Semana del 31/3/13

© Win Henderson, FEMA photo library

Querido DiálogoEcológico: ¿Qué significa el secuestro presupuestario reciente para el medio ambiente?

— Jane Burgos, Los Angeles, CA

El embargo que entró en vigor el 1 de marzo es una medida económica que elimina gastos federales generales al tenor de $85 mil millones de dólares, significando que cada agencia federal ha sido afectada y debe reducir sus gastos discrecionales. En efecto, las reducciones ya han tenido un impacto negativo en todas la áreas desde vigilancia de la calidad del aire a la capacidad de respuesta a tormentas extremas y nivel de personal en los parques nacionales.

Algunos de los cortes más severos están comenzando a dejarse sentir en la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA). En la guillotina hay algunos sitios críticos de vigilancia del aire que verifican contaminantes peligrosos como ozono y materia particulada, así como fondos que la agencia ha dado tradicionalmente a los estados para que vigilen su propia calidad aérea. La agencia también está reduciendo el personal encargado de vigilar la implementación de leyes ambientales, y hará en 2013 en consecuencia alrededor de 1.000 menos inspecciones.

Mientras tanto, cortes causados por el embargo en la Agencia Federal de Gestión de Emergencia (FEMA) significan una reducción en los esfuerzos de respuesta a desastres climatéricos, que están en ascenso debido al cambio del clima. Igualmente, cortes que afectan la Administración Nacional de Asuntos Oceanográficos y Atmosféricos de Estados Unidos (NOAA) resultarán en menos financiación para el mantenimiento y operación de algunos sistemas de monitoreo de tiempo, inclusive la red nacional de radar utilizada para alarmas de tornado, y una demora en el lanzamiento de dos nuevos satélites diseñados para ayudar a rastrear acontecimientos severos de tiempo como huracanes. También, cortes de financiación basados en el embargo para la reparación o reemplazo de infraestructura deteriorada de agua y aguas negras están poniendo en peligro el agua potable local en comunidades de costa a costa.

Una manera en que sentiremos el dolor de estas reducciones será las eliminaciones de personal y cierres que afectan los parques nacionales y sitios históricos. El Secretario del interior Ken Salazar dice que el secuestro es responsable por una demora indefinida en la reapertura de la Estatua de la Libertad después del Huracán Sandy (aunque al momento de escribir estas líneas Liberty Island reabrirá el 4 de julio mientras que Ellis Island se mantendrá cerrada) y por debilitar su capacidad de combatir incendios y limpiar después de tormentas.

El secuestro también significa menos gestión de recursos naturales. Menos fondos para evaluaciones de reservas pesqueras que significa que las pesquerías de Alaska pueden permanecer cerradas por mucho más tiempo que lo necesario dada la falta de datos sobre las poblaciones de peces. Y la disminución de fondos también reduce los esfuerzos de combatir la sobrepesca ilegal. Mientras tanto, el Departamento de Agricultura tratará 200.000 menos acres este verano como “combustible peligroso,” traduciéndose esto en un riesgo más alto de incendios descontrolados.

En el frente de energía, el Secretario saliente de Energía Steven Chu reporta que el embargo arriesga investigaciones actuales sobre mayor eficiencia de combustible de automóvil y reducción en el consumo de gasolina, a su vez demorando la búsqueda de independencia energética. También, menos financiación significa menos supervisión de las operaciones de “fracking” (fracturación hifráulica) para gas natural y la investigación de los impactos ambientales de la práctica.

Los líderes de grupos verdes están especialmente enojados con el secuestro porque a causa de él las compañías petroleras siguen recibiendo miles de millones de dólares en subvenciones públicas mientras que los cortes económicos drásticos limitan la capacidad de la EPA de vigilar, limitar y limpiar la contaminación que causan. Quizás lo único bueno dados estos cortes en el Departamento de Energía es que signifiquen un retraso en la emisión de nuevos permisos de desarrollo costero para petróleo y gas.

CONTACTOS: NRDC Sequester Fact Sheet.


© Tai Viinikka, courtesy Flickr
Querido DiálogoEcológico: Estoy refaccionando mi techo y entiendo que las tejas solares son una opción. ¿Están éstas disponibles—y son prácticas en el Noreste?

— John Denson, Glastonbury, CT

Las tablillas solares son células fotovoltaicas diseñadas para parecerse a e integrarse con las tejas convencionales de techo de asfalto. Primero disponibles comercialmente en 2005, las tablillas solares eran mucho más costosas que los tradicionales paneles fotovoltaicos, y por lo tanto fueron utilizadas principalmente por los que deseaban usar energía solar manteniendo aun una silueta de tejado tradicional. Sin embargo las tablillas solares más recientes han pasado a ser más competitivas en materia de precio con los paneles solares, y se están transformando en un artículo muy popular. Los propietarios y constructores de casas eco-conscientes quizás encuentren las tablillas solares especialmente atractivas cuando estén recubriendo el tejado ya que las tablillas solares también funcionan como tejas normales protectoras y resistentes a la intemperie en su propio derecho.

El nombre más grande en tablillas solares es la línea Powerhouse de Dow, que utiliza células solares CIGS (Cobre Indio Galio Diselenido, alias película solar), para transformar la luz del sol en electricidad a través de una caja suministrada inversora. Las tejas Powerhouse engendran 12 vatios por pie cuadrado y son “listas para red,” que significa que son diseñadas para estructuras ya conectadas a la red de electricidad y pueden remitir excesos de electricidad a la cuadrícula. Las tejillas son inalámbricas, pueden encajarse unas en otras, y ser instaladas por contratistas de techo convencionales ya sea lado a lado con tejas de asfalto normales o solas (aunque un electricista debe instalar la caja inversora).

Dow indica que un grupo residencial típico de 350 unidades solares en un techo podría reducir la cuenta de la luz de la casa entre 40-60 por ciento. Tal instalación le puede costar a un propietario más de $20.000, pero estímulos federales, estatales y locales pueden bajar el costo a la mitad en algunas áreas. Las tejillas Powerhouse están actualmente disponibles (de contratistas autorizados por Dow) en California, Colorado, Connecticut, Luisiana, Maryland, Massachusetts, Michigan, Nueva York, Carolina del Norte, Tejas y Washington, D.C.

Otro líder en tablillas solares es el fabricante de productos para la construcción CertainTeed. La línea Apollo de la compañía de tejillas solares encajables y listas para la red monocristalinas y de mosaicos para techados ofrece eficiencia semejante a los paneles encajables photovoltaicos alrededor del mismo precio (y con estímulos semejantes a los aplicables a los productos Dow) pero con menos volumen: Cada mosaico de Apollo es menos de una pulgada de grosor y se integrará con, reemplazará, o colocará encima de tejas existentes de asfalto o mosaicos y generará 12 vatios de energía por pie cuadrado.

CertainTeed dice que una instalación típica ahorrará a los dueños de casa entre 40-70 por ciento en sus recibos de electricidad. Sus productos Apollo están disponibles a través de EEUU pero la compañía recomienda utilizar uno de su contratistas para techados autorizado para asegurarse que sean instalados apropiadamente.

Ahora es un momento especialmente bueno para abrazar la opción solar—tablillas o de otro modo—porque los costos han comenzado a bajar y el gobierno federal todavía ofrece 30 por ciento en créditos tributarios sin límite en la compra de equipos solares de electricidad. Veintisiete estados y varias ciudades ofrecen estímulos adicionales que pueden rebajar el costo de equipos e instalaciones solares aún más. Para más información eche un vistazo a la Database of State Incentives for Renewables and Efficiency (DSIRE), una base de datos sobre incentivos estatales para renovables y mayor eficiencia, un recurso en línea gratis proporcionado por el Centro Solar de Carolina del Norte, e IREC, con financiación del Departamento de Energía de EEUU.

CONTACTOS: Dow Powerhouse; CertainTeed Solar; DSIRE.

Animal Rights National Conference 2018