Semana del 30/1/11

En 2011, la adquisición de cualquiera de los coches totalmente eléctricos, tal como o Nissan Leaf

Querido DiálogoEcológico: Una serie de incentivos federales tributarios de eficiencia energética expiraron a fines de 2010. ¿Seguirán en vigor algunos de estos programas y si no, existen otras maneras de ahorrar dinero cuando se hace alguna modernización que beneficie el ambiente?

— Jen Franklin, Chicago, IL

Es cierto que algunos créditos de impuestos para promover eficiencia energética expiraron a fines de 2010, pero hay varias mociones legislativas para extender estos créditos y hay bastantes maneras de amortiguar los costos de abrazar un estilo de vida ecológico este año y más allá.

Uno de los mejores estímulos federales para la eficiencia energética, el Crédito Tributario de Eficiencia de Energía Residencial que contribuía 30 por ciento del costo de cualquier modernización de la casa para conseguir más eficiencia, con un límite de $1.500 por artículo, incluyendo calentadores de agua, calderas, bombas de calor, sistemas de aire acondicionado central, aislamiento, ventanas, puertas y techos—ya no está disponible a partir del 1 de enero de 2011. Sin embargo, algunos legisladores están buscando maneras de extender el crédito. La Senadora Olimpia Snowe (R-MAINE) y Jeff Bingaman (D-Nuevo México) han redactado legislación para mantener el programa, en forma ligeramente revisada, por otros dos años.

“La eficiencia de energía residencial ha sido identificada como la estrategia más efectiva para aumentar nuestra seguridad de energía y ahorrar dinero en cuentas de electricidad,” dice Snowe. “Los créditos tributarios para eficiencia de energía residencial…han sido catalizadores clave para mejorar la eficiencia de energía de casas a través del país [y] ha hecho que las compañías produzcan los productos más avanzados que permita la tecnología actual…”

Y si Ud. creía que ahorraría miles de dólares en el precio de un Toyota Prius gracias a estímulos federales, repiense la cosa. Los créditos federales tributarios también expiraron a fines de 2010 para la compra de coches y camiones a gasolina y electricidad híbridos. Sin embargo, si quiere salir cascando en uno de los nuevos coches deportivos completamente eléctricos, como el Leaf de Nissan o el Volt de Chevy, usted ahora puede recibir hasta $7.500 (dependiendo de la capacidad de batería) en créditos de impuestos federales. El gobierno federal ahora también ofrece un crédito tributario del 10 por ciento (hasta $4.000) sobre el costo de un juego para convertir un vehículo híbrido existente en un híbrido enchufable.

Todos estos programas expiran a finales de 2011. No se sabe a esta altura si existirán incentivos federales para vehículos de combustible alternativo en 2012—cuando muchos nuevos coches híbridos enchufables ultra-eficientes de firmas como Toyota, Honda, Volvo y otros harán su debut en el mercado.

Sin embargo, muchos estados tienen sus propios programas para promover la eficiencia de energía. El Consejo Norteamericano Para Una Economía de Energía Eficiente (ACEEE) actualiza regularmente su Base de Datos Sobre Políticas Estatales de Eficiencia de Energía (gratis, en línea), que hace conseguir información sobre su programa estatal de eficiencia de energía, y sobre “estándares y reglas de recompensa” tan fácil como hacer clic en un mapa. Igualmente, la Base de Datos de Estímulos Estatales Para Renovables y Eficiencia (DSIRE) es otro recurso en línea gratis que lista estímulos federales y estatales para comprar un coche de combustible alternativo, “ecologizar” su casa, o de otro modo abrazar la eficiencia energética. Y el sitio web de Energy Star detalla ofertas especiales y reembolsos de ciudades, pueblos, condados y empresas de servicios en la compra de aparatos y equipos que satisfacen estándares federales de eficiencia energética.

CONTACTOS: Database of State Incentives for Renewables and Efficiency (DSIRE); ACEEE’s State Energy Efficiency Policy Database; Energy Star Special Offers and Rebates.


Querido DiálogoEcológico: ¿No son los problemas ambientales principalmente acerca de la salud? ¿Los detractores quieren denigrar a los ecologistas y pintarlos como “abrazadores de árboles,” pero al fin de cuentas la contaminación nos enferma, verdad? ¿No se preocuparían las personas más si entendieran mejor el problema?

— Tim Douglas, Stowe, VT

el cambio climático durante las décadas venideras probablemente aumentará la incidencia de alergias, asma, entre otras dolencias. © Thinkstock
Sin duda muchas de las maneras en que dañamos nuestro ambiente regresan a penarnos en forma de enfermedades y muerte. La realización de que los alimentos llenos de pesticidas que comemos, el aire ensuciado con el humo de chimenea que respiramos y los productos basados en sustancias petroquímicas que utilizamos afectan negativamente nuestra calidad de vida, es una parte grande de la razón por la cual tantas personas “se han hecho ambientalistas’ en los últimos años.

Sólo seguir las noticias es suficiente para “verdear” a cualquier persona. Scientific American reporteó en 2009 que un estudio conjunto sueco-norteamericano examinando los efectos de contaminantes de casa descubrió que los niños que viven en casas con pisos de vinilo—que puede emitir sustancias químicas peligrosas llamado talatos—tienen un 200% más probabilidad de desarrollar signos de autismo que niños que viven en otras casas. Otros estudios han mostrado que las mujeres expuestas a niveles altos de éter de difenil polibrominado (PBDE), retardantes de llama comunes en cojines, acolchamiento de alfombras y colchones—97 por ciento de nosotros tenemos niveles perceptibles de estas sustancias químicas en las sangre—tienen como resultado mayor probabilidad de sufrir problemas de embarazo y enfrentan otros problemas de fertilidad. El tablero de yeso baratamente producido en China puede emitir tanto gas sulfuroso que no sólo corroe el cableado eléctrico sino también causar problemas de respiración, sangre de narices y dolores de cabeza a los ocupantes del edificio. La lista sigue indefinidamente…

Pero superando por lejos todos estos ejemplos son los efectos desastrosos potenciales a la salud del calentamiento climático. Las emisiones de bióxido de carbono puede que no sean directamente responsables por problemas de salud en ni cerca de su punto de escape, pero en conjunto pueden causar mucha miseria. Según el Centro para la Salud y el Ambiente Global de la Facultad de Medicina de Harvard, el cambio del clima a través de las décadas venideras es probable que aumente las tasas de alergias, asma, enfermedades cardíacas y el cáncer, entre otras enfermedades. También, es bastante probable que, a medida que suban las temperaturas globales, las enfermedades que se veían anteriormente sólo en las áreas más calurosas del mundo podrían aparecer cada vez más en otras áreas anteriormente más frías, donde la gente todavía no ha desarrollado defensas naturales contra ellas. Y la pérdida de selva tropical que acompaña los aumentos en temperatura significa menos acceso a medicinas y degradación de la capacidad del ambiente para sostener nuestra especie.

Dada la conexión entre los problemas ambientales y la salud humana, cada vez más gente se está dando cuenta de que lo que puede parecer costos iniciales exorbitantes para la limpieza ambiental bien nos puede pagar al fin dividendos enormes cuando veamos encogerse nuestros costos generales de cuidados médicos y nuestros seres queridos vivir vidas más largas y más sanas.

Para salvar el barranco de comprensión entre los problemas ambientales y la salud humana, la organización Environmental Health Sciences (no lucrativa) ofrece el sitio web gratuito Environmental Health News, que publica informes diarios sobre investigaciones que muestran como los problemas ambientales causados por seres humanos corresponden a una gran variedad de problemas de salud individuales y públicos. Incluso su estación local de televisión o periódico probablemente ponen en relieve de vez en cuando una historia acerca de los efectos nocivos de salud derivados de la contaminación ambiental. No es demasiado difícil encontrar ejemplos de descuido ambiental que llevan al sufrimiento humano. Pero con la concientización creciente y el compromiso de generaciones más jóvenes a un futuro más limpio, nos estamos moviendo al fin en una buena dirección.

CONTACTOS: Harvard Medical School Center for Health and the Global Environment; Environmental Health News.

DiálogoEcológico (EarthTalk) es ahora un libro! Más detalles e información en: www.emagazine.com/earthtalkbook.

Animal Rights National Conference 2018