Semana del 9/10/11

© Ilovemountains.org

Querido DiálogoEcológico: Comprendo que la remoción de cumbres como método de la minería del carbón es increíblemente destructivo. ¿No salió un reporte recientemente que nombró bancos prominentes que financiaban esta actividad?

— Seth Jergens, Nueva York, NY

Sí, es verdad que muchos bancos grandes invierten en compañías mineras que cultivan la práctica ambientalmente destructiva de eliminación de cumbres (MTR por sus siglas en inglés) para extraer carbón, removiendo así las partes superiores de las montañas con explosivos para exponer vetas delgadas de carbón recuperable. La tierra malgastada y otros materiales son en general reposicionados en la parte superior de la montaña en una aproximación de sus contornos originales, estropeando ecosistemas y biodiversidad locales, o botados en valles vecinos, contaminando lagos y corrientes y arriesgando la calidad de agua para humanos y fauna.

Según el grupo sin fines lucrativos Rainforest Action Network (RAN), botar estos materiales de esta manera irresponsable—especialmente a través de Apalachia donde MTR es más común—”socava los objetivos y requisitos de la Ley de Agua Limpia Potable”. El grupo agrega que unos 3.200 km de corrientes ya han sido enterradas o contaminadas en la región. “La minería destruye las comunidades de Apalachia, la salud de los residentes en los yacimientos de carbón y cualquier esperanza para el crecimiento económico positivo”.

Este abril pasado, RAN se asoció por el segundo año consecutivo con otro grupo verde prominente concernido con el MTR, el Sierra Club, para publicar una especie de “boletín de calificaciones’ que examina 10 de los bancos más grandes de mundo con respecto a su financiamiento de proyectos de minería del carbón por medio de MTR. La nueva versión de “Política y Práctica” para 2011 echa una mirada a las prácticas de financiamiento relacionadas con el MTR, del Bank of America, CitiBank, Crédito Suizo, Deutsche Bank, GE Capital, JPMorgan Chase, Morgan Stanley, PNC, UBS y Wells Fargo.

¿Qué encontraron ellos? Desde enero de 2010, los 10 bancos examinados han proporcionado más de $2.500 millones en préstamos y bonos a compañías que practican MTR. Mientras algunos de los bancos—Chase, Wells Fargo, PNC, UBS, y Crédito Suizo—adoptaron políticas que limitan su financiamiento de MTR, pocos retiraron realmente su financiación ya aprobada de tales actividades tras adoptar tales políticas. Citibank, a pesar de anunciar públicamente en 2009 que limitaría su participación en MTR, duplicó sus inversiones en este tipo de negocio en 2010.

RAN y el Sierra Club también vigilan las actividades de UBS que, después de indicar que “debe estar satisfecho que el cliente está cometido a reducir con el tiempo su exposición a [MTR],” no tuvo reparos en actuar como consejero pagado en la fusión de Massey Energy, que operaba la mina en Virginia Occidental donde 29 mineros perecieron el año pasado, con Alpha Natural Resources. Esta fusión creó la compañía más grande del país dedicada al MTR, y ahora responsable por un 25 por ciento de la producción de carbón de minas mediante el método MTR.

El informe gradúa cada banco basado en su posición y práctica actuales con respecto a inversiones de MTR, y demanda que los bancos refuercen sus políticas y cesen su apoyo financiero a las compañías de carbón que usan MTR. “La “mejor práctica” …es una política clara de exclusión en prestamos e inversiones comerciales y servicios para todas los compañías de carbón que practican la extracción de carbón mediante la remoción de cimas,” dice RAN.

RAN y el Sierra Club esperan que al divulgar el impacto que estos bancos están teniendo en el ambiente con sus programas de financiamiento, ellos podrían ayudar a alertar al público y a los políticos a la necesidad de proscribir totalmente la minería del carbón a base de MTR.

CONTACTOS: Rainforest Action Network; Sierra Club.


Querido DiálogoEcológico: Estoy interesado en conseguir un nuevo tatuaje, pero recientemente me enteré que la tinta roja de tatuaje contiene mercurio. ¿Es eso aplicable a otras tintas de tatuaje? ¿Hay alguna alternativa ecológicamente pura?


— John P., Racine, WA

Es verdad que algunas tintas rojas utilizadas para tatuajes permanentes contienen mercurio, mientras que otros rojos puedes contener diferentes metales pesados como cadmio u óxido de hierro. Se sabe que estos metales—que dan al tatuaje su “permanencia” en la piel—causan reacciones alérgicas, eczema y cicatrices y también pueden causar sensibilidad al mercurio de otras fuentes como rellenos dentales o el consume de ciertos pescados. Mientras que el rojo causa la mayoría de los problemas, la mayoría de los otros colores de tinta estándar de tatuaje también son derivados de metales pesados (inclusive plomo, antimonio, berilio, cromo, níquel de cobalto y arsénico) y pueden causar reacciones de piel en algunas personas.

Helen Suh MacIntosh, un profesor de salud ambiental con la Universidad de Harvard y columnista para el sitio web, Treehugger, reporta que a consecuencia de un pleito presentado en 2007 por el Instituto Norteamericano de Seguridad Ambiental (AESI), dos de los fabricantes principales de tintas de tatuaje ahora deben colocar etiquetas de advertencia en sus envases, catálogos y sitios web explicando que las “tintas contienen muchos metales pesados, inclusive plomo, arsénico y otros’ y que los ingredientes han sido ligados a defectos congénitos y cáncer.

Por supuesto, la exposición al mercurio y otros metales pesados es escasamente el único riesgo implicado en conseguir un tatuaje. El término tatuaje mismo significa perforar la piel. La tinta del tatuaje es colocada a través de agujas en la dermis de la piel, donde se queda permanentemente (aunque algunos colores se desteñirán con el tiempo). Algunas personas han reportado sensibilidad que aparece aún años después de conseguir su tatuaje; también, MRIs médicos pueden hacer que los tatuajes ardan o piquen ya que los metales pesados en la tinta son afectados por el magnetismo de los exámenes.

Más allá de los riesgos a largo plazo de andar por ahí con metales pesados inyectados en el órgano más grande del cuerpo (la piel), darse un tatuaje puede ser de por sí un negocio arriesgado. Si las agujas del salón de tatuaje y equipos no son esterilizados apropiadamente en un autoclave entre clientes, usted podría estar exponiéndose a la hepatitis B o C, la tuberculosis, la micobacterio, la sífilis, la malaria, el VIH o aún la lepra.

“El riesgo potencial de propagación de contagios a causa de los tatuajes (especialmente debido a Hepatitis B) es suficientemente alto que es una práctica que debería ser evitada por mujeres embarazadas para salvaguardar la salud del bebé [y de la mujer embarazada misma] cuyo sistema inmunológico está deprimido y es mucho más vulnerable a estos tipos de infección,” indica el dermatólogo Audrey Kunin, que opera el popular sitio web Dermadoctor. Dr. Kunin aconseja tener cuidado con la selección de un salón de tatuaje: “Asegúrese de que el lugar es acreditado, quizás indague con el departamento de salud para ver si han habido quejas o reclamos contra el salón en cuestión si usted todavía tiene dudas”. Agrega que puesto que los tatuajes son heridas esencialmente abiertas, ellas deberían ser cuidadas apropiadamente, especialmente en las primeras semanas, para evitar infección.

Los que aún desean conseguir un tatuaje a pesar de los riesgos detallados, deben considerar descartar los colores derivados de metales pesados. El Dr. Kunin reportea que el negro quizás sea la tinta permanente más segura de tatuaje; a menudo es derivado de una sustancia llamada carbón negro y raramente causa problemas de sensibilidad. Si está enamorada de un diagrama rojo, pregunte por ahí para ver si algún salón de tatuaje en su área que esté dispuesto a trabajar con pigmentos orgánicos no metálicos que den un color rojo como carmín, lago escarlata, el sándalo o brasil. Y hay también alternativas no metálicas disponibles para muchos otros matices populares de tintas de tatuaje.

CONTACTOS: Treehugger; Dermadoctor

Animal Rights National Conference 2018