de 10 millones de especies diferentes podrían habitar el mar profundo. Esto es una biodiversidad comparable a las selvas húmedas tropicales más ricas del mundo.

La Deep Sea Conservation Coalition (DSCC) [Coalición de Conservación de Mar Profundo], una alianza de más de 50 grupos ambientales y otros dedicados a proteger corales de agua fría y ecosistemas vulnerables de mar profunda, informa que barcos pesqueros a red de arrastre son hoy capaces de pescar en cañones profundos de mar y fondos de mar escabrosos que evitaban antes por temor de dañar las redes. “Para capturar una o dos especies comerciales, los buques pesqueros de aguas profundas arrastran redes inmensas armadas con placas de acero y rodillos pesados a través del lecho marino, arando y pulverizando todo en su paso,” informa la coalición. Además, agrega DSCC, grandes cantidades de especies de pescados de coral y especies no deseadas se atrapan sólo para ser tirados de vuelta al mar muertos o agonizantes. En verdad, el resultado de unas horas de rastrear puede ser la destrucción de hábitats frágiles profundos, como comunidades delicadas de coral y esponjas, que pueden haber tomado siglos para crecer y prosperar.

La pesca por rastreo profundo (“bottom trawling”) también revuelve el sedimento en el fondo del mar. Las plumas submarinas resultantes de “sólidos suspendidos’ pueden vagar con la corriente por decenas de millas del punto de origen, introduciendo turbiedad a través del agua lo que inhibe la transferencia de luz a las profundidades donde se necesita para la fotosíntesis del plancton, el cochayuyo de mar y otras plantas submarinas que sirven como base para la cadena alimenticia marina. También, los sedimentos de océano sirven como lugares finales naturales de reposo para muchos contaminantes orgánicos persistentes (como DDT y PCBs). Dragar estos sedimentos efectivamente reintroduce tales toxinas en el agua donde son absorbidas sin querer y consumidas por peces que nosotros comemos y otras formas de vida marina ya luchando por sobrevivir en hábitats submarinos comprometidos. Las plumas de sedimento también reintroducen nutrientes sólidos de usos agrícolas y otras prácticas, aumentando demanda por oxígeno en el agua (causando explosiones de algas) y contribuyendo al estallido de “zonas muertas’ océanicas desprovistas de vida marina.

¿Qué se puede hacer? Por su parte, Estados Unidos ha prohibido la pesca de rastreo profundo en sus juridicciones costeras, pero la práctica continua sin mengua a través de Europa y en alta mar alrededor del mundo. DSCC ha conseguido que más de 1.400 biólogos marinos de 69 países diferentes firmen una declaración que expresa preocupación profunda “por las actividades humanas, especialmente la pesca de rastreo a gran profundidad, que está causando daño inaudito a las comunidades de coral y esponja en mesetas y cuestas continentales, y montes marinos y escarpados en medio del océano”. La declaración demanda que los gobiernos y las Naciones Unidas adopten una moratoria global a corto plazo en la pesca de rastreo profundo para tratar de dar protección inmediata a la biodiversidad en su mayor parte no descubierta de ecosistemas de aguas profundas mientras los gobiernos gestionan acuerdos a largo plazo sobre el manejo de la pesca. Mientras tanto, la pesca de rastreo profundo continúa sin disminuir en lo más mínimo en áreas frágiles del Atlántico Norte y otras partes, cosechando ahora para nosotros lo que nuestros nietos probablemente nunca lleguen a conocer.

CONTACTOS: DSCC.


Querido DiálogoEcológico: El Banco Mundial a menudo se presenta en mala luz por grupos ecológicos y en la prensa. ¿Cuáles son sus eco-crímenes, y qué hay en materia de reformas?

© International Rivers/ Flickr
— J. Bloch, Newark, NJ

Creado originalmente para financiar la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra Mundial, el Banco Mundial asumió después un mandato más amplio para tratar de aliviar la pobreza alrededor del mundo. Desafortunadamente, muchas de las políticas y prácticas del Banco en años intermedios chocaron con las prioridades de conservación. Pero el ataque violento más reciente de amenazas de calentamiento climático, junto con mayor concientización ambiental pública, ha forzado al Banco Mundial a tomar en cuenta preocupaciones de sostenibilidad en cómo favorece el desarrollo en el futuro.

Según el Institute for Policy Studies (IPS), un centro de estudios sin fines lucrativos, el Banco Mundial ha sido criticado extensamente por financiar una serie de proyectos ambientalmente dañinos en los años ochenta, incluyendo la construcción de presas en el Río Narmada en India, construcción de caminos hacia el corazón de la Amazonia brasileña, y proyectos de transmigración (reasentamiento) en Indonesia. “Estos proyectos han conducido a una variedad de impactos adversos en los países prestatarios, como deforestación y desplazamiento de pueblos indígenas,” señala el grupo.

En respuesta a la crítica, el Banco Mundial adoptó un conjunto de políticas y procedimientos a finales de la década del ochenta para evaluar mejor los impactos ambientales potencialmente adversos, de sus proyectos. El Banco desarrolló también una serie de políticas para guiar la inversión en tales áreas como la silvicultura y la producción de energía. “Por ejemplo, la política de silvicultura del banco prohíbe a la institución que financie la tala de árboles en bosques tropicales primarios,” agrega IPS.

Otros puntos importantes de la primera etapa de “ecologización” del banco incluyó la creación de una unidad especial para supervisar un desarrollo ambiental y socialmente sostenible, y la contratación de personal con credenciales ambientales técnicas para suplementar su personal profesional de economistas. IPS reportea que con estos cambios el banco ha podido comenzar a desarrollar una cartera de proyectos ambientales “que van del apoyo para agencias ambientales nacionales a inversiones en parques nacionales”.

Pero una revisión interna independiente sobre los impactos de sostenibilidad del Banco Mundial entre 1990 y 2007 encontraron que aún estas nuevas políticas orientadas a la sostenibilidad lograban poco. Los investigadores encontraron que el brazo de financiación del sector privado del banco, la Corporación Internacional de Finanza, todavía promovía la expansión de la crianza de ganado, campos de soja y plantaciones de aceite de palma—todo lo que aceleraba la deforestación en los trópicos, acelerando así el ritmo del cambio de clima para el resto de nosotros.

“Deben comenzar a ver el lazo inextricable entre sostener el ambiente y reducir la pobreza,” dijo Vinod Thomas, director del grupo del Banco Mundial que realizó la investigación. “Está claro ahora desde el Amazonas a la India que si la sostenibilidad ambiental no se fortalece como prioridad, entonces la lucha ya está perdida”.

El Banco Mundial trató de abordar muchas de estas preocupaciones con la publicación de una Estrategia de Ambiente ampliada en 2001, pero los analistas siguien siendo críticos del desempeño de la organización y de su devoción en general a la sostenibilidad. En junio de 2011 el Banco Mundial enregará una nueva Estrategia de Ambiente que utilizará como un mapa de sostenibilidad para sus proyectos en la década venidera. El foco del trabajo de sostenibilidad del Banco sera mitigar el cambio del clima mediante la promoción de tecnologías ecológicas para la producción de energía.

CONTACTOS: World Bank; Institute for Policy Studies.

Animal Rights National Conference 2018