Semana del 6/1/13

© Hemera Collection

Querido DiálogoEcológico: ¿Es verdad que el asma a menudo se correlaciona con vivir cerca de caminos y toda la contaminación asociada con el tráfico?

— Jake Locklear, San Diego, CA

La vida cerca de una carretera ciertamente exacerba el asma, especialmente en los niños. A saber, un estudio reciente de la Universidad de California del Sur (USC)—el más completo a la fecha sobre este tema—encontró que por lo menos un ocho por ciento de los más de 300.000 casos de asma infantil en el Condado de Los Angeles puede ser atribuido a la contaminación relacionada con el tránsito en casas dentro de un perímetro de 50 metros de una carretera concurrida. Las conclusiones, publicadas en la edición de septiembre 2012 en línea del diario científico Environmental Health Perspectives, indica que las investigaciones anteriores subestimaron los efectos del tráfico de autovías en el asma.

“Nuestras conclusiones sugieren que hay consecuencias grandes y previamente ignoradas de salud a raíz de la contaminación atmosférica en Los Angeles y probablemente otras áreas metropolitanas con muchos niños viviendo cerca de corredores mayores de tráfico,” dice Rob McConnell, uno de los investigadores principales en el estudio y profesor de medicina preventiva en la Escuela de Medicina Keck de la USC.

“Estos resultados confirman nuestra conclusión que la contaminación atmosférica no sólo empeora la vida de personas con asma pero puede realmente hacer que el asma se desarrolle en niños sanos,” reporta Diane Bailey con el Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC), una organización ambiental prominente sin fines lucrativos. “Es aún más aleccionador cuando se considera que 45 millones de norteamericanos viven dentro de 100 metros de una carretera y muchos de ellos son niños”.

Los investigadores de USC notan que nuevas leyes en California diseñadas para reducir emisiones de carbón—mejorando la eficiencia de combustible y reduciendo millas vehículares al privilegiar las opciones crecientes de tránsito público—también ayudarán a reducir los gatillos del asma. Algunas de las políticas siendo desarrolladas para reducir la congestión de tráfico y el uso de coches incluye estímulos para los urbanizadores para que sitúen sus proyectos más cerca de las paradas de tránsito, favoreciendo así el uso del tránsito público.

“Planes para reducir emisiones de gases invernadero y combatir el cambio de clima abren oportunidades para desarrollar estrategias “en que todos ganan” y que llevarán al máximo los beneficios de salud derivados de la reducción de gases invernaderos y contaminantes atmosféricos que dañan directamente a los niños,” agrega McConnell.

“Hay también evidencia creciente que otras enfermedades pueden ser causadas o exacerbadas por la contaminación atmosférica urbana, inclusive la arterioesclerosis, el cáncer de pulmón, la enfermedad de obstrucción pulmonar crónica (COPD) y desórdenes neurológicos,” dice McConnell. “Así, las políticas que combaten el cambio de clima pueden también tener beneficios de salud a corto plazo, más allá de reducir el peso social de enfermedad debida al asma”.

Según Bailey de la NRDC, reservar espacios próximos a autopistas y otras autovías ocupadas para uso comercial en vez de residencial es una manera de mantener a la gente a una distancia más prudente de la contaminación que provoca asma. Los que ya viven cerca de autovías concurridas pueden ayudar a mitigar los efectos de tal contaminación plantando árboles—el follaje de todo tipo es un buen absorbente de contaminantes—y filtrando su aire interior para minimizar la exposición en general. Pero dado que la contaminación de tráfico aumenta el asma en un ocho por ciento, dice Bailey, “es mejor que reduzcamos esa contaminación y minimicemos toda exposición a ella”.

CONTACTOS: Environmental Health Perspectives; NRDC.


© Anjum Malkana, courtesy Flickr
Querido DiálogoEcológico: ¿He oído del “Ecoturismo”, pero que diablos es el “Geoturismo?”

— Sally Kardaman, Sumter, SC

El “Geoturismo” describe el turismo que sostiene o aumenta el carácter geográfico de un lugar dado, inclusive su ambiente, cultura, estética, y la herencia y bienestar de los residentes de la zona. La idea es que el turismo puede ser una fuerza positiva que beneficia tanto a los viajeros como el ambiente y las economías locales.

El Redactor principal Jonathan Tourtellot, con National Geographic creó el término en 1997 para distinguirlo de “ecoturismo” o “turismo sostenible,” que se centran más en los impactos ecológicos del turismo. Además de una ética “de no hacer daño”, el Geoturismo procura aumentar las perspectivas del desarrollo sostenible basándose en el carácter específico de un lugar dado en vez de clasificaciones estandarizadas internacionales, la arquitectura y alimento genéricos, etc. Es decir, una visita de Geoturismo no implicará enviarle a un lugar exótico sólo para instalarlo en un Hilton o Marriot y darle cupones de descuento para Taco Bell y McDonald’s.

“Hoy los grandes destinos del mundo están bajo asalto a medida que los números de visitantes suben de manera exponencial todos los años,” reporta la National Geographic Society, una organización sin fines lucrativos, que publica la revista National Geographic. “El resultado es daño a las localidades, hacinamiento, y erosión de la cultura y ambiente locales”. La Sociedad espera revertir estas tendencias con el Geoturismo. Su Centro de Destinos Sostenibles (CSD) ayuda a las comunidades, los gobiernos, las oficinas de turismo y negocios privados aumentar y perfeccionar su carácter definido al aprovechar el poder del turismo para conseguir un impacto positivo: “Los residentes descubren su propia herencia al aprender que cosas que dan por sentado pueden ser interesantes a los forasteros,” reporta CSD. “Y a medida que la gente del lugar desarrolla orgullo y talento en mostrar su localidad, los turistas sacan más de su visita”.

La “Constitución del “Geoturismo” de la Sociedad lista 13 principios a ser observados por los sitios para ganar una designación de Geoturismo. La principal corriente que alienta la Constitución es la apreciación por los aspectos distintivos de un lugar y cultura dados, y una aspiración seria a presentarlos bien a visitantes curiosos y simpatizantes.

El término Geoturismo es bastante nuevo, pero varios lugares han ofrecido destinaciones de este tipo por años. El hotel Rio Tropicales Lodge

de Costa Rica ofrece a los visitantes rafting y canotaje en aguas rápidas, equitación, paseos, y excursiones en la pluviselva. Emplea y entrena gente local para manejar las operaciones y enseñar a los huéspedes acerca de las culturas locales de primera mano—y ha lanzado varios esfuerzos de repoblación forestal y un programa de educación que enseña alumnos de primaria a través de Costa Rica acerca de la importancia de proteger la selva húmeda en sus mismas comunidades.

Otra organización es 3 Sisters Adventure Trekking en Nepal, que entrena a mujeres locales para ser profesionales del turismo y guías de excursión. En sólo unos pocos años el grupo, que promueve excursiones de bajo-impacto en la región de los Himalaya, ha entrenado a 600 mujeres como embajadores al aire libre a través de Nepal y más allá de sus fronteras.

Los que aspiran a ser profesionales del Geoturismo pueden aprender acerca de su futura profesión abrazando esta disciplina como parte de una nueva concentración dentro del departamento de geografía de la Universidad Estatal de Misurí.

CONTACTOS: CSD; Rio Tropicales; 3 Sisters; Missouri State University Geotourism Concentration.