Semana del 5/6/11

© Jupiter Images, Thinkstock

Querido DiálogoEcológico: ¿Puede explicar la Ley de Cosméticos Seguros de 2010? ¿Qué pretende hacer y se ha convertido ya en ley?

— Megan Wilson, Austin, TX

La Ley de Cosméticos Seguros fue introducida en la Cámara de Representantes de EEUU en julio 2010 por Demócratas Jan Schakowsky de Illinois, Ed Markey de Massachusetts y Tammy Baldwin de Wisconsin. Pero nunca pasó las revisiones de comité y así nunca emergió para un voto.

El proyecto de ley proponía asegurar que todos los productos de cuidado personal en venta en EEUU fueran libres de ingredientes perjudiciales y de que todos los ingredientes se estipularan claramente. El proyecto habría dado a la Dirección de Alimentos y Drogas de EEUU (FDA) la autoridad para prohibir el uso de ciertos ingredientes, inclusive cancerígenos y toxinas al sistema reproductivo y de desarrollo, retirar del mercado productos que fallasen las normas de seguridad, y requerir etiquetas de producto para denominar cada ingrediente.

La FDA sólo tiene autoridad limitada en lo que los fabricantes de cosméticos pueden y no pueden poner en sus productos. Y la industria de cosméticos ha estado regulándose en esencia por unas tres décadas, y querría seguir haciéndolo. En respuesta a esfuerzos fracasados en los años setenta para forzar a la FDA a regular cosméticos como las drogas—con evaluaciones necesarias de seguridad de pre-mercado—la industria decidió tomar el asunto en sus propias manos, creando el Panel de Revisión de la Industria de Cosméticos para juzgar la seguridad de diversos ingredientes.

Los críticos señalan que la autorregulación no es apropiada para una industria que comercia en productos potencialmente cancerígenos. “Es un panel financiado por la asociación comercial,” declaró Stacy Malkan de la organización sin fines lucrativos Campaña Para Cosméticos Seguros al Corporate Crime Reporter, basado en Washington, DC. “Durante los 30 años que han estado en operación, sólo han examinado aproximadamente 13 por ciento de las sustancias químicas en cosméticos. Hacen evaluaciones a la carrera. Buscan en su mayor parte efectos de salud a corto plazo. Es un panel principalmente de dermatólogos, no toxicólogos. Así, ellos carecen de pericia para examinar efectos de salud a largo plazo como cáncer”.

Otra organización sin fines lucrativos, el Grupo de Trabajo Ambiental (Environmental Working Group- EWG), ha identificado más de 100 productos diferentes que pasaron evaluaciones de seguridad del Panel de Revisión de Cosméticos a pesar de infracciones obvias de las propias normas de ese cuerpo. Según la investigación de EWG, 22 por ciento de todos los productos de cuidado personal en los estantes de las tiendas en la actualidad—inclusive los productos de niños—puede contener un ingrediente (1,4-Dioxane), cancerígeno mientras un 60 por ciento de bronceadores contienen oxybenzona, un disruptor potencial de hormonas.

En respuesta al gobierno que no requiere que los fabricantes de cosméticos sean más responsables, EWG lanzó el sitio web Skin Deep, una base de datos de cosméticos y sus riesgos a la salud y huellas ambientales que es fácil de usar mediante palabras claves. La idea que anima este sitio web es permitir que los usuarios decidan por sí mismos cuales cosméticos desearían comprar; EWG espera que haciendo esta información fácil de conseguir y de fácil acceso ayudará a canalizar demanda hacia productos más seguros.

Los partidarios de la Ley de Cosméticos Seguros esperaban con optimismo que la aprobación de la nueva ley inauguraría una nueva era de investigación obligatoria más rigurosa de los cosméticos aquí en casa, además de liderazgo en un mercado global sediento por productos más seguros y más ecológicos. Los partidarios de cosméticos seguros esperan que los legisladores reinstroduzcan el proyecto ley, u otro similar, en la sesión actual o una futura del Congreso.

CONTACTOS: FDA; Campaign for Safe Cosmetics; Corporate Crime Reporter; Skin Deep.


Querido DiálogoEcológico: ¿Cuál será el efecto de toda la inundación por el Río Misisipí para granjeros orgánicos, dados todos los contaminantes en el agua? ¿Cuando se recuperen, ¿podrán todavía certificar sus productos como orgánicos?

© Lance Cheing, U.S. Department of Agriculture/Flickr
— Michael O’Loughlin, Tigard, OR

La combinación de inundaciones sin precedentes y números enormes de granjas orgánicas ha llevado a muchos a cuestionar inclusive la seguridad de nuestros comestibles orgánicos. Por suerte para los norteamericanos, la Dirección de Alimentos y Drogas de EEUU (FDA) tiene una política lista para gobernar cómo los agricultores deben responden a tales situaciones y cómo se debe manejar las cosechas y campos afectados para asegurar que los consumidores continúen teniendo acceso a alimentos sanos y seguros.

Para empezar, la FDA no permite que se venda ninguna cosecha inundada—orgánica o no—o que sea consumida por seres humanos. La agencia considera “cosechas listas a consumir …que han estado en contacto con aguas de la inundación como adulteradas debido a su exposición potencial a aguas residuales, desecho animal, metales pesados, microorganismos patógenos u otros contaminantes”. Dado que no hay método conocido de “reacondicionar” tales cosechas para “proporcionar una certeza razonable de seguridad para el uso humano alimentario,” la FDA instruye a los granjeros que se deshagan de ellas “en una manera que asegure que ellas no contaminen cosechas no afectadas durante su cosecha, almacenamiento o distribución”. Los alimentos “adulterados’ pueden ser confiscados y los violadores procesados de acuerdo a estatutos federales.

Por supuesto, muchas granjas afectadas por inundaciones tienen otros campos que no son afectados. La FDA recomienda una zona de separación de 30 pies (10 metros) entre áreas inundadas y campos que todavía pueden rendir alimentos comestibles. También, los equipos de cultivo no deben ser manejados ni expuestos por áreas inundadas (ni sus cosechas afectadas) para minimizar el riesgo de contaminación. En cuanto a cuando los granjeros, orgánicos o convencionales, pueden replantar campos inundados con crecidas, la FDA sugiere esperar por lo menos 60 días para asegurarse que los contaminantes no estén todavía en la tierra.

Ninguna discusión de la agricultura biológica y la inundación es completa sin mencionar el calentamiento climático. Investigadores italianos han analizado los datos sobre escurrentías registrados en los Alpes suizos para estudiar cómo varían los riesgo de inundación con la temperatura, la precipitación y la elevación en regiones montañosas. Reportearon en la edición de enero 2010 del diario Geophysical Research Letters que el calentamiento climático aumenta los riesgo de inundación apreciablemente, y que las inundaciones grandes han ocurrido con más frecuencia en los últimos años que en el pasado.

Además, predicen que el calentamiento climático tendrá como resultado una frecuencia más alta de tales inundaciones en el futuro. Si las temperaturas globales aumentan por 3,6 grados Fahrenheit, como muchos científicos lo esperan, las así llamadas “inundaciones cada cien años’ podrían ocurrir ahora alrededor de cada 20 años, poniendo en peligro enormes cantidades de personas . El calentamiento climático es también responsable por tormentas más frecuentes y más intensas que pueden causar inundaciones extensas.

Las buena noticia es que la agricultura orgánica es una manera de evitar el calentamiento climático. Investigaciones en el Rodale Institute hallaron que “la agricultura biológica ayuda a combatir el calentamiento climático al captar bióxido de carbono atmosférico, y a continuación integrarlo en la tierra, mientras que la agricultura convencional exacerba el efecto invernadero al producir una liberación neta de carbón en la atmósfera”. Y el investigador David Pimentel de la Universidad de Cornell encontró que las granjas orgánicas utilizan 63 por ciento de la energía utilizada por granjas convencionales del mismo tamaño, que dependen de cantidades grandes de abono nitrogenado producido sintéticamente mediante grandes cantidades de energía.

CONTACTOS: Geophysical Research Letters; “Global warming increases flood risk in mountainous areas”; Rodale Institute; “Organic and Conventional Farming Systems: Environmental and Economic Issues”.

Animal Rights National Conference 2018